¡Cuidado! Errores que no debes cometer al masturbarte.

Hoy en día casi todo el mundo encuentra sus momentos de placer a solas mediante la masturbación. Es una forma muy sana de disfrutar del sexo cuando más te apetezca, sin depender de nadie más, a la vez que sirve para conocer tu cuerpo en profundidad. Además, al conocerlo, las relaciones sexuales en pareja también se convierten en algo mejor.

El calentón puede llegar en cualquier momento, indistintamente del lugar donde nos encontremos o la hora del día en la que estemos. Simplemente necesitamos un pequeño detonante que haga que nuestro cuerpo experimente un proceso de excitación y tengamos la necesidad casi imperiosa de satisfacer nuestros instintos más básicos. Pero cuidado, hay una serie de cosas que tenemos que evitar al masturbarnos. Aquí van algunas que, os lo creáis o no, son bastante habituales.

 

 

Cualquier cosa no sirve. Para masturbarse, como es obvio, es importante usar nuestras propias manos o juguetes eróticos específicos tales como vibradores, dildos, plugs anales … Lo curioso es que la realidad se aleja mucho de la lógica. El 45% de las personas afirma haber utilizado en alguna ocasión objetos alternativos, ya sea vaginalmente o analmente, tanto mujeres como hombres. Pero mucho cuidado con ello, no son objetos preparados para entrar en tu interior, pueden provocar desde infecciones a pérdidas, sobre todo analmente. Lo comentábamos en esta entrada del nuestro blog (¡Muy fuerte!) donde os mostramos hasta radiografías de objetos “perdidos” en el interior de personas que acaban en urgencias. Los objetos utilizados son vegetales (50%) electrodoméstcos como cepillos de dientes eléctricos, mandos a distancia, teléfonos móviles (20%), algún utensilio de cocina (10%) y hasta velas (8%).

 

Lubricante. Pasa lo mismo con este producto, que debería ser un lubricante de base agua o base de silicona, pero nunca aceites o cremas que puedan provocar irritaciones. Una cantidad preocupante de mujeres admite usar cera de muebles para lubricar su juguete sexual. ¡Increíble pero cierto!

 

Limpieza. No sólo nos referimos al hecho de que debes limpiar tu vibrador antes y después de cada uso. Además, durante tu sesión de sexo a solas, no uses tu juguete indistintamente de forma vaginal y anal. Piensa que si ha entrado por uno de los orificios debes limpiarlo antes de que entre por el otro. No te dejes llevar por la excitación, es importante mantener una mínima higiene. Lo mismo ocurre cuando compartes juguetes, piensa que podéis transmitiros hasta enfermedades sexuales durante el juego. Existen productos específicos para ello como estos limpiadores de juguetes.

 

 No te pases. Lo sabemos, el placer a solas es de lo mejor que hay. Pero no te confundas, también hay vida fuera de tu habitación y el sexo en pareja es muy divertido. Si tu sexualidad se limita a la masturbación y no quieres probar nada más tienes un problema. Así que ya lo sabes, disfruta de tus ratos pero vive la sexualidad en todo su esplendor.

Lisa Rose 17 marzo 2015 2 etiquetas (mostrar)

Escribe un comentario

Por favor, ten en cuenta que revisamos todos los comentarios antes de su publicación.