¡Aquí te pillo aquí te mato! Tips para disfrutar del mejor sexo rápido.

El sexo rápido es algo que cuando apetece, apetece. Hablamos efectivamente de ese calentón inesperado que pide ser remediado cuanto antes, un polvo de urgencia, un rapidito, un lo hacemos o reviento, un aquí te pillo aquí te mato…

 

 

Hoy pondremos sobre la mesa algunos tips que te ayudarán a que la experiencia sea maravillosa y no quede en el intento. Apuntaremos algunos consejos para actuar tal y como la situación lo requiere y no como si de un polvo normal se tratara.

 

Si lo has hecho alguna vez sabrás que hablamos de uno de los momentos de máxima excitación posibles. Si siempre te has reprimido y todavía no lo has probado te sugerimos que pases a la acción, vivirás uno de los mejores encuentros sexuales que jamás hayas tenido.  

 

  • El sexo rápido es espontaneidad, simple y llanamente. El cuerpo nos pide hacerlo aquí y ahora, no importa donde estéis, con quien estéis, las obligaciones que tengáis. El cuerpo pide una alegría y la pide ya. Dejadlo todo, buscad un lugar y al lío. No os preocupéis por esconderos demasiado, el riesgo a ser pillados añade excitación a la situación.

 

  • Cuando hablamos de polvo rápido es placer instantáneo. Piensa sólo en disfrutar y no dejes de hacerlo en ningún momento. Céntrate en lo que estás y olvida el mundo que te rodea.

 

  • No existen los preliminares. Hay que ir directos al grano, a por todas. Déjate de tonterías y ataca el sexo de tu amante, olvida las zonas erógenas para otra ocasión.

 

  • Sé egoísta, piensa sólo en ti y en tu placer, no te sientas obligad@ a más. Todo vale, pide exactamente lo que quieres y no dudes en masturbarte si ello contribuye a tu excitación.

 

  • Piensa en el orgasmo y en nada más. Por delante tienes sólo unos minutos y durante este tiempo tendrás que sentir el máximo placer. No obstante, no te preocupes si no llegas a él, el calentón será tal que sólo con ello te sentirás recompensad@.

 

  • Adáptate a la situación y al lugar. No busques la comodidad y hazlo como sea. Busca una postura que permita la penetración. Lo más efectivo suele ser de espaldas, contra una pared. Pero cada situación es un mundo, déjate llevar.

 

  • Y, por encima de todo, piensa que no hay normas, que nada está bien y nada está mal. Simplemente disfruta del sexo y del momento tanto como puedas.
Lisa Rose 23 octubre 2014 1 etiquetas (mostrar)

Escribe un comentario

Por favor, ten en cuenta que revisamos todos los comentarios antes de su publicación.