¿Por qué nos ponemos cachondos? La verdad sobre los calentones.

Desde siempre, el sexo ha despertado mucho interés en las personas. Tanto es así que algunos científicos se encargan de estudiar las dudas que el ser humano tiene en este sentido. Hoy os hablamos de los calentones, la excitación repentina que se apodera de nuestro cuerpo y necesita ser canalizada en forma de sexo.

 

calenton pareja excitación

 

Para sofocar un calentón sexual exiten varias formas. Por suerte no siempre es necesario contar con otra persona, una buena sesión masturbatoria puede ser más que efectiva para apagar nuestra sed sexual. La prolifaración de Juguetes Sexuales tales como un Vibrador o un Masturbador Masculino son una excelente solución ante un calentón inesperado.

 

Podemos excitarnos en muy variadas situaciones, puede ocurrirnos al cruzarnos a una persona que nos atrae, manteniendo una conversación pícara con alguien, viendo una escena subida de tono en una película... Incluso dependiendo de la edad, mayoritariamente en adolescentes, el calentón puede venir de la nada.

 

Como ya hemos dicho antes el cuerpo nos pide sexo y, una vez lo obtiene, el calentón desaparece dando paso a momentos de relajación. Esto ocurre tanto en hombres como en mujeres, aunque en los hombres es mucho más notorio. Ellos necesitan un tiempo de recuperación después del orgasmo antes de poder afrontar un nuevo episodio sexual.

 

Pero, ¿cómo puede aparecer de la nada semejante calentón sexual? Y, al darle sexo al cuerpo, ¿cómo desaparece de la misma forma que ha venido? Para todo ello existe la ciencia, capaz de explicarnos qué ocurre en el interior de nuestro cuerpo.

 

LA APARICIÓN DE LA EXCITACIÓN O EL CALENTÓN

La principal hormona responsable del aumento de la líbido es la testosterona. Aunque se asocia siempre a los hombres, está presente también en las mujeres y tiene la misma función.

 

Los hombres la producen en mayor cantidad, especialmente durante la mañana, y va disminuyendo durante el día. Es por ello que los hombres suelen levantarse con mucha energía sexual. La testosterona es la encargada, además, de mantener la excitación, siendo la responsable además de que el hombre pueda tener y mantener una erección, posibilitando así el tener sexo.

 

Las mujeres también se excitan al producir testosterona pero, a diferencia de los hombres, ellas también necesitan que otros factores psicológicos acompañen a las hormonas. Esto explicaría por qué ellas son algo más racionales y ellos se dejan llevar por los impulsos puramente fisiológicos. De hecho, los científicos afirman que en las mujeres el peso de las emociones sería incluso mayor al de el aumento hormonal de testosteronas.

 

LA DESAPARICIÓN DEL CALENTÓN TRAS EL ORGASMO

Tan misteriosa es la aparición de la excitación como el momento en el que desaparece, tras la cual nuestro cuerpo se aleja de la idea de sexo dando paso a una relajación física y psicológica. Tal y como hemos apuntado ya, el cuerpo necesita recargar energía para poder volver a disfrutar del sexo. Aunque es más notorio en hombres, ocurre también en mujeres. No obstante, la experiencia (sobre todo al masturbarnos) nos enseña a reducir o incluso eliminar el tiempo de espera. Las mujeres capaces de eliminar este periodo se convierten en multi orgásmicas y disfrutan de largas sesiones de sexo con orgasmos consecutivos. Las vibraciones que producen los Juguetes Sexuales son muy efectivas en ellas, más todavía si aplicamos estos estímulos sobre el clítoris, que tiene infinidad de terminaciones nerviosas destinadas exclusivamente a proporcionar placer sexual.

 

Este periodo de relajación también tiene una explicación científica. Se produce como resultado de la creación de endorfinas, oxitocina y prolactina tras el orgasmo. Las endorfinas ayudan a relajarse dando lugar a una enorme sensación de bienestar; la oxitocina puede producir sueño. Algunos hombres, fruto del aumento de esta hormona, pueden incluso quedarse dormidos después del sexo (chicas, no os sintáis frustradas si vuestro príncipe se duerme después de una buena sesión de sexo con vosotras); la prolactina sería la responsable de reducir la líbido, alejando el calentón en el que estábamos inmersos. Los hombres acentúan la presencia de prolactina ya mientras está presente no permite conseguir una nueva erección.

Lisa Rose 14 marzo 2016 2 etiquetas (mostrar)

Escribe un comentario

Por favor, ten en cuenta que revisamos todos los comentarios antes de su publicación.