Frases sucias para que un hombre crea que es bueno en la cama. ¡Te reirás!

Seamos realistas, hay tíos muy buenos en el sexo (pocos), otros que son aceptables (algunos) y finalmente los hay que son muy malos (muchos).  Precisamente para mantener sexo con estos últimos hemos elaborado una serie de frases que, en boca de una mujer, harán que el tipo piense que es bueno. Nada mejor para salvar la noche, conseguir que se esfuerce al máximo y que dé lo mejor de sí, dentro de sus posibilidades.

 

 

 

Comparte este post con tus amigas y mantenlo en secreto para ellos. Hoy os hablamos de, ni más ni menos, “armas de mujer”. Estas son las mejores frases que puedes usar:

¡Justo del tamaño que me gusta! – Está claro, la tiene pequeña… Pero ya que estamos ahí, es el momento para que crea que es un Nacho Vidal. El objetivo es, al menos, que consigas notarla un poquito.

No seas tan cruel, ¡no aguanto más! – En el fondo no lo engañas, el tío es insufrible. La lectura que él hará es que te está dando lo mejor y querrá aumentar su crueldad, momento en el que se pondrá a trabajar de verdad.

Me encanta que me… (añade un verbo como toques, chupes, magrees…) mi/s (añade ahora un lugar: pechos, sexo, culo…) – A ver si ahora se entera y va a por ello. Termina siempre la frase o te expones a que interprete.

¡La tienes tan dura! – Y te preguntarás, ¿Se le pondrá dura así? Los resultados te sorprenderán…

¡Estoy muy excitada! – Que se lo cree… Bueno, no te sientas culpable por mentir una vez más y contempla su cuerpo. Verás como de repente cambia el ritmo y acelera su pasión.

He sido una chica mala – Y tonta por llevarte a este tío a la cama. Querrá castigarte, sólo pedimos que no sea de aburrimiento.

¡Hazme lo que quieras! – Pero hazme algo, por favor.

Me encanta tenerla dentro  – Asegúrate antes dos o tres veces de que así sea, no vaya a ser que esté fuera y no lo sepas. Usa la vista si es preciso.

¡Dame más! – Genial, mensaje corto y claro. Un tío lo pillará ¿Será capaz de entender que de momento no te ha dado nada?

¡Estoy tan húmeda! – Les encanta, funciona siempre. Pocas cosas le gustarán escuchar tanto como oír esta frase. Recuerda usar un buen lubricante antes.

 ¡Acaba dentro de mí! – Lo sé, no aguantas más y quieres que termine ya. Está frase lo pondrá a mil y será el momento de combinarla con la siguiente frase.

¡Estoy llegando! – Con tono entrecortado. Esta frase junto a la anterior, repetida dos o tres veces, harán que no aguante más y explote. Añade unos cuantos gemidos y la fórmula será infalible, nunca falla.

La próxima vez que te acuestes con un hombre recuerda preguntar a sus ex amantes antes, así evitarás poner en práctica malas artes.

Lisa Rose 28 noviembre 2014 2 etiquetas (mostrar)

Escribe un comentario

Por favor, ten en cuenta que revisamos todos los comentarios antes de su publicación.