Bondage. Todo lo que siempre has querido saber.

¿Qué es exactamente? ¿Qué es lo que tanto nos atrae y a la vez nos avergüenza? ¿Por qué cada vez lo practica más gente? Aquí te contaremos las principales claves para quienes quieran adentrarse en este mundo por primera vez de forma sana y placentera.

 

El Bondage es una práctica sexual que consiste en reducir los movimientos de la pareja, limitar sus percepciones sensitivas y/o privar su comunicación, consiguiendo así una sensación de peligro simbólico que resulta altamente estimulante para los dos. Una vez reducida la pareja se trata de ofrecerle el máximo placer, a veces también algo de dolor, aprovechando el control.

En este juego de rol uno adquiere el papel de dominador y el otro de dominado. La sensación del dominador de control absoluto sobre el otro así como la sensación del dominado al sentirse a merced de su amo es lo que hace de esta práctica un juego muy especial, considerado por muchos un verdadero arte de la amatoria.

 

 

Históricamente proviene de una práctica oriental japonesa que se remonta al siglo XV y tiene sus raíces en la tortura de prisioneros. Más adelante se convirtió en una respetada práctica erótica empleada por muchos, pero admitida por pocos.

 

 

Lo más importante a la hora de practicar este arte es que la experiencia sea gratificante y no literalmente una tortura. Para ello es muy importante contar con una pareja en la que se confíe plenamente. La relación sexual tiene que ser consentida y totalmente consensuada de manera que los diferentes roles que se desarrollen estén aceptados, con la certeza que ante un apuro puedan anularse y recuperar la libertad. La comunicación tanto verbal como no verbal entre ambos miembros de la pareja juega un papel fundamental.

Para adentrarse en este maravilloso mundo e inmovilizar al dominado se requieren ciertos accesorios básicos tales como esposas, cintas de atar, máscaras y antifaces, mordazas.

Otro tipo de productos complementarán el juego y servirán para aumentar el erotismo y el placer. Los más usados son fustas y látigos, plumas de caricia y cosquilla, pinzas para pezones.

Como hemos dicho anteriormente, esta práctica se considera un arte. Es importante que seáis creativos y que añadáis una buena escenografía al momento. Es un juego y da para mucho. Podéis hablar como dominadores y responder como siervos, si es que os dejan hablar… Aprovechad para dar órdenes, arrodillaos y suplicad clemencia si lo veis necesario.

 

 

Tanto el rol activo como el rol pasivo os estimularán altamente la líbido, consiguiendo que la experiencia sea muy gratificante para ambos. Podéis intercambiar los papeles en algún momento y propinar la tan merecida venganza.

 

En ocasiones nos cuesta admitir que una práctica como esta nos pueda deleitar. La combinación de placer y dolor, lejos de provocar sufrimiento, consigue justamente el efecto contrario: un maravilloso e inmenso placer. Verás como el mero hecho de restringir los sentidos, por ejemplo la vista, hará que aumente la estimulación sensorial. En definitiva, la práctica del Bondage conseguirá que liberes la mente y el cuerpo consiguiendo un enriquecimiento sexual.

 

 

 

Es importante tener en cuenta algunas cuestiones de seguridad para que la práctica se desarrolle correctamente y sin ningún peligro:

  • Nunca dejes sola a tu pareja atada.

  • No emplees elementos caseros no destinados a esta práctica.

  • Ten a mano unas tijeras por si necesitas cortar rápidamente alguna cuerda.

  • No ates a nadie por el cuello.

  • Los nudos corredizos son muy peligrosos.

  • No uses nunca cuchillos.

  • No tapes la boca y la nariz a la vez.

Siguiendo estas sencillas normas veréis que se trata de una práctica totalmente inocua.

 

 

Para iniciarse os recomendamos que compréis el Kit Bondage que más se adapte a vuestras necesidades.

 

Atrévete a disfrutar del poder y sumisión erótica de esta práctica sexual y experimenta nuevos placeres atravesando nuevos horizontes, sin pudor y con mucho entusiasmo. Verás cómo convertirás tus sesiones de Bondage en una obra de arte y vosotros dos, como resultado, dos artistas.

Lisa Rose 10 octubre 2014 1 etiquetas (mostrar)

Comentarios

Fernando

Fernando dijo:

que buen blog en español, yo estoy en mexico df. a mi me encanta pintarme las uñas de los pies me exita sobremanera no spy gay, mi esposa lo tolera pero no le gusta, en la tienda tendran en un futuro articulos para este fetiche?

Escribe un comentario

Por favor, ten en cuenta que revisamos todos los comentarios antes de su publicación.