Si los penes hablaran. Las 9 mejores frases que dirían. ¡Muy divertido!

El pene es el principal órgano sexual masculino. Destaca, entre otras cosas, porqué es un elemento totalmente externo y, digámoslo así, se deja ver con facilidad. Sobre él se ha hablado mucho, se le otorga poder y representa la masculinidad. Pero,  ¿Qué diría si pudiera hablar? La forma y el tamaño que adopta en cada momento dicen mucho de él. Si sabes leer entre líneas podrás llegar a saber lo que quiere transmitir en cada momento.

 

 

Te damos algunas pistas para que sepas lo que dirían si pudieran hablar contigo.

 

  1. ¡QUÉ FRÍO HACE! - Está bastante más pequeño de lo normal e intenta abrigarse entre los testículos. La piel que lo recubre está arrugada y se ve muy abundante, como si llevara un abrigo que le viene grande. Los testículos se ven también pequeños y muy redondos, la piel está tersa y bien apretada a ellos.
  1. ¡CREO QUE HE BEBIDO DEMASIADO! - El pene está adormilado. Por mucho que intentas estimular a tu chico no consigue tener una erección total. Parece mareado, lo levantas y busca el descanso hacia aquel lado en el que siempre tiende a acostarse.
  1. ¿TE APETECE JUGAR UN RATO? DÍMELO Y LO ARREGLAMOS - Parece más grande de lo habitual pero no está erecto. Está en un punto medio, a la expectativa de lo que pueda pasar. Si hay plan, pronto estará preparado para ello. Si no lo hay, volverá a su estado normal y nada habrá pasado.
  1. BUF, ¡QUÉ CALOR HACE AQUÍ! - En esta ocasión los testículos están en una posición muy baja y la bolsa que los recubre parece que ha crecido y se ha arrugado. El pene descansa, sofocado.
  1. NENA, ¡ACABO DE TENER SEXO! - El pene está enrojecido y un poco hinchado, no por excitación sino por reciente actividad. Aunque ciertamente está más grande de lo normal, descansa hacia abajo sin mostrar signos de erección alguna. La piel que recubre el glande está acortada y sólo cubre la mitad del caparazón y la mitad que queda a la vista ha cambiado de rosa a un color rojizo. Chica, si lo ves así no te alarmes, puede que tu chico se haya estado tocando sólo, no tiene por qué haber pasado nada más.
  1. ¿HAY POR AQUÍ CERCA UN SERVICIO? ¡NO AGUANTO MÁS! - El sexo está grande, propio de una erección, pero en cambio su dueño no presenta signos de excitación, más bien de nerviosismo. Los testículos están arriba, apretados hacia el pene. Lo último que quiere es sexo, necesita encontrar rápidamente un WC.
  1. ¡ESTOY ESTRESADO! - Nos referimos a tu chico, no a su pene. Pero una cosa lleva a la otra. Te dispones a tener sexo y el pene consigue una erección. No obstante, esa erección no es total, no está tan grande ni duro como habitualmente. Durante el sexo sigue sin llegar al máximo de erección, ¡hasta se dobla de vez en cuando y no acaba de entrar!
  1. ¡QUIERO FOLLAR YA! - Esta es la más nos gusta a todas, ¿o no chicas? El pene se muestra en todo su esplendor máximo. Está enorme (cada uno dentro de sus posibilidades, claro… jeje) y duro, muy duro. La erección es increíble y el sexo mira más hacia el cielo que nunca. Los testículos están duros, también hinchados y hacia arriba. El pene necesita sexo ¡y lo quiere ya!
  1. ¿TE IMPORTA SI DESCANSO UN POCO? - Acaba de tener sexo, muestra todos los síntomas mencionados en el punto 5 pero tú, chica, lo estimulas para que vuelva a ponerse duro y tener más sexo. El pene no responde, parece que quiere pero no llega a levantarse como debería. Está pidiendo un receso, sólo unos minutos para recargar pilas y volver a ser el que era.

 No te pierdas este post relacionado de nuestro blog: Curiosidades del pene. ¡Muy divertidas!

Escribe un comentario

Por favor, ten en cuenta que revisamos todos los comentarios antes de su publicación.