8 pensamientos recurrentes de las mujeres durante el sexo.

¿En qué piensan entonces las mujeres mientras tienen sexo? A continuación os contamos algunos de los pensamientos más habituales:

 

 

  1. “Me gusta más esto que cuando me masturbo”. Masturbarse tiene infinidad de ventajas pero el sexo en pareja es genial. Las mujeres acostumbradas a darse placer a sí mismas saben cómo tocarse, dónde, a qué ritmo… pero aprecian las diferentes sensaciones que tienen con un amante. Este tipo de pensamiento está más presente en las primeras relaciones sexuales o en mujeres que suelen acostarse en contadas ocasiones con un hombre.
  2. “Me gusta más cuando me masturbo”. Claro está que puede suceder lo contrario. Todo dependerá de la calidad del amante con el que estamos.
  3. “¿Pero ya terminas? Si acabamos de empezar…” Ocurre más a menudo de lo que parece. Ya sea por juegos previos demasiado prolongados para el hombre o porqué la excitación de él es descomunal, es muy frecuente que el hombre termine rápido. La sexualidad de la mujer es más lenta y puede que no le haya dado tiempo de excitarse demasiado.
  4. “Chico, ¡a ver si terminas ya!” La duración de las relaciones sexuales está muy mitificada, se cree que cuanto más larga sea mejor. Pero lo cierto es que diversos estudios afirman que la duración ideal para las mujeres es de 10 minutos. Es muy frecuente que la mujer esté cansada y quiera que su pareja termine cuanto antes mejor.
  5. “Mi ex era mejo/peor en la cama”. Aunque las comparaciones son odiosas, también son inevitables. Así es, las mujeres, como los hombres, comparan. Determinadas posturas, caricias o comentarios pueden recordarle a un amante anterior y a cómo la otra persona lo hacía en relación a cómo lo hace el amante actual.
  6. “Y si tú fueras ese tío bueno de la oficina”. Los pensamientos son libres y a veces lo que tenemos en frente no nos acaba de motivar lo suficiente. Es por eso que algunas mujeres aprovechan y piensan en otro, inspirándose así en aquel chico que tanto las excita. Al fin y al cabo, de lo que se trata es de disfrutar, ¿no?
  7. “Que no se me olvide que luego tengo que hacer…” Como en todo, hay días en los que estás más concentrada y días en los que menos. Es frecuente que la mente mujeres derive y se vaya hacia otro lado, pensando en los quehaceres del día a día. Volver a meterse en situación a veces es tarea casi imposible.
  8. “Estoy a punto de llegar al orgasmo pero no quiero terminarlo”. Existen otras ocasiones en las que sí disfrutan de forma muy intensa y no quieren terminar. Este pensamiento surge en ese momento de máxima excitación en el que llegarían al orgasmo fácilmente pero prefieren prolongar el momento para disfrutar de esa fina línea sobre la que están.

Chicas, ¿confirmáis que son estos pensamientos ciertos?

Escribe un comentario

Por favor, ten en cuenta que revisamos todos los comentarios antes de su publicación.