Bolas Chinas. Instrucciones de uso y Guía para su correcta elección.

La información que ofrecemos a continuación debe servir para entender qué son, cómo se usan y para qué sirven las Bolas Chinas. Además explicamos sus normas de uso y ofrecemos una guía para la correcta elección en función de las diferentes necesidades.

La mayor parte de Bolas Chinas están compuestas por dos esferas huecas que, a su vez, tienen otras dos esferas más pequeñas en su interior. Se introducen en la vagina como si de un tampón se tratara y, posteriormente, requieren que la persona que las lleva puestas se mueva. Mediante este movimiento las bolas interiores se desplazan y chocan con el interior de las bolas exteriores, creando así una vibración que es percibida por las paredes vaginales. Es esta vibración la que provoca un estímulo que obliga a la vagina a contraerse y relajarse de forma rítmica. 

 

Las principales funciones que tienes son dos:

  • Ayudan a fortalecer el suelo pélvico. En algunos casos se usan como elemento preventivo y en otras como solución terapéutica, contribuyendo en ambos casos a mantener el tono muscular antes del embarazo, recuperarlo en el postparto o reforzar la zona de forma terapéutica en edades más avanzadas para prevenir, minimizar o eliminar posibles pérdidas de orina.

  • Estimulan. Al ejercitar el músculo pélvico se produce a su vez un efecto estimulante, pudiendo llegar a provocar orgasmos en la mujer.

Otros beneficios añadidos son que mejoran la lubricación natural, aumentan el apetito sexual y contribuyen a un estado global más saludable.

Las bolas chinas se usan también como juguete erótico en sesiones masturbatorias o como juego preliminar en la pareja.

Existen diferentes tipos de bolas chinas en el mercado, se pueden diferenciar a según su composición, forma u otras características: una o dos bolas unidas por un filamento, bolas individuales sin ningún tipo de unión, de diferentes pesos y tamaños, lisas o con estrías y rugosidades, etc.

Al adquirir este producto erótico, ya sea como elemento terapéutico o simplemente como juguete erótico, es importante que sean agradables visualmente. Las bolas chinas con rugosidades o estrías provocan mayor estimulación al penetrar vaginalmente.

Tal y como hemos comentado anteriormente, este producto puede aportar beneficios terapéuticos. Para ello, es importante adquirir en primer lugar unas bolas chinas de  menor peso para ir aumentándolo progresivamente a medida que las paredes vaginales se encuentren más fortalecidas. Existen productos de una sola bola, ideales para iniciarse cuando el músculo pélvico está bastante debilitado. El mercado también ofrece diferentes sets que se presentan con varios tamaños de bolas y pesos, la cual cosa permitirá realizar cambios en su composición a medida que el usuario lo precise.

Como función terapéutica lo correcto es llevarlas en el interior durante unos 30 minutos dos veces al día. Rápidamente el cuerpo se adapta a ellas. En aproximadamente unas 6-8 semanas los resultados empiezan a ser visibles.

Como juguete erótico se pueden utilizar durante más tiempo del sugerido terapéuticamente.

 

Es importante lavarlas antes y después de cada uso para eliminar cualquier cuerpo no deseado. Existen limpiadores específicos en el mercado desarrollados para esta función. Son desinfectantes y están dermatológicamente testados para cuidar la piel.

 

También es importante utilizar un lubricante de base acuosa para su uso.

 

Es recomendable comprar unas bolas chinas de materiales no porosos ya que, de otro modo, pueden ser focos de infecciones. Lo mismo ocurre con el filamento de unión y el de extracción, no deben ser porosos. Uno de los materiales más recomendables es la silicona.

No es aconsejable que las mujeres gestantes las utilicen. Es preferible utilizarlas antes del embarazo o pasado un tiempo después del parto, cuando el ginecólogo autorice su uso.

 

Lisa Rose 08 octubre 2014 2 etiquetas (mostrar)

Escribe un comentario

Por favor, ten en cuenta que revisamos todos los comentarios antes de su publicación.