Juguetes eróticos: ¿cómo introducirlos en relaciones de pareja tradicionales?

Las novelas y películas tipo Cincuenta Sombras de Grey han ayudado mucho haciendo que los juguetes eróticos sean más comunes en todas las casas. No obstante puede ser todavía comprometido introducir estos juguetes para adultos dentro de una relación de pareja tradicional. La comunicación es crucial a la hora de tratar este asunto. No emprendas la apuesta de introducir nuevos juguetes sexuales sin haber tratado y consultado el tema con anterioridad, llegando a un acuerdo mutuo.

La repetición y la rutina convierten el sexo en algo mediocre, pasable, y realmente nadie quiere esto. Lo idóneo sería que todos fuésemos proactivos a la hora de enriquecer nuestra vida sexual. Y los juguetes para adultos son un buen condimento y un buen ingrediente para acercar las parejas. Éstos no deben ser vistos ni como un remplazo ni tampoco como algo esencial. Simplemente debemos proporcionarles la importancia justa.

Muchos hombres temen ser reemplazados por un vibrador, temen que el vibrador sea más grande o más vigoroso que su pene, que la vibración sea demasiado estimulante, y que su mujer prefiera al juguete sexual antes que ellos. Temen también convertirse en algo redundante que les deje fuera de acción. Esto es una tontería. Y es tarea de las mujeres inyectar una buena dosis de confianza en los hombres  haciéndoles ver que ellos son unos grandes amantes en la cama y que tu vibrador es sólo un complemento. Del mismo modo, ellos también deben asegurar a las mujeres que su interés en tener sexo con ellas aún existe.

Una buena fórmula de disipar estos temores masculinos es empezar con una pequeña bala vibradora, es decir, un estimulador de clítoris, el cual se utiliza de manera externa sin penetración. Además, ellos también pueden utilizarla para estimular el perineo o los testículos. Y puede ser tanto un buen juego previo como un buen aliado durante el acto principal.

Si tenemos en cuenta que tan solo el 25% de las mujeres llega al orgasmo a través de la penetración, podemos asegurar que el uso de la bala vibradora es el instrumento ideal para llegar al tan preciado clímax. Se puede hacer el amor con penetración a la vez que la mujer se estimula el clítoris con una bala. Los porcentajes de éxito, es decir, de orgasmo, se incrementan. A parte de este placer extra para la mujer, el uso de una bala vibradora puede ser un gran estímulo visual para un hombre al ver cómo una mujer se complace a sí misma. Otro factor positivo es que muchos hombres sienten ansiedad por tener que complacer a sus parejas, y esto aniquila el momento mágico y muchas veces también sus erecciones, con lo que cualquier ayuda extra para conseguir el placer de sus mujeres es más que bienvenida. Y por si fuera poco, con los juguetes adecuados ¡muchas mujeres pueden gozar de orgasmos múltiples!

Otros juguetes muy satisfactorios para empezar a introducir en una relación son los anillos vibradores para el pene y también el We Vibe. Por lo que refiere al anillo vibrador es una buena fórmula de mantener la erección firme durante más tiempo, a la vez que tanto él como ella notan su estimulante vibración.

Y el We Vibe es un vibrador que lleva puesto la mujer mientras se hace el amor, de manera que estimula el clítoris y el punto G a la vez, y el hombre nota constantemente  la vibración en su pene, lo cual es muy placentero.

Los juguetes para adultos con control remoto, como los huevos vibradores, son perfectos para incluir al hombre en el placer de la mujer, haciéndoles partícipes de ello en todo momento. El juego consiste en que ella lleva el huevo en su interior y él controla el mando a distancia. ¡Podéis usarlo hasta en un restaurante! Diversión asegurada.

 

Una costumbre común de algunos hombres es ofrecer a la pareja juguetes eróticos de antiguas parejas. ¡Grave error! Todos los juguetes sexuales que entren en una relación de pareja deben ser completamente nuevos. De hecho, lo ideal es que cualquier juguete para adultos sea seleccionado y adquirido por ambas partes. Y es que hay juguetes, como los anales, que aún hoy en día generan controversia y pudor, de manera que es importante sentirse cómodos y acordar su uso entre los dos. La venta de estos productos en tiendas eróticas online ha acercado mucho este tema a las parejas por la discreción que supone su adquisición. Los productos estrella para iniciarse en el terreno del sexo anal son los plugs o dildos anales, los cuales acostumbran a ser más pequeños que el pene, de manera que su inserción es más fácil y también las bolas anales.

A su vez los hombres deben tener en cuenta que las mujeres también pueden sugerir usar estos productos en ellos. Y es que, como es bien sabido, el punto P masculino se encuentra a tan sólo 2 cm dentro de su ano. Lo que está ganando popularidad a día de hoy es el uso de arneses strapon llevados por mujeres para penetrar a los hombres con el fin de estimular su punto P.

No podemos olvidar que también hay muchos juguetes sexuales para hombres, masturbadores de diseño o mastubadores realísticos tipo Fleshlight. Son muchas las mujeres a quienes les gusta ver a su pareja masturbándose, ofreciéndose placer a sí mismo. También podéis usar un masturbador durante vuestras sesiones de pareja.

                  

 

 Y aunque pueda sorprendernos, también hay muchas parejas que deciden incluir en su relación una muñeca hinchable para realizar un trío.

El uso de juguetes eróticos para adultos entre parejas sólo conlleva diversión en la cama y más experiencias sexuales juntos, lo cual es más que positivo. La pasión y el placer deben ser alimentados para que crezcan.

Lisa Rose 09 abril 2015 3 etiquetas (mostrar)

Escribe un comentario

Por favor, ten en cuenta que revisamos todos los comentarios antes de su publicación.