Te revelamos las 8 fantasías sexuales más secretas de las mujeres.

Las mujeres, al igual que los hombres, disfrutan de ciertas fantasías sexuales. Se trata de un juego mental que ayuda a excitarse y a vivir la sexualidad de forma más libre y placentera. En muchas ocasiones se busca sólo eso y no quieren llevarlas a la práctica. En otras, pasan al plano real y estarían dispuestas hacerlo.

 

 

Os revelamos cuáles son las fantasías eróticas más secretas y recurrentes en las mujeres, seguro que os sentís identificadas en más de una de ellas:

  1. Tener sexo con un ex novio – ¿Recuerdas ese amor del pasado? Y, concretamente, ¿recuerdas esas fantásticas sesiones de sexo? ¡Claro que sí! Es precisamente esa buena memoria que tienes la que te pide a gritos repetir las experiencias vividas del pasado. Se trata de una conexión que nunca se romperá y que un día, por poco que sople el viento, puede avivar la llama de la pasión.
  1. Una sesión de sexo como dominadora – Aunque no se existe una norma preestablecida, en muchas ocasiones los hombres son los que llevan la iniciativa a la hora de tener sexo. Una fantasía muy recurrente es la de realizar una sesión en la que seas tú y sólo tú la que controle la situación y lleve las riendas del juego. Tu hombre estará a tus órdenes y podrás hacer con él lo que quieras. Los complementos bondage ayudan realizar esta fantasía.
  1. Recibir un buen cunnilingus – Precisamente sobre ello escribimos en nuestro blog, puedes leerlo en este post. Es muy frecuente el sexo oral en las parejas pero parece que la tendencia sea la de practicar más felaciones que cunnilingus. Las mujeres también fantasean con recibir una sesión de sexo oral de las de verdad, en la que llegues al orgasmo con la boca de tu amante pegada a tu sexo.
  1. Tener sexo con un desconocido – Existen infinitos relatos eróticos sobre el tema y las situaciones descritas por las mujeres también son innumerables. Pero lo que tienen todas en común es que te gusta pensar en la posibilidad de que un hombre aparezca de la nada y tengas sexo con él de forma apasionada. Hay hasta quien describe que su fantasía consiste en que venga un hombre por detrás y la penetre, teniendo sexo sin ni tan solo llegar a verle la cara. Seguro que tú tienes tu propia versión de la fantasía…
  1. Tener sexo con otra mujer. Son muchas las mujeres que se sienten atraídas por la idea de tener un encuentro sexual con alguien de su mismo sexo. Lo que más os atrae es el hecho de que dos mujeres podéis proporcionaros mucho placer mutuo ya que conocéis a la perfección el cuerpo de vuestra amante. Además, el sexo entre mujeres está ligado a los besos, caricias y al juego previo, cosa que en muchas ocasiones se olvida al tener sexo con un hombre. Cabe destacar que una relación esporádica con otra mujer no implica que seas lesbiana, cosa que socialmente no queda tan clara en un posible encuentro entre dos hombres.
  1. Tener sexo rómantico. Lo apuntábamos hace un momento, en muchas ocasiones se olvida el juego previo y el romanticismo en la pareja, reduciendo los encuentros a sesiones de sexo con penetración. Es muy habitual que fantasees en disfrutar de una velada romántica, sin reloj, disfrutando de cada beso y cada caricia.
  1. Ser por un día stripper o prostituta. Evidentemente no se trata de desempeñar un nuevo oficio en la vida real, sino de establecer un rol dentro de la pareja. Muchas mujeres confiesan sentirse atraídas por la idea de convertirse, por un día, en una chica mala y estar dispuestas a todo para satisfacer a su amante.
  1. Realizar un trío. Las opciones son muchas y pasan por tener sexo con vuestra pareja y otro hombre, otra mujer, dos hombres conocidos o desconocidos, un amigo y una amiga… Sea cual sea la opción escogida, realizar un trío está dentro de las fantasías sexuales de muchas mujeres.

 

¿Te gustaría llevar a la realidad alguna de estas fantasías sexuales? ¿Cuántas has realizado ya?

Lisa Rose 11 diciembre 2014 2 etiquetas (mostrar)

Escribe un comentario

Por favor, ten en cuenta que revisamos todos los comentarios antes de su publicación.