Claves para realizar un masaje erótico en los pies

Si tienes ganas de disfrutar de una velada erótica muy excitante con tu pareja pero te gustaría salirte del guión de siempre te proponemos una actividad sexual que te sorprenderá: realizar un masaje erótico en los pies. Sí, lo has oído bien. Aunque parezca extraño en los pies hay un montón de terminaciones asociadas con distintos puntos del cuerpo, y uno de ellos son los genitales. Por lo tanto, si sabes cómo y dónde masajear puedes ofrecer el mayor de los placeres a tu pareja a la vez que calientas los motores para que la noche transcurra con mucha pasión.

Masaje erótico en los pies Sensualove


Los preliminares

Antes que nada es importante adecuar la habitación donde se realizará el masaje. No tiene que hacer ni mucho frío ni tampoco calor. Como de lo que se trata es de estar desnudos lo ideal son unos 24 grados. Una iluminación tenue como la que ofrecen las velas también le dará un toque romántico, así como un poco de música suave. La persona que recibe el masaje tiene que tumbarse cómodamente boca arriba y ponerse una almohada debajo de las rodillas.
El aceite de masaje
Para que el deslizamiento de tus manos sea óptimo tienes que utilizar un aceite esencial de masaje. Puedes elegir entre los que tenemos en nuestra tienda online. Te recomendamos uno a base de almendras o bien que sea perfumado. Piensa que todos los sentidos juegan un papel muy importante en la experiencia global, y tanto el tacto como el olfato son unos de de los más importantes en esta ocasión. Recuerda frotar las manos cuando apliques el aceite para calentarlo, y no solamente en las palmas, sino también en los nudillos, ya que también los usarás.

Aceite Aromático Jardín del Placer Sensualove



¿Cómo realizar el masaje paso a paso?

 

  1. Empieza agarrando uno de sus pies suavemente con tus dos manos y acarícialo para que se impregne de aceite y tome el primer contacto. La zona interior del tobillo, justo por encima del empeine, así como el talón tiene fuertes conexiones con los genitales. Así que desliza también tus manos por estas dos zonas.
  2. Ahora coloca tus nudillos sobre su talón y comienza haciendo movimientos circulares. Tales moviientos tienen que ser suaves sin ejercer demasiada presión, aunque según vas haciendo el masaje puedes ir preguntando a tu pareja si le gusta lo que le haces o bien si prefiere que se lo hagas de otra forma.
  3. Sin levantar la mano de su pie pasa a la zona delantera del tobillo, por el empeine, y continúa realizando movimientos circulares en la zona, esta vez con las yemas de tus pulgares. Puedes sujetar el pie con las dos manos debajo de su talón.
  4. Suavemente sigue avanzando por el empeine hasta llegar a los dedos del pie donde irás uno por uno haciendo el mismo movimiento circular en sus yemas. Si te apetece pedes probar a chupar los dedos, pasando la lengua sensualmente entre ellos. Hay personas que consiguen grandes orgasmos de esta manera. ¡A lo mejor eres una de ellas!
  5. Termina masajeando la planta del pie de forma suave pero cada vez más intensa. Utiliza la palma de tu mano para cambiar de movimientos. Puedes dar pequeños pellizcos sin llegar a hacer daño o incluso dar pequeños golpecitos con tus dedos. Aprovecha esta técnica para darle a tu pareja un masaje que no olvidará.

Una vez termines de realizar el masaje con un pie haz lo mismo con el otro. Procura tomártelo con calma y no correr demasiado. Se trata de una experiencia muy enquiquecedora para los dos que os hará disfrutar a ambos.

 

Apunte final


Verás que este tipo de actividades eróticas son ideales para poner en marcha la creatividad y la fantasía en vuestras relaciones íntimas. La delicadeza y el compromiso son claves para conectarte físicamente con tu pareja. Así que aprovecha toda esta información para sorprender a tu pareja.

Escribe un comentario

Por favor, ten en cuenta que revisamos todos los comentarios antes de su publicación.