Cuatro fantasías sexuales sólo para parejas atrevidas

Las fantasías sexuales son algo natural, todos tenemos las nuestras, tanto los hombres como las mujeres. Es una forma sana de dar rienda suelta a nuestra sexualidad.

En ocasiones estas fantasías quedan tan sólo es eso, son ideas que nos excitan, nos liberan de tensión y nos hacen vivir nuestra sexualidad de forma intensa. Son una forma de disfrutar más todavía de nuestras relaciones sexuales habituales, disfrutando únicamente de la excitación que ellas nos aportan.

 

 

Y otras veces vamos más allá y buscamos hacer realidad estas fantasías sexuales, convirtiendo estos pensamientos eróticos en experiencias reales.

Pero, ¿qué pasa cuando estas fantasías sexuales las vivimos en pareja? Es una manera de mezclar amor y sexo, de compartir experiencias y, en definitiva, de maximizar el placer dentro de una relación ya establecida. Con ellas aumenta la pasión y la relación de pareja se refuerza.

Hoy os hablamos de las fantasías sexuales más recurrentes en parejas. Como hemos apuntado antes, dependiendo de la pareja, estas quedarán únicamente en fantasía o, por el contrario, se tornarán realidad.

 BONDAGE – Esta práctica sexual, que consiste en la inmovilización de la pareja para ofrecerle posteriormente placer, se está popularizando más que nunca. De hecho, libros como 50 sombras de Grey (llevados también al cine) están ayudando a que muchas parejas descubran el placer que se esconde en estas prácticas. Podéis visitar nuestra sección especial de bondage para iniciaros en esta práctica.

SEXO ANAL – Lo que atrae del sexo anal es lo prohibido, la sensación de practicar algo prohibido. Históricamente ha sido algo totalmente tabú, pero actualmente las parejas se lanzan a disfrutarlo incorporándolo en sus prácticas sexuales habituales. No es sólo algo de mujeres u hombres homosexuales; hoy en día disfrutan de ello también muchos hombres heterosexuales. Cada vez más existen juguetes sexuales anales diseñados especialmente para ello. Un mundo por descubrir.   

TRÍOS – Se trata de una fantasía sexual muy habitual entre parejas y abarcan diferentes posibilidades. En ocasiones las parejas se excitan pensando en tener sexo con otra mujer; otras parejas preferirían añadir a su relación a otro hombre. Independientemente de la modalidad elegida, es una manera de renovar estímulos y vivir nuevas sensaciones.

VOYEURISMO – Los hombres se excitan con estímulos visuales, es por ello que son grandes consumidores de pornografía. De la misma forma, es muy recurrente en ellos también que les guste ser vistos. La mayoría de las mujeres, aunque no tanto pero también consumidoras de porno, suelen fantasear en mostrar su cuerpo en público. Si mezclamos todos estaos deseos tanto de hombres como de mujeres, no es extraño que pueda excitarles la idea de ver a alguien o ser vistos mientras practican sexo.

Los psicólogos ven en las fantasías sexuales algo muy sano y bueno para las parejas. Así que ya lo sabes, comparte las tuyas con tu pareja y ¿quién sabe? A lo mejor ambos podéis disfrutar de nuevas y fantásticas aventuras sexuales dentro de vuestra relación.

Lisa Rose 16 febrero 2015 2 etiquetas (mostrar)

Escribe un comentario

Por favor, ten en cuenta que revisamos todos los comentarios antes de su publicación.