¿Por qué el calor despierta el apetito sexual?

Tenemos el verano a la vuelta de la esquina y con él, en nuestro país, los termómetros suben, y en algunas zonas mucho. Por lo que refiere al sexo, varios estudios afirman que es precisamente durante los meses veraniegos cuando las parejas hacen con más frecuencia el amor. Si nunca antes te habías planteado la relación entre temperatura y sexo continúa leyendo, en Sensualove te contamos por qué la sangre se nos altera y estamos más fogosos cuando hace calor.

Por qué el calor despierta el apetito sexual Sensualove

LAS HORMONAS SE REVOLUCIONAN

En primavera y verano es cuando hay más horas de luz, más sol, hablando claro. Y con él aumentan los niveles de testosterona y estrógenos, hormonas relacionadas con el deseo sexual. A su vez, también producimos más oxitocina y también endorfinas, de manera que se incrementa la libido. Además, a más luz solar también aumentan los niveles de serotonina, la cual cosa está estrechamente relacionada con una subida del ánimo, el placer y la felicidad. Por lo tanto, es normal pensar que cuanto más contentos y felices estamos más frecuentemente hacemos el amor, ya que una cosa lleva a la otra.

SUDAMOS MÁS

Aunque a primera vista te repele la idea a muchas personas les resulta atractivo el olor del sudor humano. El cerebro percibe este olor corporal como algo agradable y excitante. No obstante ¡que nadie imagine que su vida sexual puede mejorar absteniéndose de ducharse

VESTIMOS MÁS LIGEROS

Cuando hace calor vamos con menos ropa. Llevamos más vestidos, minifaldas, camisetas de tirantes, blusas semitransparentes, escotes de infarto, bikinis... Enseñamos más cuerpo, en definitiva. La ropa veraniega, en general, es más favorecedora que la invernal. Además, con el sol la piel se broncea, aportándonos un color mucho más seductor que no el blanco pálido.

TENEMOS MÁS FANTASÍAS ERÓTICAS

Algunas fantasías sexuales pueden hacerse realidad durante el verano. ¿Quién no ha deseado alguna vez hacer el amor en la playa o la piscina? La verdad es que resulta más sencillo que hacerlo en medio de una pista de esquí...

ESTAMOS DESCANSADOS

En verano todos solemos tomarnos algunos días de vacaciones. Estamos más relajados, contentos, nos relacionamos más con otras personas, rompemos con la rutina, bailamos más en discotecas, nos sentimos enérgicos. ¿Y qué mejor manera de dedicar nuestro tiempo libre que disfrutando de unas buenas relaciones sexuales?

Así que todo apunta que a partir de este momento todos gozaremos más a menudo del sexo, aunque como dice el dicho, para gustos, temperaturas.

Lisa Rose 09 junio 2017

Escribe un comentario

Por favor, ten en cuenta que revisamos todos los comentarios antes de su publicación.