¿Por qué a los hombres les gusta eyacular en la cara?

El sexo es algo maravilloso y como todo en esta vida puede disfrutarse de miles de formas distintas. Pero hay prácticas sexuales que a veces pueden dejarte descolocada, que no te habías planteado realizar hasta que te encuentras inmersa en ellas, sin saber muy bien cómo debes actuar. Este es el caso de cuando un hombre eyacula tu cara. ¿Pero por qué lo hacen? La respuesta está clara: porque les encanta.

Eyaculación en la cara Sensualove

Muchas mujeres afirman que la primera vez que sus parejas se corrieron en su cara les cogió totalmente desprevenidas. No se lo esperaban. Algunas de ellas estaban realizando una felación, mientras que otras estaban disfrutando de una penetración vaginal. En el momento de alcanzar el clímax sus parejas retiraron el pene de allí donde lo tenían metido y apuntaron directamente hacia sus caras, mirándolas fijamente en los ojos. Llegados a este punto pueden ocurrir dos cosas: que la experiencia guste o que no.

¿Cuándo se popularizó eyacular en la cara?

En las últimas décadas esta práctica sexual se ha visto incrementada en las relaciones sexuales. Hay varias teorías del por qué, seguramente todas tienen su punto de certeza. El sexo oral se popularizó muchísimo con el estreno en la gran pantalla de la película Garganta Profunda en el año 1972. Esta película trata de una chica que no se satisface con el sexo hasta que descubre que tiene el clítoris en la garganta. Es a partir de este momento cuando la chica empieza a disfrutar al máximo practicando sexo oral, así como también de las delicias que le proporciona el semen.

Película Garganta Profunda



La industria cinematográfica ha acercado mucho esta práctica sexual, ya que si bien el hecho de eyacular en el cuerpo de la otra persona puede resultar también muy morboso, la mayoría de las veces se hace en la cara por una cuestión práctica: en un mismo plano el espectador puede ver toda la acción, así como también la reacción de la persona que recibe la eyaculación.

En los años 80 la popularidad de eyacular en la cara también aumentó por la crisis mundial del SIDA. Hubo un eslogan muy conocido que decía: Córrete en mi, no dentro de mi. La gente tenía miedo de contraer esta enfermedad, con lo que si eyacular fuera del cuerpo les mantenía a salvos, creían que era una buena idea.

Según varios sexólogos esta práctica sexual lleva implícita una humillación en la persona que recibe la eyaculación en la cara. Ahora bien, la mayoría de estos sexólogos coinciden en que tal humillación no es algo malo, sino simplemente un rol. La pornografía va cogida de la mano de esta sensación de degradación, y muchas veces es lo que nos enloquece y nos pone a cien. Pasa lo mismo con el bondage y otras prácticas fetichistas, y a todo el mundo le parece de lo más normal.

Avisar con antelación o no hacerlo

Consensuar algo así con anterioridad con la pareja no es mala idea, ya que a algunas mujeres les desagrada la sensación de sentir el semen chorreando por la piel. No queremos decir que se tenga que avisar cuando se realizará, ya que puede perderse la espontaneidad y el erotismo, pero por lo menos saber si a la pareja le puede gustar o no la sorpresa.


¿Cómo te sientes después que te eyaculen en la cara?

A muchas mujeres les parece muy pornográfica la escena, de manera que se sienten muy sexy con tal situación. Les encanta sentirse el centro de atención durante un momento tan crucial como es el clímax de sus parejas, ya que ésta las mira en los ojos con lascivia, y esto les gusta. Pero si eres de las que no les sienta bien debes comunicárselo a tu pareja y buscar otras formas de estimulación que os gusten a los dos.
Lisa Rose 16 marzo 2018 2 etiquetas (mostrar)

Escribe un comentario

Por favor, ten en cuenta que revisamos todos los comentarios antes de su publicación.