4 técnicas de masturbación ¡en pareja! No te las pierdas.

Masturbarse es una de las mejores experiencias sexuales que existen. Para ello no precisas a nadie, lo puedes hacer cuando te apetezca, durante el rato que quieras y usando las prácticas que más te excitan.

Pero, ¿has pensado en la masturbación en pareja? No nos referimos al sexo en sí, nos referimos a usar a tu pareja para obtener placer propio. Os contamos algunas técnicas que puedes usar y que seguro que te ayudan a disfrutar de nuevas experiencias muy placenteras.

 

 

EL PENE COMO INSTRUMENTO. Para chicas, desnúdate completamente y desnuda a tu chico. Asegúrate de que el pene de tu amante está bien erecto, ponle un poco de lubricante y juega con él como si de un dedo tuyo o un vibrador se tratara. Sin penetración, cógelo con tu mano y paséalo por tu sexo, con especial atención a tu clítoris. Al estar lubricado, se deslizará perfectamente tanto por tus labios como por el botón del placer. Puedes jugar con él también en el orificio de tu ano. Mediante esta práctica podéis llegar los dos al orgasmo. Dependerá de ti que quieras hacerlo así o regalaros, cuando menos se lo espere, alguna penetración como regalo.

 

LA MARIONETA. También para ellas, pon tu mano sobre tu sexo y la mano de él sobre la tuya. Vas a masturbarte pero siguiendo los patrones que marque tu chico. De esta forma, serán tus dedos los que te darán placer pero el control lo tendrá él. No os limitéis sólo a la vagina, deja que tu chico pasee tus manos por todo tu cuerpo. Como variante, podéis hacer lo mismo con un vibrador, tú lo sujetas y tu chico sujeta tu mano. ¡Muy interesante!

 

ENTRE PECHOS. Para ellos, usa los pechos de tu chica para llegar al orgasmo. Hablamos de lo que popularmente se conoce como “una cubana”. Pon el pene entre los pechos de tu chica mientras ella los presiona uno contra el otro. Mediante movimientos pélvicos frota tu pene y mastúrbate con ellos. Los pechos también son una zona erógena importante de la mujer. Frotando tu pene contra ellos, y en especial contra sus pezones, también harán que ella disfrute de la experiencia.

 

EL ESPEJO. Masturbaros cada uno enfrente del otro. El estímulo visual es muy importante al ofrecerte placer, siendo una técnica muy buena de excitación, sobre todo para los hombres. Al masturbarte viendo como también lo hace tu pareja hará que la experiencia sea mucho más intensa y placentera de lo que sería hacerlo a solas sin tu pareja delante. Disfrutadlo con tiempo, sin prisas. Esta es una ocasión especial para llegar al tan difícil orgasmo simultáneo. Con un poco de práctica y buena comunicación podéis llegar a él. Se trata de ir aumentando la excitación y manteneros en el momento previo al orgasmo hasta que vuestra pareja esté preparada para el clímax y, una vez llegados a este punto, aumentar el ritmo los dos para conseguir el orgasmo.

Escribe un comentario

Por favor, ten en cuenta que revisamos todos los comentarios antes de su publicación.