Disfruta sin complejos de un polvo de una noche

Bueno, quien dice uno pueden ser dos, tres, cuatro… Durante muchos años han querido adoctrinarnos con una moral que limitaba nuestro comportamiento sexual. Es momento de romper con los remordimientos que muchas personas sienten tras una noche de placer, lanzándonos a disfrutar abiertamente del sexo.

¿Quién dijo que sólo podemos tener sexo con amor? El sexo sin amor puede ser en ocasiones hasta más gratificante, un premio que nos otorgamos a nosotros mismos sin que detrás tenga que existir una relación emocional. Hablamos de gozar del sexo en su estado más puro, el placer carnal como fin último. Si eres capaz de llevar a cabo este tipo de relación sin sentirte mal tras ello, te esperan experiencias sexuales muy gratificantes.

 

 

En ocasiones nuestro cuerpo pide sexo. Sabemos que puedes llegar a controlar tus instintos pero, ¿por qué hacerlo? Si dejamos que fluyan libremente nuestras necesidades tendremos una vida sexual mucho más rica. Así lo afirman muchos sexólogos, que ven con buenos ojos tener sexo única y exclusivamente por el placer que ello nos ofrece. Lo único que tenemos que hacer es reeducarnos o, lo que es lo mismo, deseducarnos de la moral que nos han impuesto.

Te ofrecemos algunos consejos para que disfrutes como nunca de un polvo o varios de una noche:

EL OBJETIVO ES SIMPLEMENTE TENER SEXO –Estás caliente y te apetece sexo. Si encuentras a otra persona que también lo está y sentís atracción mutua, lánzate al placer sin más. Disfruta de lo que haces y entrégate con pasión. Con eso basta.

NO TRASPASES AL PLANO EMOCIONAL – Hablamos de sexo y de nada más, ambos tenéis que tenerlo muy claro. No dejes que tus sentimientos entren en juego, dedícate a tu cuerpo y al de tu amante. Ah, y no esperes la llamada del día siguiente.

SÉ EGOÍSTA – Es momento de darlo todo, de ofrecer y de recibir placer. Pero recuerda la principal finalidad: se trata de que tu cuerpo disfrute, haz todo lo que esté en tus manos para que así sea.

NO ESTÁS HACIENDO NADA MALO – Este debería ser tu principal sentimiento, no dejes que la educación y la moral recibida ganen la partida. Has roto con todo eso, ahora el camino es el del placer.

DIVIÉRTETE – Intenta reírte y pasarlo lo mejor posible, la experiencia es excitante y diferente. El sexo entre carcajadas es una de las mejores experiencias que existen. Reléjate y disfruta de este encuentro sexual tan especial. Vive el presente, hazlo con intensidad.

ÁBRETE A NUEVAS EXPERIENCIAS – Intenta poner en práctica todas tus fantasías de forma desinhibida. Aprovecha para pedirle a tu amante lo que quieres que te haga, toma la iniciativa, pon en práctica todas y cada una de las posturas que tienes en mente. Y no te cierres a probar cosas nuevas, a lo mejor esta noche descubres una nueva manera de sentir más y mejores orgasmos. No dudes en sacar tu vibrador y hacer que entre en el juego, seguro que ambos disfrutáis usándolo.

EXTREMA LAS PRECAUCIONES – Lleva contigo siempre algunos preservativos. No dejes que la excitación del momento afecte a la seguridad. El sexo casual es genial pero siempre que se practique de forma responsable. De otra forma lo que debería ser una experiencia gratificante se puede tornar en una pesadilla.

Lisa Rose 10 abril 2015 1 etiquetas (mostrar)

Escribe un comentario

Por favor, ten en cuenta que revisamos todos los comentarios antes de su publicación.