El Arte de la Masturbación Femenina. Guía para disfrutar del sexo a solas.

INTRODUCCIÓN

Durante muchos años la masturbación femenina se ha considerado un tema tabú. Por suerte actualmente es cosa del pasado y las mujeres se lanzan a ella de forma libre y placentera. Sin lugar a dudas se trata de un momento muy íntimo que sirve para conocerse mejor a una misma y, a su vez, ayuda a disfrutar más del sexo en pareja. Así que, desde Sensualove.com, os animamos a pasarlo genial a solas, ¡claro que sí!

 

 

Seguro que muchas de vosotras ya os encargáis de que ese momento íntimo sea genial pero queremos ofreceros unos pequeños consejos que esperamos ayuden a mejorar, si cabe, el placer de la masturbación. La finalidad es sólo una: disfrutar de una misma mediante intensos orgasmos.

 

Hay muchísimas formas diferentes de masturbarse y una no es mejor que la otra. Eso depende de cada una, que encuentra en su modo de autosatisfacción la manera ideal de llegar al orgasmo. En este sentido no hay que obsesionarse en probarlas todas. Si a ti te encanta de una forma en particular, ¡a por ella! ;-) Eso no quita que quieras atreverte a probar diferentes cosas, forma parte también del erotismo individual. Tampoco te cierres a la curiosidad y la experimentación. Algunos datos indican que cerca del 70% de las mujeres es fiel a su modo de masturbación durante toda su vida.

 

Cuando te lances a ello, debes saber que hay mujeres que prefieren masturbarse acariciándose únicamente el clítoris; otras lo hacen mediante penetración vaginal; hay quienes hacen las dos cosas a la vez; quienes les gusta hacer las dos cosas; y las que disfrutan también jugando con sexo anal… Nuestro consejo es que no dejes de probarlo todo. El cuerpo de una mujer tiene muchísimos puntos erógenos y si los exploras todos disfrutarás más. Piensa que estás tú sola contigo misma y que todo ese cuerpo es para que lo disfrutes entero, sin dejar ningún rincón por explorar. Así cuando estés en pareja le podrás pedir a tu amante que te haga lo que más te apetezca en casa momento. Porqué serás una experta en quererte a ti misma.

 

EL CLÍTORIS

La estimulación del clítoris o, como muchas mujeres lo llaman, el botón del placer o del orgasmo, es una de las formas más comunes y a su vez más placenteras de masturbación femenina. Se trata de un punto en el que hay infinidad de terminaciones nerviosas que lo convierten en el protagonista de la sexualidad de las mujeres.

Es por todo ello que… ¡No puedes dejar pasar la oportunidad de jugar con él! Si lo haces adecuadamente, ¡conseguirás orgasmos muy placenteros

 

Al estimularlo, verás que se hincha. Preferentemente acaricia sobre la piel que lo recubre, el prepucio. Así evitarás que se irrite rápidamente con la constante fricción. También puedes acariciarlo directamente. Para ello es muy importante que uses un buen lubricante, con él no sólo evitarás molestias sino que, además, conseguirás que la experiencia sea mucho más placentera.

 

Puedes empezar a tocarte usando un dedo o dos, siempre con mucho tacto. Lo ideal es realizar un movimiento constante de vaivén, arriba y abajo, de un lado a otro, así como pequeños círculos a su alrededor. Poco a poco verás cómo tu cuerpo se enciende y te pide una acción más contundente mediante movimientos rápidos. Puedes usar dos dedos a modo de tijeras y acariciar ambos lados del botón del placer.

 

Llegados a este punto lo ideal es tener un pequeño vibrador o bala vibradora. El tamaño, en este caso, no importa. ;-) Lo que sí es básico es que vibre. Las vibraciones en la mujer son extremadamente placenteras y pueden llevarte al mejor de los orgasmos en un tiempo record. Con este pequeño juguetito podrás seguir con las caricias o únicamente acercarlo a tu clítoris y dejarte llevar. Aprovecha ahora para acercarte hasta tu orificio vaginal, penetrarte tímidamente y pasear tu juguete hasta tu zona anal, también con infinidad de terminaciones nerviosas.

 

Este pequeño vibrador servirá también para juegos en pareja. Ninguna ocasión es mala para disfrutar a solas o con quien más te apetezca. Chicas, desde Sensualove.com tenemos un solo mensaje: No dejéis pasar el momento, ¡disfrutad del sexo cada día!

 

PRUEBA COSAS NUEVAS

Como ya os comentamos en su día, cada mujer tiene su forma de masturbarse. Pero aunque te funcione a la perfección, te animamos a que pruebes diferentes formas de hacerlo. Seguro que consigues nuevas sensaciones que te harán volver loca de placer. Vamos a poner unos ejemplos.

 

Si estás acostumbrada a tocarte boca arriba, ¿por qué no lo pruebas boca abajo? Muchas mujeres disfrutan frotando su sexo contra la almohada. Puedes aumentar la fricción con una mano sobre el clítoris. Usa otros objetos para frotarte. ¡Experimenta!

 

Cambia el ritmo. Si estás acostumbrada a mover la mano rápidamente, hazlo lentamente. Así añades nuevas sensaciones. Cuando estés a punto de llegar al orgasmo, acelera el ritmo al máximo.

 

Las piernas son importantes. ¿Eres de las que gusta abrirlas mucho? Pues ciérralas. O al contrario, tócate con las piernas cerradas o un poco entreabiertas

.

¿Te sueles masturbar vestida o desnuda?  Es momento de probarlo al revés. Un espejo es ideal para contemplarte disfrutando de tu cuerpo.

 

Puedes añadir muchísimas otras variables. Hazlo sentada, de pié, estirada, a cuatro patas… En la oficina, en el autobús, en el baño de casa, en la cocina, en la ducha, en el balcón, en la cama mientras tu pareja duerme…

 

 

EL VIBRADOR, EL MEJOR AMIGO DE LA MUJER

Pon un vibrador en tu vida y tendrás los mejores orgasmos que jamás hayas sentido. Así es, simple y claro. Los juguetes sexuales tienen una única función: dar placer. A diferencia de los hombres, no piden la cena, no hay que hacerles caricias, pasan del futbol, no van a fumar después de hacerlo ni dejan la bañera llena de pelos. Los vibradores proporcionan una experiencia física básica y natural, te excitan y te llevan al mayor de los placeres. Por lo tanto, son el juguete que toda mujer debería tener en su mesita de noche, para disfrutar de momentos a solas, cuando tu amante no está o simplemente cuando se ha dormido antes de lo previsto.

También se puede usar en pareja. A la mayoría de los hombres les encanta ver cómo disfrutas con él, y usarlo ellos contigo. Ah, un pequeño secreto es que a muchos les gusta que lo utilices también con él, paseándolo por todo su cuerpo y jugando en su ano. No olvidemos que la zona anal masculina es un punto con infinidad de terminaciones nerviosas. Además, el llamado punto G masculino se encuentra en su interior a pocos centímetros del ano.  Si te apetece jugar con tu hombre, déjale claro que no tiene ninguna connotación homosexual. Esto le ayudará a romper tabús.

Vibradores los hay de muchísimas formas, colores, tamaños, intensidades de vibración… Unos van a pilas, otros con batería. Pero todos, todos, harán que te vuelvas loca.

¿Y qué se puede hacer con él? Aquí es donde juega tu imaginación.

Si eres de las que te gusta más masturbarte acariciando tu clítoris, úntalo con mucho lubricante y deléitate con él, paseándolo, sintiendo su vibración, dándote pequeños golpecitos… juega con la intensidad de vibración si tu juguete lo permite.

Si lo que más te gusta es la penetración, comienza jugando con tus labios y poco a poco acércate a tu secreto mejor guardado. Puedes comenzar penetrando sólo la puntita y poco a poco introduciéndolo más. Juega con los ritmos, primero suave y a medida que vayas entrando en calor aumenta el ritmo. ¡Verás cómo justo antes del orgasmo el ritmo será frenético!

No olvides jugar también con tu ano. Muchas mujeres descubren que han perdido muchos años de placer al probarlo por primera vez. Poco a poco, sin prisas, verás como a medida que te calientes tu ano se dilatará y te pedirá juego. ¡Disfruta de él!

Piensa que cualquier zona erógena será sensible a las vibraciones. Tus pechos, nalgas,  boca, orejas… No dejes ni un solo rincón por explorar.

 


Lisa Rose 23 octubre 2014 2 etiquetas (mostrar)

Comentarios

Carmen

Carmen dijo:

Un buen post, gracias

Marta

Marta dijo:

Veo ahí unos cuantos motivos para masturbarse. Yo lo hago desde los 12 años pero conozco mujeres que en su vida lo han probado.

Escribe un comentario

Por favor, ten en cuenta que revisamos todos los comentarios antes de su publicación.