Masturbación anal, ¡atrévete a gozar por la puerta de atrás!

La masturbación es algo aceptado ya por casi todos, una forma de amarse a uno mismo, una oportunidad de disfrutar de tu cuerpo cuando, como y donde quieras, sin necesidad de implicar a nadie más. Además, es una forma de sexo muy segura que no comporta embarazos no deseados ni enfermedades de transmisión sexual.

Al masturbarnos descubrimos nuestro cuerpo, preparándolo para canalizar mejor el placer. También aprendemos lo que más nos gusta y nos da experiencia para usar lo aprendido en futuras relaciones de pareja.

 

masturbación anal

 

Existen infinidad de formas de masturbación. Limitarte a acariciar tu órgano sexual, ya seas hombre o mujer, es perderte la oportunidad de gozar al máximo. Y es cuando nos preguntamos, ¿Por qué no añadir la masturbación anal? Los beneficios son infinitos, a continuación te contamos algunas de sus principales características y beneficios de esta práctica sexual.

 

No produce dolor

Existe la falsa creencia de que el sexo anal es algo antinatural y muy doloroso. Lejos de esa falsa afirmación, el sexo por detrás puede ser muy placentero si sabes cómo hacerlo. Al tratarse de una zona no lubricada de forma natural, es muy importante que uses un lubricante específico anal, mucho más denso que el normal, pensado para esta práctica. Al masturbarte, debes empezar poco a poco, sin forzar, jugando con tu orificio hasta que tu excitación lo dilate y puedas empezar a penetrarte. Recuerda que el ano tiene infinidad de terminaciones nerviosas, tanto en hombres como en mujeres, convirtiéndolo en una fuente de placer inagotable.

 

Tu autoestima subirá por las nubes

Al disfrutar de tu ano disfrutarás de tu cuerpo sin restricciones ni complejos. Esto te dará una sensación de libertad extrema. No importa si eres un hombre o una mujer, ni tan solo tu tendencia sexual. El ano está ahí para disfrutes de él de la misma forma que disfrutas del resto de tu cuerpo. Vivir la sexualidad con plenitud hará que te sientas mucho más mujer o mucho más hombre. Esto mismo lo proyectarás hacia ti y hacia los demás, aumentando así tu autoestima.

 

Disfruta de la sensación de prohibo

El sexo anal ha estado siempre envuelto de tabús, ligado a lo prohibido, vinculado al lado oscuro del sexo. Al dar el paso y lanzarte a la masturbación anal romperás con cualquier barrera. La excitación que te producirá esta sensación es enorme, ¡disfrútalo!

 

Combina la masturbación anal con otras formas de placer

La suma de sensaciones hará que consigas orgasmos mucho más intensos. Goza de tu cuerpo en su máximo esplendor, dedicándote a todos y cada uno de los rincones de tu cuerpo. La penetración anal es sumamente placentera en el momento del orgasmo, ya que se producen una serie de contracciones extremadamente agradables. Deja volar tu imaginación experimentando día a día sin limitar ninguna de tus fantasías sexuales. La suma de todo ello hará que disfrutes de tu cuerpo como nunca antes lo has hecho.

 

Usa juguetes diseñados para ello

La masturbación anal es segura si usas los juguetes adecuados. Los Dildos y Plugs anales tiene una terminación en forma de tapón que garantizan que tu juguete no entre más de lo deseado. Además su forma está pensada para estimular tu ano de forma correcta. Existen unos Kits Anales como este que harán que te vuelvas loco o loca de placer. ¿A qué esperas para disfrutar de tu puerta de atrás?

Escribe un comentario

Por favor, ten en cuenta que revisamos todos los comentarios antes de su publicación.