Confesiones sexuales de internautas adolescentes. ¡Muy calientes!

Internet es una herramienta muy potente al servicio de las personas, una excelente forma de sociabilizar por su capacidad de interactividad y por sus posibilidades de participación. La creación de contenido es constante y, como no, el sexo ocupa un espacio más que destacado.

Confesiones sexuales de internautas adolescentes

Lo que os acercamos hoy son algunas muestras de confesiones sexuales que usuarios adolescentes publican en la red. Como es habitual, la realidad supera cualquier tipo de ficción. Esperamos que os gusten.

LARA - “El otro día, al acostarme, pasé por delante de la habitación de mi hermano mayor, de 20 años, tenía la puerta entreabierta y vi como se masturbaba viendo porno en su ordenador. Me quedé un rato mirando hasta que se corrió. En aquel instante no me excité pero al llegar a mi cama empecé a pensar en lo que había visto y no pude evitar que desapareciera primero uno y después dos de mis dedos hasta el orgasmo. Me encantaría ser yo quien lo tocara pero sé que es algo que quedará siempre como una fantasía”.

ARMANDO - “Soy un chico sin pareja, heterosexual pero me permito hacer felaciones durante los tríos. Lo mío es ligar por internet, es mucho más fácil que en un bar o una discoteca. Las páginas de contactos me permiten tener sexo siempre que quiero, sobre todo con mujeres un poco maduritas, de unos 40 años. Me gusta hacer de todo y que me hagan de todo, para mi el sexo es fundamental”.

SANDRA - “Hace unos dos años mi primo me confesó que estaba loco por mi y yo le dije que sentía lo mismo por él. Desde entonces sólo nos saludamos si nos cruzamos en el pueblo. Pero este fin de semana, por fiestas, terminamos haciéndolo en su coche. Los dos tenemos pareja y somos familia joder, pero el deseo es irrefrenable. Me gustaría dejar a mi novio y estar con él aunque sé que es casi imposible y más viviendo en un pueblo pequeño. No sé lo que pasará a partir de ahora”.

CAROL - “Estoy muy confundida. La pasada noche, en una fiesta de cumpleaños, me lié con 3 de mis amigas. No es que sea lesbiana, o eso creo, pero habíamos bebido y estábamos muy cariñosas entre nosotras. Abrazos, toqueteos, picos... nos calentamos y terminamos en una especie de orgía monumental. Todavía ahora no puedo creerme que tocara y chupara tres coños y que yo me dejara hacer lo mismo. Lo curioso del tema es que cada vez que pienso en ello termino mojada y creo que no me importaría repetirlo. Pero me gustan los tíos y mucho. Así que estoy hecha un lío...”.

MARCOS - “Hace unos días llegué a casa de improvisto y me encontré a mi madre desnuda saliendo de la ducha. Me disculpé y me fui rápidamente al comedor. Lo fuerte del tema es que me excitó mucho y me siento muy culpable por ello. Pero lo peor es que ahora me la imagino desnuda, me pongo caliente y me masturbo pensando en ella. Quiero verla así de nuevo y me siento mal por tener esos pensamientos tan sucios”.

TANIA - “Lo mío es la masturbación, el sexo conmigo misma. He tenido relaciones con chicos pero es incomparable. Sola descubrí que soy mutiorgásmica. No sé qué tiene de especial mi vibrador pero encaja a la perfección con mi vagina. Con él he tenido hasta 18 orgasmos seguidos. Al entrar dentro de mi y sentir los primeros roces empiezo a tener orgasmos hasta que tengo que parar por agotamiento físico. Espero poder disfrutar tocándome el resto de mi vida, es así como soy feliz”.

Escribe un comentario

Por favor, ten en cuenta que revisamos todos los comentarios antes de su publicación.