Beso negro, intenso placer e increíbles orgasmos

 El beso negro es una de las técnicas sexuales más placenteras que consiste en estimular el ano de tu pareja con los labios y la lengua.

Esta práctica amatoria también se conoce como anilingus, beso del colibrí o beso polaco. Aunque en el pasado estaba relacionada únicamente con parejas homosexuales, hoy en día lo disfrutan todos.

Beso negro anilingus sexo oral

Las parejas que deciden probarlo lo incorporan en la cama de forma habitual. Un beso negro puede llevar a tu pareja hasta el orgasmo, el ano tiene miles de terminaciones nerviosas que lo convierten en una zona erógena exquisita, indistintamente de si eres hombre o mujer.

El anilingus puede ser una forma de placer en sí o un juego preliminar antes del sexo vaginal o anal.

 Si ambos estáis de acuerdo en hacerlo, ¿a qué esperáis para pasarlo bien con algo nuevo? Si todavía no lo has hecho, propónselo a tu amante, puede que le encante la idea.

La higiene es siempre importante pero para el beso negro es más que fundamental. Una ducha previa a conciencia hará que la experiencia sea fantástica. También es básica la higiene bucal. En definitiva, limpieza ante todo.

Si lo prefieres, existen unas toallitas para sexo oral, de látex, perfectas para que ambos lo paséis en grande. Estas láminas son súper finas así que no perderéis sensibilidad al practicar esta técnica. 

Preservativo toallita sexo oral latex para beso negro

Otra muy buena idea para que el encuentro sea incluso más especial es utilizar un Lubricante de Sabor. Seguro que tu dedicación es mayor al lamer a tu amante con gusto a tu fruta preferida.

Lubricante de sabores para beso negro

También existen lubricantes anales, más densos, específicos para el sexo anal.

 ¿Cómo practicar un buen beso negro?

Para ofrecer un anilingus es importante que busquéis una posición cómoda para los dos, que os permita disfrutarlo sin prisas.

Puedes empezar acariciando las nalgas y glúteos de tu amante para luego acercarte a su sexo y empezar con algo de masturbación.

A medida que la cosa se caliente es momento de desplazarte hacia el ano y juguetear con él, frotando con algún dedo, dándole besos y regalando algún lametazo. Los movimientos circulares siempre funcionan ;)

Poco a poco aumenta el ritmo y la presión, alternando besos, movimientos de lengua y jugando con los dedos. Cuando tu pareja empiece a dilatar, no dudes en penetrar el ano tanto con tu lengua así como con alguno de los dedos. Siempre poco a poco, para no hacerle daño.

No dejes de lado la masturbación, la estimulación de varios puntos erógenos a la vez harán que se vuelva loc@ de placer.

Una fantástica manera de ampliar el placer es mediante el uso de juguetes, como por ejemplo un pequeño Plug anal o unas Bolas Anales.

Plug Anal para Beso Negro    Bolas Anales para Beso Negro

Recuerda que en el sexo todo vale si ambos estáis de acuerdo. Así que, ¿por qué no disfrutar de un buen beso negro? Te llevará direct@ al mejor de los orgasmos que jamás hayas tenido.

Escribe un comentario

Por favor, ten en cuenta que revisamos todos los comentarios antes de su publicación.