De la insatisfacción sexual a la mujer multiorgásmica. ¡Te contamos cómo!

Al llegar al orgasmo, sentimos una sensación muy especial que recorre el cuerpo. Hemos hablado muchas veces de los innumerables beneficios que tiene: nos liberan del estrés, ayudan a que durmamos mejor, nos hacen más felices e incluso previenen ciertas enfermedades. Pero hay una diferencia importante entre hombres y mujeres y es que mientras ellos llevan al orgasmo casi siempre, para ellas puede llegar a ser una tarea bastante complicada.

 

mujer feliz multiorgasmica sensualove

 

Muchas mujeres viven con ello y se conforman con tener menos orgasmos o incluso ninguno. Disfrutan del placer que sienten al masturbarse o teniendo sexo con su pareja sin llegar al clímax. Algunas se ven forzadas a fingir sus orgasmos para hacer felices a sus hombres o simplemente para terminar cuanto antes porqué ya no se sienten excitadas. No es preciso vivir en la insatisfacción sexual, cualquier mujer puede aprender a disfrutar del sexo, tanto a solas como en pareja, y convertirse en multiorgásmica si sabe cómo.

 

Presta atención a todas tus zonas erógenas

Tener un orgasmo mediante penetración vaginal es posible pero no probable. La mayoría de hombres, y de mujeres no entendidas en la materia, creen que para alcanzar el orgasmo femenino basta con penetrar vaginalmente a una mujer. La realidad es muy distinta debido a la compleja anatomía femenina.

El principal punto de placer de una mujer es su clítoris, difícilmente podremos llegar al orgasmo si no lo estimulamos. Otros puntos erógenos son el punto G, el ano o los pechos. La combinación de la estimulación de todos ellos nos asegurarán llegar a nuestro objetivo.

Existen innumerables juguetes sexuales que facilitarán el trabajo, algunos de ellos son:

 

  • Balas vibradoras o Estimuladores Sexuales: permiten estimular el clítoris durante nuestras sesiones de sexo a solas o en pareja, como complemento.

  • Vibradores Punto G: Diseñados con la punta curvada para alcanzar y estimular fácilmente este enorme punto de placer situado en el interior de la vagina.

  • Plug o Dildo Anal: Son juguetes muy seguros, con un tapón final, para gozar por la puerta de atrás sin el peligro de que nuestro juguete penetre más de lo deseado.

  • Pinzas para Pezones: Lo último en tendencias sexuales, perfectos para estimular los pechos y ganar en placer.



Mastúrbate como complemento de placer

No importa si estás sola o en pareja, la masturbación es ideal para entender mejor tu cuerpo, proporcionándote placer como tú sola sabes hacerlo.

Algunas mujeres lo hacen al acostarse, para relajarse y dormir mejor. Otras disfrutan de su cuerpo al ducharse o al hacer una bañera de agua calienta. Y otras muchas simplemente encuentran un momento de relax a cualquier hora del día para regalarse una buena sesión masturbatoria.

Un vibrador como estos hará que disfrutes todavía más, contribuyendo a aumentar tu excitación y conseguir orgasmos más rápido, más intensos y duraduros.

Masturbarte puede ser también la mejor forma de terminar una relación sexual si no has conseguido llegar al orgasmo con tu chico. No debería importarte hacerlo delante de él, de esta forma ambos conseguiréis el clímax. A él tampoco debería importarle, de hecho la mayoría de los hombres encuentran muy sexy ver cómo sus parejas se tocan delante de ellos.

Recuerda que, como en todo, la práctica es imprescindible para mejorar. Cuanto más te masturbes mejor conocerás tu cuerpo y podrás canalizar la excitación de forma más efectiva y en el menor tiempo posible.



Entrégate a tus fantasías más eróticas

El sexo no empieza en el momento en el que comienza la estimulación sino mucho antes. Deja que tu mente se pierda en tus fantasías sexuales más prohibidas. A veces reprimimos nuestros instintos mediante la razón, bloqueando así la excitación. Si piensas en sexo durante el día verás como tu cuerpo te pide más.

Cualquier momento del día puede ser la chispa que encienda tu llama de placer: una imagen, un cruce inesperado con un chico guapo, un recuerdo, una escena de una película... No importa lo que sea, sigue tus instintos y disfrutarás de una vida sexual plena y satisfactoria.



Disfruta de todo el proceso de excitación sin esperar nada a cambio

No te obsesiones con el orgasmo, en ocasiones llegará y en otras no lo hará. Céntrate en cada juego, cada acaricia , cada roce. Disfruta del camino, sólo de esta forma conseguirás que tu cuerpo se relaje, siendo mucho más receptivo a los estímulos que recibes.

Ya sea a solas o en pareja, concéntrate en cada rincón de tu cuerpo y libera tu mente. Te sorprenderás al ver incluso que después de un orgasmo puede tener otro, y otro, y otro... Convirtiéndote de la noche al día en una mujer multiorgásmica.

Escribe un comentario

Por favor, ten en cuenta que revisamos todos los comentarios antes de su publicación.