Anillos para el pene: el juguete erótico más popular

Los anillos para el pene son uno de los juguetes sexuales más populares entre parejas durante sus relaciones sexuales. Hoy en día son pocas las personas que todavía no lo han probado, incluso las más tradicionales han disfrutado de este juguete en alguna ocasión. El hecho de que el portador sea el hombre ha ayudado a ello considerablemente ya que no es tan intrusivo como puede serlo por ejemplo un vibrador. Además, el placer que provoca lo hace más que recomendable.

Un anillo es un producto erótico que se coloca alrededor del sexo masculino. Algunos se ponen en la base del pene, otros en la mitad del sexo masculino, en el glande o incluso los hay que recogen pene y testículos llegando hasta detrás del escroto.

Hay hombres que incluso utilizan dos anillos a la vez, uno en la base y el otro en la altura media del pene. El segundo entra en el interior de la vagina y estimula a la mujer.

 

¿Qué características y funciones tiene?

El anillo provoca un estrangulamiento del pene lo que hace que la sangre no circule tan rápido como normalmente y se concentre de forma especial en el sexo. Con ello conseguimos una mayor erección llegando al máximo de nuestras capacidades. Aunque el pene no crece, realmente sí lo parece.

Otra de las funciones que provoca un anillo para el pene es que retrasa la eyaculación. Esta concentración de sangre producida por el estrangulamiento hace que el pene pierda un poco su sensibilidad, aumentando la duración de la relación sexual. Los juguetes que también recogen los testículos consiguen todavía más este efecto.

Por último, este juguete sexual provoca placer en el hombre. El pene recibe una gran cantidad de sangre lo que mejora el estímulo sexual.

Los anillos para el pene que cuentan con vibración son ideales para la excitación de la mujer. Al estar ubicados en la base del pene entran en contacto directo con el clítoris, una zona del sexo femenino imposible de estimular únicamente mediante la penetración.

También estimulan a la mujer los anillos que se colocan en la parte media del pene, ya que sus rugosidades penetran la vagina de la mujer.

 

¿Qué tipos de anillo existen?

Los anillos para el pene se fabrican de diversos materiales, siendo los más habituales la silicona hipoalergénica, goma elástica u otros plásticos no tóxicos. Estos materiales suelen ser muy elásticos por lo que no debe existir problema alguno en cuanto a la talla. Se adaptan perfectamente a cualquier diámetro y longitud.

 

Foto: Anillo para la base del pene

Foto: Anillos para colocar en la zona media del pene

 

Existe otro tipo de anillo de material rígido. Puede ser tanto de plástico como de acero inoxidable. En este caso sí es importante tener en cuenta el diámetro del pene en estado de erección antes de adquirir un producto u otro.

Foto: Anillo de Acero Inoxidable. Hay dos tallas disponibles

 

Los más populares son los anillos vibradores, ya que aportan estimulación extra a la mujer al entrar en contacto con su clítoris. Al escogerlo es importante tener en cuenta que se fabrican de dos tipos: unos de un solo uso que dejan de funcionar cuando la batería se agota; otros con posibilidad de intercambiar las pilas.

Foto: Anillo vibrador para estimular el clítoris mediante vibración

 

Existen además anillos muy peculiares como este que, además de colocarse en el pene y vibrar, tiene un apéndice que se inserta de forma anal y también vibra.

 Foto: Anillo vibrador pene y anal

 

¿Cómo escoger y usar tu anillo para el pene?

1. Escoge de entre la extensa variedad el que más te guste y se adapte a ti. Ten en cuenta el diámetro del pene en el caso de los anillos rígidos. La mayor parte de ellos se adaptan perfectamente a todos los penes, no debes sufrir por ello.

2. Si usas preservativo es importante que te lo pongas antes que el anillo.

3. Antes de colocarlo en el pene, asegúrate de que este esté erecto. Aplica sobre el anillo y sobre el pene un poco de lubricante, te ayudará a que se deslice mejor sobre tu miembro.

4. Si tu anillo es elástico, agrándalo, colócalo a la altura deseada del pene y suéltalo poco a poco, con mucho cuidado. Si lo sueltas rápidamente puedes lesionarte.

5. Los anillos que recogen los testículos deben ponerse primera sobre la base del pene y luego estirarse hacia atrás hasta el escroto. Al igual que en el caso anterior, hay que soltarlo despaco con mucho cuidado.

6. Durante el sexo, en el caso hipotético de que te moleste, debes reconocer el dolor y retirarlo. Cada persona es más o menos sensible a ellos, úsalo sólo durante el tiempo que te haga disfrutar. No lo uses durante periodos más largos de 30 minutos para evitar problemas.

7. Al terminar, no te quedes dormido con él puesto, retíralo y guárdalo para la siguente ocasión.

8. Por último, ¡disfruta al máximo! Los juguetes eróticos están diseñados para que tengas una vida sexual más placentera.

Escribe un comentario

Por favor, ten en cuenta que revisamos todos los comentarios antes de su publicación.