10 caricias para volver locas a las mujeres

El sexo no se limita a la penetración. Existen infinitas forma de estimulación y caricias que pueden llevarnos a disfrutar igual o más que con el coito. Lo importante es preparar el cuerpo y excitarlo de tal manera que se acerque al orgasmo, de forma lenta, para culminar finalmente en una explosión de placer.

 

 

Te contamos algunas de las caricias ideales para mujeres.  Toma buena nota, con ellas te ganarás el cielo y te convertirás en el amante perfecto.

  1. Cuello – Es una de las zonas erógenas favoritas de las mujeres, ideal para que suba la temperatura. Empieza con besos pequeños u suaves que vayan desde los hombros hasta el cuello y aumenta la intensidad poco a poco.
  1. Orejas – Otro de los puntos más sensibles en la mujer. Puedes prolongar los besos del cuello y trasladarte hacia el lóbulo. Juega con tu lengua y regálale pequeños susurros. Pronto se estremecerá y aumentará su excitación. Existe una analogía importante entre el lóbulo de la oreja y su clítoris, juega con él con suavidad como si estuvieras practicándole sexo oral, se volverá loca.
  1. Rostro y pelo - Pasea suavemente tus manos por su rostro y acaríciale también el pelo. Con ello harás que se relaje y disfrute de todo lo que venga a continuación.
  1. La boca - Aquí las posibilidades son infinitas, desde inocentes besos hasta acalorados y prolongados encuentros. Juega con ello, varía la intensidad y la duración. Añade caricias con tus dedos y, por qué no, deja que bese y chupe algún dedo en estrecha relación con tu sexo. Os pondrá a tono a los dos.
  1. Los senos - ¿Sabías que algunas mujeres pueden llegar al orgasmo con la mera estimulación de sus senos? Son otro de los puntos erógenos por excelencia. Acarícialos, bésalos, lámelos, succiónalos, apriétalos, pellízcalos con suavidad… Recréate con ellos pero con cuidado, ¡no son pelotas anti estrés!
  1. Extremidades - Tanto los brazos como las piernas requieren también cierta atención. Presta especial atención a la parte interior de los muslos, son muy sensibles y están peligrosamente cerca del sexo. Juega con ellos y haz sufrir a tu chica a medida que entras en zona peligrosa. El deseo será cama vez mayor.
  1. Espalda y hombros - Un buen masaje con ciertas connotaciones eróticas por la espalda y hombros también hará su trabajo. Aprovecha para ponerte encima de ella y frotar tu cuerpo contra el suyo, especialmente tu sexo.
  1. El culo - No podemos olvidarnos de él, es otra de las zonas que aumenta la excitación. Pasea tus manos sobre él, apriétalo con suavidad, y muévete hasta prácticamente tocar su sexo. Separa un poco sus nalgas para que sienta como sus labios mayores empiezan a abrirse. Verás cómo responde favorablemente a ello.
  1. Monte de Venus - Esa pequeña montaña que da forma al sexo femenino es más que sensible. Mueve tus dedos sobre ella, bésala, lámela… Actúa según sus reacciones y harás que se humedezca de placer.
  1. 10. Labios mayores, menores, clítoris - Hablamos de estimular su sexo directamente, pero sin llegar a la penetración. Juega sin prisas hasta que ella no pueda más y te pida que entres en su interior.
Lisa Rose 13 febrero 2015 3 etiquetas (mostrar)

Escribe un comentario

Por favor, ten en cuenta que revisamos todos los comentarios antes de su publicación.