Los 7 principios básicos del Sexo Anal

El sexo por la puerta de atrás está de moda. Por suerte ha dejado de ser algo prohibido, lo practican hombres y mujeres, independientemente de su condición sexual. Se trata de una forma más de placer, una fórmula para sumar nuevas experiencias y vivir la sexualidad con total libertad y plenitud.

 

Los 7 principios básicosdel sexo anal

 

Pero como con todo, para practicarlo correctamente hay que seguir unas pautas. Si lo hacemos, disfrutaremos mucho más y evitaremos una serie de posibles inconvenientes. A continuación encontraréis los 7 principios básicos del Sexo Anal.

 

1. UTILIZA SIEMPRE PRESERVATIVO.

El preservativo no sirve únicamente para evitar embarazos durante el sexo vaginal. El uso de un condón para el sexo anal es un imperativo, aunque lo hagas con tu pareja habitual. Con él no sólo evitará posibles enfermedades de transmisión sexual sino que además controlarás cualquier posible infección producida por micro heridas en tu trasero. Además, es importante también para él, ya que el pene podría infectarse al estar en contacto con el ano de la pareja.

 

2. EVITA USAR EL MISMO PRESERVATIVO VAGINALMENTE

Tal y como hemos discho anteriormente, un preservativo evitará posibles enfermedades e infecciones. Pero cuidado, si vas a practicar sexo anal y sexo vaginal, cámbiate el preservativo. De otra forma podrías complicar las cosas.

 

3. NO LO HAGAS SI NO TE APETECE MUCHO.

El sexo anal es algo muy placentero pero para que sea gratificante es necesario que estés muy excitad@. De otra forma no dilatarás bien y la experiencia será negativa. Empieza por otro tipo de sexo y sólo cuando veas que realmente te paetece, lánzate a él poco a poco, sin prisas.

 

4. LA HIGIENE ES BÁSICA

Disfruta de tu cuerpo y del de tu pareja tanto como te apetezca, pero siempre cuidando la higiene al máximo. El sexo anal requiere de cierta preparación, ve al baño antes si puedes y lávate con esmero. De esta forma, además, lucirás mucho más atractiv@, sintiéndote más cómod@ durante el sexo.

 

5. UTILIZA EL LUBRICANTE ADECUADO

¿Sabías que existe un lubricante diseñado exclusivamente para el sexo por detrás? El ano no tiene lubricación natural, un lubricante anal es mucho más espeso que los normales. Al usarlo asegurarás que la experiencia sea fantástica. No utilizarlo, por el contrario, hará que sientas dolor. No lo dudes ni un momento, la cierto es que necesitas uno.

 

6. EVITA EL USO DE LAXANTES

Contrariamente a lo que pueda parecer, es muy mala idea usar este tipo de productos para el sexo anal. Si lo haces tendrás una sensación permanente de ganas de ir al baño. Es más que probable que tengas alguna pérdida accidental durante el sexo.

 

7. USA JUGUETES DISEÑADOS PARA EL ANO

Nuestro trasero tiene una propiedad que lo hace diferente a la vagina, y es que al apretar los músculos succiona los objetos que se introducen en él. Los Dildos y Plugs anales están pensados para ello, terminan con un tapón que evita que entren en nuestro cuerpo más de lo deseado. Su forma es totalmente ergonómica, diseñada para el disfrute por la puerta de atrás. Evita usar cualquier otro objeto para no acabar el urgencias con él dentro.

Escribe un comentario

Por favor, ten en cuenta que revisamos todos los comentarios antes de su publicación.