Cómo utilizar un vibrador. La Guía más completa

Si estás leyendo esta guía sobre cómo utilizar un vibrador es porqué has despertado en ti misma cierto interés sobre tu sexualidad. Al usar uno de estos fascinantes juguetes eróticos, mejorarás tu vida sexual. Se trata de una excelente noticia, te contamos por qué: 

  • Tu eres la máxima responsable y dueña de tu cuerpo y, por lo tanto, de tu vida sexual

  • La sexualidad de una mujer es maravillosa, vale la pena vivirla con plenitud

  • El auto placer permite que disfrutes del sexo cuando te apetezca, de forma segura, sin depender de nadie más.

  • Utilizar un vibrador es una manera magnífica de conocerte mejor a ti misma, descubrir lo que más te gusta, aprender a canalizar el placer.

  • Al comprender como funciona tu cuerpo, podrás trasladarlo a tu pareja. De esta forma vuestras relaciones sexuales serán todavía mejores.

  • Su uso favorece el deseo sexual, tendrás más ganas de disfrutar sola y en pareja

  • Facilita el orgasmo. A medida que ganes en experiencia, el camino hacia el éxtasis se irá acortando. Con el tiempo verás que puedes disfrutar de orgasmos en muy pocos minutos. Además, si te lo propones, te convertirás en multi orgásmica. Es sólo cuestión de práctica.

  • Mejora tu lubricación. El cuerpo responderá de forma efectiva ante la excitación, lubricando con mayor rapidez para facilitar el sexo, ya sea en tu más absoluta intimidad o compartiéndolo con alguien más.

  • Obtendrás beneficios sobre tu salud. Al utilizar el vibrador con frecuencia disfrutarás de los beneficios de tener sexo de forma regular. Tus defensas aumentarán reduciendo las posibilidades de enfermar.

  • Serás más feliz. El sexo es uno de los grandes placeres de la vida, no existe nada que produzca una sensación tan agradable sobre nuestro cuerpo como una buena sesión de sexo. Al disfrutar más, repercutirá de forma positiva en tu autoestima, tu estado de ánimo al relacionarte con las personas de tu círculo y, con todo ello, ganarás en felicidad.

 

como utilizar un vibrador

 

No es ningún secreto, la mayoría de las mujeres despiertan interés por un vibrador en algún momento de su vida y deciden comprarse uno. Y es que tú, al igual que cualquier otra persona, también te excitas y mereces encontrar la mejor forma de disfrutar del sexo a masturbándote.

Los impulsos sexuales pueden despertarse en cualquier momento: un chico guapo en la oficina, la lectura de una novela erótica, una escena hot en una película o simplemente una fantasía sexual que invade repentinamente en nuestra mente. No importa el motivo, lo que realmente cuenta es aprender a canalizar esta excitación y sacarle el máximo partido para que te lleve hasta el mejor de los orgasmos.

 

Los primeros juguetes sexuales aparecen ya en la Edad Media, objetos con forma fálica diseñados para la auto estimulación de las mujeres. Con el tiempo se han ido modernizando dando lugar a los vibradores actuales, fabricados con los mejores materiales e incorporando infinitas funcionalidades que ayudan a obtener el máximo placer. Existen muchos y muy variados tipos de vibrador, uno para cada mujer.

 

Antes de centrarnos en cómo utilizar un vibrador, decidirte por el juguete que más se adapte a ti. Para hacerlo, hay que tener varios aspectos en cuenta, los repasamos a continuación.

 

  • ASPECTO VISUAL: Vas a elegir un juguete cuya última finalidad es proporcionarte placer. Es esencial que su aspecto sea atractivo, que te sientas bien con él. Hay mujeres a las que les gusta que sea de diseño, con bonitas formas y colores. Otras en cambio querrán que su vibrador sea realista, lo más parecido a un pene. Todas las opciones son válidas, la decisión final depende sólo de ti y de tus gustos.

  • TIPO DE VIBRADOR: Existen vibradores con funcionalidades muy distintas, cada uno diseñado específicamente para su uso. Es importante que los estudies todos antes de tomar la decisión final de compra. Debes pensar si prefieres penetración vaginal, estimulación del clítoris, las dos cosas a la vez, penetración anal... Algunos vibradores son complementarios y puedes usarlos conjuntamente. Muchas mujeres empiezan comprando uno y luego van adquiriendo otros tipos de juguetes para disfrutar de diferentes experiencias, ampliando poco a poco su colección. Veamos los tipos de vibrador:

 

Dildos -  Este juguete sexual tiene forma fálica. Existen dildos realistas y otros que no lo son, pero siempre tienen forma fálica. Están diseñados para la penetración vaginal y no vibran.

dildos

Vibradores - Son exactamente iguales que los dildos pero en este caso sí que vibran. Los vibradores se pueden usar tanto para la penetración vaginal como para estimular el clítoris u otras zonas erógenas.

 

 

Vibradores Conejito Rampante – Se trata de la evolución natural de los clásicos vibradores. Están diseñados específicamente para que disfrutes de la penetración vaginal pero estimulando también el clítoris. No es por casualidad que hoy en día sean un éxito entre las mujeres, todas quieren tener uno.

 

Estimuladores Sexuales – Son pequeños vibradores pensados para uso externo, tanto para el clítoris como para otras zonas erógenas. Adoptan muy variadas formas, siempre ergonómicas que se adaptan perfectamente al cuerpo. Son los preferidos de las mujeres que disfrutan masturbándose mediante la vibración y fricción de su sexo con algún objeto. Y por supuesto son la delicia de las que consiguen orgasmos al tocarse el clítoris.

 Huevos Vibradores - Este juguete sexual es muy discreto. El huevo se introduce en la vagina y normalmente tiene un mando a distancia para que puedas controlarlo. Al llevarlo en tu interior, es totalmente silencioso. Así que puedes masturbarte incluso en público, nadie lo notará.

Dildos y Plugs Anales – Como su nombre indica, están concebidos para el disfrute anal. Estos juguetes se adaptan perfectamente a tu anatomía y tienen un final con tope para evitar que entren más de lo deseado. Al usarlos es imprescindible hacerlo con un lubricante anal, ya que se trata de una zona no lubricada de forma natural.

 

Balas Vibradoras - Hablamos de un pequeño pero muy poderoso vibrador. Su tamaño es ideal para estimular el clítoris así como el ano de forma externa, los pechos o cualquier otra zona erógena de tu cuerpo. Es además un buen complemento de otros tipos de vibradores o incluso del sexo en pareja, ya que permite disfrutar del clítoris durante la penetración vaginal y/o anal.

 

Vibradores para Parejas - Se los conoce también como we vibe, aunque hay varias marcas de este tipo de vibrador.. Estos juguetes tiene forma de pinza, una mitad se introduce vaginalmente y la otra abrazan el clítoris y parte del pubis. Podrás disfrutar de sus vibraciones mientras eres penetrada por tu vibrador favorito o el pene de tu pareja.

 

 

  • TAMAÑO: Este es otro factor que debes tener en cuenta en el momento de comprar un vibrador. Existen juguetes de muy variados tamaños para adaptarse a las diferentes necesidades de cada mujer.

  • CARACTERÍSTICAS DEL VIBRADOR: Estudia las especificaciones de cada juguete. Verás que ofrecen diferentes velocidades o patrones de vibración así como distintas potencias o incluso movimientos giratorios. Es importante decidir si lo vas a usar en la ducha o en la bañera, ya que si es así necesitarás uno que sea resistente al agua. Te aconsejamos leer detenidamente las características antes de decidirte por un vibrador en concreto.

  • MATERIAL DEL VIBRADOR: Uno de los materiales más utilizados es la silicona. Al elegir un material es importante que no sea poroso, para evitar cualquier problema de salud y para que puedas limpiarlo con facilidad.

  • PRECIO, CALIDAD Y DURABLIDAD: Aunque no siempre van de la mano, un vibrador de precio más elevado suele ser de mejor calidad y, por lo tanto, de más durabilidad. Pero como en todo, la elección dependerá de la cantidad que estés dispuesta a invertir en placer.

 

Ahora que ya sabes cómo elegirlo, ha llegado el momento de hablar de cómo utilizar un vibrador. Este juguete que has comprado servirá para explorar cada rincón de tu cuerpo, conocerte todavía mejor y disfrutar como nunca antes. Así conseguirás sacarle el mayor partido posible a tu sexualidad. Recuerda que la masturbación es algo inherente a cualquier persona . Los vibradores están especialmente diseñados para acompañarte en este maravilloso viaje del auto placer en el que tú eres la protagonista. Veamos Cómo usar tu vibrador paso a paso:

 

1. BUSCA EL MOMENTO PERFECTO Y RELÁJATE

Repasa tu apretada agenda y busca un día en el que no tengas prisa, de otra forma será imposible encontrar la relajación y dedicación que necesitas para disfrutar de tu cuerpo como se merece. Puedes pensar en la mañana del domingo, cualquier noche al acostarte, o una tarde libre sin compromisos.

Busca un rincón en el que estés cómoda como la cama, el sofá, la bañera. Prepara el momento como si de una velada se tratara, con una iluminación tenue y, si te apetece, por qué no con algo de música e incluso incienso. Y es que vas a hacer el amor contigo misma. ¿No mereces lo mejor?

 

2. EMPIEZA POCO A POCO, SIN PRISAS

El uso de un vibrador, como en el caso del pene de un hombre, puede ser muy intrusivo si vas directa al grano. Empieza desnudándote poco a poco, jugando con tu cuerpo, acariciándolo de forma sensual. Compórtate como si de juegos preliminares se tratara. La mejor forma de hacerlo es con tus manos, acercándote poco a poco a tus puntos más erógenos. Una pequeña caricia en los pechos, trazar con un dedo círculos alrededor de tu clítoris o acercarte al orificio de tu ano puede servir para calentar el ambiente.

Déjate seducir por ti misma para que la excitación se apodere poco a poco de ti. No dejes que tu vibrador entre en juego hasta que no estés muy encendida. Aumentar tu excitación gradualmente será la garantía de un mayor disfrute.

 

3. PRUEBA DISTINTAS POSTURAS

Estás ante tu flamante compañero sexual, no tienes prisa alguna y sabes que sabrá llevarte hasta el mismísimo cielo. Al plantearte cómo utilizar un vibrador, no pienses únicamente en usarlo de forma tradicional, tumbada en la cama. Libérate y da lo mejor de ti, adopta tantas posturas como te apetezca para él. Puedes ponerte a cuatro patas, boca arriba, boca abajo, con las piernas abiertas y elevadas al aire, luego con las piernas entrecruzadas... Da rienda suelta a tu imaginación, es tu momento, cualquier fantasía es posible. Busca por ejemplo un espejo y disfruta del reflejo de tu sexo al ser penetrado por tu vibrador. No hay barreras, depende sólo de ti.

 

4. NO TE LIMITES AL VIBRADOR

Además de utilizar el vibrador, complementa la estimulación con otras caricias. Juega con tus pechos, tócate el clítoris, introduce un dedo analmente, acaricia tus nalgas, los muslos... Las posibilidades son, una vez más, infinitas. Una pequeña Bala Vibradora puede ser la perfecta aliada para complementar la estimulación. Existen algunos dildos con ventosa que se pueden pegar en el suelo o en la pared, liberando así las dos manos para que puedas jugar con el resto de tu cuerpo.

 

5. EXPLORA TODAS Y CADA UNA DE LAS CARACTERÍSTICAS DEL VIBRADOR.

Este es un punto muy importante para saber cómo utilizar tu vibrador. Juega con los diferentes patrones e intensidades de vibración, verás que cada uno ofrece diferente sensaciones. Empieza de forma relajada y aumenta la vibración a medida que lo haga la excitación. Aprende a masturbarte de forma lenta, rápida, penetrando y saliendo dejando un pequeño espacio de tiempo antes de entrar otra vez, con diferentes grados de presión. Intenta ser creativa, verás que al probar cosas nuevas aparecen sensaciones hasta ahora desconocidas.

 

6. SEXO ANAL

Es el aliado de muchas mujeres (y también hombres) pero el gran desconocido para muchas de ellas. El sexo anal ofrece un nuevo universo a descubrir. Los orgasmos que la puerta de atrás puede proporcionarte son increíbles. Algunas mujeres confiesan incluso que difrutan más con el sexo anal que con el vaginal. Y es que el ano posee infinidad de terminaciones nerviosas que, al estimularlas, garantizan un enorme placer.

 

7. JUEGO EN PAREJA

Los vibradores no son únicamente para uso individual. Muchas parejas los usan para mejorar sus relaciones sexuales. Háblalo con él e introdúcelo en algún encuentro sexual. No hay nada mejor como compartir de forma abierta cualquier experiencia.

 

Con toda esta información y una menta abierta, aprenderás cómo utilizar un vibrador y sacarle el mayor partido posible- Verás como pronto tu nuevo juguete sexual se convertirá en el mejor amante que jamás hayas imaginado.

Lisa Rose 16 diciembre 2015 1 etiquetas (mostrar)

Comentarios

Lorena

Lorena dijo:

Cuánta información, muchas gracias!

Escribe un comentario

Por favor, ten en cuenta que revisamos todos los comentarios antes de su publicación.