Las 5 mejores posturas para que ella llegue al orgasmo

Por todos es sabido que la mayoría de los hombres llegan al orgasmo durante el coito. Pero, ¿qué ocurre con ellas? Una encuesta realizada a más de 2000 mujeres indica que “sólo” el 60% de ellas consigue el orgasmo de forma regular durante el sexo con su pareja. Este mismo estudio concluye que una parte del 40% restante finge el orgasmo para no herir a su pareja.

Existen varias fórmulas para conseguir que el porcentaje de mujeres que alcanza el orgasmo sea mayor pero para ello es necesaria la implicación de ambos, dedicando más tiempo a los juegos preliminares, hacerlo sin prisas y adoptar algunas posturas durante el sexo que a continuación os contamos.

 

 

Es muy importante recordar que para alcanzar el clímax de forma regular hay que practicar a menudo. Así que ya lo sabéis, ¡una sesión al día de sexo es la mejor solución!

 

1. EL MISIONERO

Sexólogos y psicólogos coinciden en que esta es la postura más practicada por las parejas heterosexuales de todo el mundo. Aunque pueda parecerlo, no es por casualidad. Tanto hombres como mujeres la consideran una forma muy íntima de hacer el amor, ya que los dos cuerpos están en permanente contacto durante el sexo. Ese grado de unión la convierte en una fantástica manera de conseguir el orgasmo de la mujer. Para que sea efectiva es básico que los amantes se coloquen en diagonal para aumentar al máximo la estimulación del clítoris.

 

2. LA VAQUERA

En esta postura ella se convierte en una cowgirl, cabalgando sobre el pene del hombre. De esta forma la mujer puede controlar perfectamente la profundidad de penetración, el ritmo, el ángulo... y además podrá frotar su clítoris contra el cuerpo de su hombre. Una excelente manera de aumentar la excitación y conseguir el orgasmo deseado.

 

3. LA CUCHARITA

Una deliciosa manera de experimentar maravillosos orgasmos. La mujer se tumba de lado y el hombre la penetra por detrás, de espaldas. Ella podrá jugar con las piernas cerradas o entreabiertas, como más prefiera. Las manos de los dos amantes quedarán libres para estimular el clítoris frontalmente. Te recomendamos que sea ella quien se masturbe tocándose el botoncito del placer. Así podrá jugar con el ritmo que necesite para alcanzar el orgasmo de forma progresiva.

 

4. A CUATRO PATAS

Esta postura se conoce también como el perrito. Ella se coloca de espaldas sobre sus manos y rodillas mientras él la penetra por detrás. Las mujer puede controlar la inclinación y queda libre para acariciarse el clítoris tanto como desee. El hombre puede sostenerla por la cadera, hombros, el pelo... Según una encuesta realizada en inglaterra esta es la postura preferida por las parejas de entre 30 y 40 años. El movimiento puede realizarlo tanto él como ella, e incluso los a la vez.

 

5. ENTRELAZADOS

También conocida como la tijera, es una postura muy popular en parejas heterosuxuales pero asociada casi siempre al sexo lésbico. Al entrecruzar las piernas permite la unión de los sexos pero deja espacio para acariciar una vez más el clítoris de forma manual. De esta manera la mujer puede controlar la estimulación y llegar al orgasmo de forma fácil y efectiva.

Escribe un comentario

Por favor, ten en cuenta que revisamos todos los comentarios antes de su publicación.