Las mejores posturas para el sexo anal. ¡Placer en mayúsculas!

El sexo anal es una de las mejores experiencias sexuales que puedes practicar, tanto a solas como en pareja. Para disfrutarlo plenamente con tu amante es muy aconsejable adoptar una postura que facilite este tipo de juego sexual.

 

sexo anal pareja pulgs y dildos anales sensualove

 

Cada vez son más las parejas que introducen esta práctica en la cama. Una vez lo has probado es fácil que quieras repetir una y otra vez más. Y es que la infinidad de terminaciones nerviosas que hay en el ano hacen que la experiencia sea más que gratificante.

 

Al hablar de sexo anal lo hacemos en el sentido más amplio posible. Puedes disfrutarlo en tus sesiones masturbatorias con un Dildo o Plug Anal; en relaciones heterosexuales en las que la mujer o el hombre lo reciben; o en relaciones homosexuales entre chicos o chicas. Si eres chica, para penetrar tanto a tu chico como a tu chica existen los Arneses Strapon, que son el juguete ideal para pasarlo en grande.

 

Recuerda que el ano es una zona del cuerpo que no tiene lubricación de forma natural, por lo que es básico que uses un Lubricante específico Anal así como un Relajante Anal. De esta forma la experiencia será sublime.

 

Ahora sí, hablemos de las mejores posturas para el sexo anal. Úsalas tanto en pareja como al masturbarte:

 

LA RANA – Esta es una postura fantástica para empezar. Túmbate boca abajo con las piernas ligeramente abiertas, relajando las piernas al máximo para facilitar la penetración. Empezad por manipular el ano con mucho lubricnte y los dedos pera luega, una vez dilatado/a penetrar con el pene o tu juguete favorito.

 

LA CUCHARITA – Hablamos de una de las posturas más cómodas que existen. Túmbate de lado con las piernas juntas, relájate y deja que tu amante haga el resto. Puedes acurricarte hasta ponerte en posición fetal, concentrándote en el juego. Si el placer es a solas, puedes quererte con tu juguete desde atrás o abriendo un poco las piernas, dejando así el espacio suficiente para que tu mano se deslice hacia el orificio del placer.

 

EL MISIONERO – No es por casualidad que sea la postura preferida para el sexo, ya sea vaginal o anal. En este caso es necesario levantar un poco la cadera por ejemplo con un cojín debajo o doblando las piernas hacia arriba. Así el ano quedará perfectamente expuesto, ideal para iniciar el juego anal.

 

CAVALGANDO – Al adoptar esta postura tendrás el control tanto de la profundidad de penetración como del ritmo que quieras llevar en cada momento. Separa un poco las piernas y siéntate encima de tu pareja o de tu juguete, poco a poco, dejando que este se apodere de ti. Si adelantas un poco la cadera verás que el ángulo de penetración mejora. Muchos Dildos o Plugs Anales tienen una base que se puede adherir donde quieras, dándote total libertad de movimiento. ¡Disfrútalo!

 

DE PIE, POR DETRÁS – Lo ideal es que te inclines hacia adelante. Con esta postura podrás tener un papel activo o pasivo, según quien haga los movimientos. Si abres mínimamente las piernas favorecerás la penetración.

Lisa Rose 06 octubre 2015 2 etiquetas (mostrar)

Comentarios

Tania

Tania dijo:

Viva el sexo anal!!!!!!

Escribe un comentario

Por favor, ten en cuenta que revisamos todos los comentarios antes de su publicación.