Las delicias del sexo anal

Si bien el sexo anal ha sido considerado durante muchos años un tema tabú y con mala reputación a día de hoy podemos decir con la cabeza bien alta que es práctica sexual perfectamente aceptada por la mayoría de la sociedad. Por suerte han quedado atrás aquellos años en los que el sexo anal estaba relegado a homosexuales y ahora muchos hombres y mujeres disfrutan de la penetración trasera con atrevimiento, osadía y divertimiento, creando así un lazo de intimidad muy fuerte con sus parejas.

Las delicias del sexo anal

Se puede disfrutar de sexo anal en pareja, es decir, a través la penetración de un pene real, o bien utilizando un consolador anal diseñado para esta finalidad. Las mujeres pueden disfrutar mucho del sexo anal y conseguir magníficos orgasmos, pero realmente son los hombres los que enloquecen de placer. Y es que, fisiológicamente tienen el Punto P justo en esta zona, también llamado Puro Placer, por las sensaciones de placer intenso que provoca al estimularlo correctamente.

Sabemos que dar el paso y empezar a disfrutar del sexo anal puede ser difícil, ya que durante mucho tiempo nos han inculcado prejuicios acerca de esta práctica. En Sensualove queremos que rompas estos mitos y disfrutes plenamente de tu sexualidad.

El sexo anal es sucio
Si se toman las consideraciones necesarias el sexo anal no tiene por qué ser sucio. Sólo basta una buena limpieza antes de mantener relaciones y también después. Puedes mantener la zona aseada realizando un enema o simplemente lavando con agua tibia, jabón neutro e insertando un dedo unos pocos centímetros para limpiar el recto


Las mujeres no alcanzan el orgasmo con el sexo anal
Como ya sabrás el ano es una zona con numerosas terminaciones nerviosas, que estimuladas correctamente provocan el mayor de los placeres. Es muy simplista pensar que el clítoris es el único órgano encargado de proporcionar placer a las mujeres. Cada mujer es un mundo y es capaz de sentir placer de muchísimas maneras distintas.


El sexo anal duele
El recto es un músculo contractor que posee dos válvulas destinadas a contener el paquete fecal antes de expulsarlo. Durante una relación anal consentida y placentera es necesario que la pareja, sea cual sea su orientación, esté dispuesta a pasarlo bien y relajada, de modo que el recto no se contraiga. Para facilitar la penetración es necesario utilizar un lubricante anal, ya que el ano, a diferencia de la vagina, lubrica muy poco de forma natural. Existen, además, lubricantes anales que además de facilitar la penetración por su deslizamiento ayudan a dilatar la zona. Esto se consigue con ingredientes calmantes y adormecedores, los cuales permiten una dilatación y relajación que propicia una penetración más placentera.

A las mujeres no les gusta el sexo anal
A las mujeres, igual que a los hombres, les pica la curiosidad y quieren probar esta modalidad de penetración en algún momento de sus vidas. Hay varios estudios que demuestran que más de la mitad de las parejas han realizado en alguna ocasión sexo anal. Sí que es verdad que de este 50% solamente un 15% lo realiza como práctica regular en sus costumbres sexuales.


Los consoladores anales son una magnífica herramienta para adentrarse al maravilloso mundo de los placeres que ofrece la puerta trasera. Así que te animamos encarecidamente a que te hagas con uno para disfrutar de un goce increíble durante tus juegos íntimos, ya sea a solas o bien en pareja.

Lisa Rose 01 marzo 2018 2 etiquetas (mostrar)

Escribe un comentario

Por favor, ten en cuenta que revisamos todos los comentarios antes de su publicación.