¿Te atreverías a publicar un vídeo de tu rostro masturbándote hasta el orgasmo? ¡Ellos sí!

Esta es precisamente la iniciativa que lleva a cabo el portal “Beautiful Agony” nada más y nada menos que desde el año 2003, hace más de una década.

La propuesta nace de la mano de Richard Lawrence y Lauren Olney, residentes en Austria, como forma de reivindicación del sexo y frustrados por la realidad del porno.

Se trata de un momento muy íntimo y sensual tratado con mucha elegancia y respeto hacia los que ellos mismos denominan los artistas.

  facettes de la petite mort from Beautiful Agony on Vimeo.

 

 En los videos aparecen personas de todas las edades, de ambos sexos, grabados desde los hombros hacia arriba. De esta forma, el proyecto se centra únicamente en los rostros, huyendo del porno explícito y el sexo fácil.

El portal no niega que existe para que los espectadores se exciten. Pero, a su vez, dicen hacer mucho más que eso.

Beautiful Agony empezó como un pequeño experimento multimedia para demostrar que el erotismo no está sólo en el desnudo. Reivindican la naturalidad del orgasmo, el erotismo y la excitación más allá de las imágenes de contenido sexual explícito. Es una prueba de que el sexo natural, sin guión, puede ser tan o más sugerente que una gran producción de cine porno.

El porno se basa en clichés absurdos y muy poco talento. Aquí, afirman, los artistas que aparecen muestran el sexo de forma real y los rostros transmiten la esencia del placer.

Durante esta década el portal ha crecido tanto que actualmente es de pago y aparecen en él personas de todos los rincones del mundo mientras se masturban y llegan al orgasmo.

Es, sin duda alguna, una visión muy realista de la sexualidad actual, muy ligada al selfish y a la cultura que la envuelve. Parece que los artistas disfrutan mostrando al mundo entero como disfrutan de esos momentos tan íntimos de placer hasta su máxima culminación: el orgasmo.

 

Beautiful Agony Compilation from Beautiful Agony on Vimeo.

 

El portal siguió creciendo y, desde hace un tiempo, incorporaron también videos de confesiones sexuales en los que los artistas cuentan sus fantasías sexuales, experiencias vividas, momentos íntimos y curiosos de su sexualidad o cualquier otro secreto sobre sensualidad y erotismo que quieren compartir con el espectador. Aparecen todo tipo de confesiones, algunas muy divertidas, que te acercan como hemos dicho antes a la realidad del sexo del siglo XXI.

¿Serías capaz de grabarte y compartir tu rostro de placer con todo el mundo masturbándote hasta llegar al orgasmo? Y todavía más, ¿Te atreverías a contar tus secretos más eróticos con una posible audiencia mundial?

Lisa Rose 02 febrero 2015 3 etiquetas (mostrar)

Escribe un comentario

Por favor, ten en cuenta que revisamos todos los comentarios antes de su publicación.