Tips para disfrutar al máximo de tu vibrador. ¡El mejor amante!

No es ningún secreto, a todas nos llega ese momento caliente en el que decidimos comprarnos un vibrador. Una vez lo tenemos en casa nos damos cuenta del gran acierto de la compra. El juguete sexual  pronto se convierte en nuestro gran compañero íntimo, el mejor amante posible, siempre dispuesto a satisfacer nuestros instintos más básicos, capaz de regalarnos los más exquisitos orgasmos.

 

 

Actualmente cualquier mujer que se precie debería tener siempre su vibrador a mano para los momentos de auto placer a solas. La sexualidad femenina es maravillosa, nuestro cuerpo es, valga la redundancia, nuestro. ¿Por qué no disfrutarlo y sacarle el máximo partido posible?

Este nuevo juguete sexual que has comprado servirá para explorar tu cuerpo, conocerte a ti misma y reconocer lo que más te gusta en el sexo. Además del placer que obtienes, te ayuda a disfrutar luego del sexo en pareja. Serás capaz de transmitir a tu amante lo que más te gusta y lo que menos, dónde y cómo intensificar las caricias.

La masturbación es algo genial e inherente a cualquier persona, y un vibrador te acompaña en este mundo maravillosas sensaciones. Y es que no hay persona en el mundo capaz de imitar el placer que producen las vibraciones de estos juguetes sexuales.

En resumen, estás entrando en un nuevo mundo de placer en el que tú eres la protagonista.

 

A continuación encontrarás unos tips que te ayudarán a que tu nuevo vibradore se convierta en tu juguetito preferido:

PRUEBA DIFERENTES POSTURAS – Estás ante tu flamante compañero sexual, tienes todo el tiempo del mundo y puedes hacer con él lo que quieras para que te lleve a los mejores orgasmos que jamás hayas experimentado. No te limites a usarlo de forma tradicional. Experimenta nuevas posturas, ponte a cuatro patas, siéntate sobre él, acuéstate boca a arriba y baca abajo, con las piernas abiertas y luego cerradas…  De rienda suelta a tu imaginación, estás disfrutando del auto placer: estás tú contigo misma. No te cortes lo más mínimo, todas tus fantasías son posibles.

 

COMPLEMENTA LAS CARICIAS – Tu nuevo vibrador está aquí para realizar parte del trabajo pero puedes acompañarlo con otras caricias. Juega con tus senos, el clítoris, introduce un dedo analmente, acarica tus muslos... Las posibilidades son infinitas, el límite lo pones sólo tú.

 

JUEGA CON LAS CARACTERÍSTICAS DEL VIBRADOR – Cada vibrador tiene unas peculiaridades, trata de explotarlas al máximo. Juega con los diferentes programas de vibración y úsalo variando la presión. Cada intensidad de vibración produce diferentes sensaciones, seguro que cada una se adapta a tu grado de excitación. Aprende a usarlo de forma lenta, rápida, penetrando y saliendo dejando un espacio de tiempo entre cada acción… Cada tipo de vibrador te aportará, además, diversas formas de estimulación: las balas vibradoras son ideales para estimular el clítoris y el ano, de forma externa; los vibradores clásicos servirán para disfrutar vaginalmente; los vibradores conejito rampante estimulan dualmente, tanto vaginalmente como el clítoris; y los estimuladores sexuales son ideales para gozar frotando tu sexo contra ellos, acariciando tus labios vaginales así como el clítoris. Y todos ellos con una única finalidad: llevarte al cielo mediante increíbles orgasmos.

 

NO TE LIMITES A TU SEXO – Lo sabemos, estás muy caliente y te apetece que tu vibrador te posea, sin más. Pero piensa en el juego de las vibraciones, el coqueteo del hormigueo que producen… Pon tu vibrador en marcha y presiona con él tu clítoris, acaricia tu monte de Venus, juega con tus labios mayores y menores, con la apertura vaginal pero sin penetración, disfruta de tus pezones, el cuello y las orejas…

 

SEXO ANAL – Un vibrador sirve para penetrar, y con él puedes jugar tanto vaginal como analmente. Despierta tu lado más travieso y lánzate al placer anal. Los orgasmos que proporciona la puerta de atrás pueden ser igual o más intensos que los vaginales. Los límites los marcas tú y sólo tú.

 

JUEGO EN PAREJA – No olvides que tu juguetito sexual se puede usar también en relaciones de pareja. Con él podréis disfrutar los dos, tanto sobre tu cuerpo como sobre el cuerpo de tu chico. Juega con las vibraciones y su pene, el escroto, el perineo y, por qué no, su ano. El sexo anal masculino en hombres heterosexuales está más de moda que nunca. Los hombres también disfrutan del sexo sin complejos. Recuerda que ahí detrás tienen su Punto P.

 

Con estos pequeños tips y una mente abierta harás que tu nuevo vibrador sea la mejor compra que jamás hayas realizado. Disfruta, disfruta y… ¡Disfruta!

Lisa Rose 18 mayo 2015 3 etiquetas (mostrar)

Comentarios

Pablo

Pablo dijo:

Leía el artículo para reenviárselo a una amiga que le molan los vibradores, seguro que le da otra perspectiva. Siempre me habla del tema de comprarse uno doble….

Escribe un comentario

Por favor, ten en cuenta que revisamos todos los comentarios antes de su publicación.