Juegos preliminares en el sexo: la clave del placer

Cuando hablamos de sexo, nos referimos a mucho más que el acto sexual con penetración. Los juegos preliminares son básicos para que la experiencia sea excelente, incluso pueden marcar la diferencia entre un encuentro mediocre o una sesión de sexo multiorgásmico.

 

Los juegos preliminares consisten en besarse, acariciarse, estimular diferentes zonas erógenas, masturbarse mutuamente o disfrutar del sexo oral. Todo ello hará que la temperatura se eleve, que la excitación aumente y nos preparará para el coito. Este tipo de juegos de pareja harán que el cuerpo, sobre todo el femenino, esté más receptivo a la penetración, consiguiendo acercarse al tan deseado orgasmo.

 

Juegos preliminares en el sexo - Sensualove

 

Tal y como ya hemos dicho, el cuerpo debe prepararse para el acto sexual. Los juegos preliminares involucran a cada uno de los sentidos: la vista, el olfato, el tacto, el sabor y el oído. Los estímulos recibidos se transmiten al cerebro, que los procesa mandando un mensaje convertido en excitación.

 

Pero, ¿cómo llevar a cabo estos juegos preliminares tan importantes ara el sexo? Te lo contamos a continuación.

 

1. Ambiente y puesta en escena. Prepara una noche especial, puedes hacerlo con una cena romántica previa al sexo, o simplemente con buena música y la iluminación adecuada. Viste Lencería Sexy como esta o ponte un Disfraz Erótico acorde al rol que más te apetezca jugar. Un striptease hará que la velada empiece con buen pie.

 

2. Besos y caricias. Los besos son los grandes olvidados durante el sexo así como las caricias por todo el cuerpo. Empezad sin prisas, besándoos en la boca y acariciándoos lentamente. Un lametazo, un suave soplo en la oreja o la nuca pueden generar una respuesta positiva inmediata muy agradable. La cara, los labios, el cuello, la espalda, la barriga... Masajear cariñosamente a tu pareja es un buen comienzo. Si añades un Aceite de Masaje harás que la experiencia sea más excitante.

 

3. Zonas erógenas. El sexo de nuestra pareja no es el único punto erógeno, existen infinidad de rincones de nuestro cuerpo sensibles a las caricias, besos... Juega con los pechos de tu pareja, el culo, la parte interna de los muslos, el cuello, la espalda, las orejas... Hay mujeres capaces de llegar al orgasmo con sólo acariciarles el lóbulo de la oreja o los pezones. Las prisas son siempre malas, cuanto más duren las caricias, más disfrutaréis de la experiencia.

 

4. Masturbación. Este es un punto esencial como juego preliminar antes del coito. Mediante la masturbación conseguiremos el grado de excitación perfecto para dar el siguiente paso. La comunicación dentro de la pareja es importante para indicar cuando parar para no terminar antes de lo deseado (en chicos) o en qué momento deseamos que nuestro chico nos penetre (para ellas). La incorporación de algún juguete sexual marcará la diferencia. Os recomendamos una Bala Vibradora, un Vibrador y/o un Masturbador para Hombres. También puedes pedir a tu pareja que se masturbe ante ti, una imagen muy sensual llena de erotismo. Complementos como un Pequeño Plug Anal harán las delicias de ambos, incorporando nuevas formas de placer tanto para él como para ella.

 

5. Juego durante el sexo. Existen muchas formas de placer, añadir novedades en la cama asegurará que la llama de la pasión siga siempre prendida. Un Kit Bodage, por ejemplo, hará que el sexo se convierta en algo nuevo y excitante. Existen muchos otros Kits Eróticos para parejas, vale la pena que los estudies, seguro que encontrarás uno que se adapte a vuestras nuevas inquietudes sexuales.

Escribe un comentario

Por favor, ten en cuenta que revisamos todos los comentarios antes de su publicación.