Sexo en la ducha: un regalo para los sentidos

Hoy os hablamos de un clásico, el sexo en contacto con el agua de la ducha. Comentamos algunos aspectos que harán que disfrutes mucho más de ese momento tan especial.

El contacto de la piel húmeda, el jabón y la sensación que produce el agua caliente harán que disfrutéis del sexo de una forma diferente a las relaciones secas.

 

Sexo en la ducha sensualove



Pero cuidado con los accidentes, un resbalón en el momento crucial puede acabar con todo el erotismo del momento, incluso llevarte directamente a urgencias del hospital más cercano.

Otro clásico es el jabón en los ojos que, lejos de excitar, produce una situación ridícula en la que el afectado puede incluso estallar a llorar, gritando desesperadamente auxilio. Ante algo así, es luego muy difícil reconducir la situación.

Centrémonos mejor en las cosas buenas del sexo en la ducha. Pensemos en el vapor de agua que niebla el habitáculo, los espejos empañados del el calor del placer, la presión del agua caliente sobre los cuerpos, el ruido que provocan los dos sexo al chocar entre ellos o el suave tacto resbaladizo de la piel. ¿No os entran muchas ganas de hacerlo de nuevo? ¡A mi sí! ;-)

En sexo en la ducha es algo divertido, un excelente plan para salir de la cama sin necesidad de ir muy lejos. Puedes hacerlo a cualquier hora del día y siempre tiene un componente de extrema sensualidad. Así que ya lo sabes, vale la pena hacerlo más a menudo.

Una de las posturas más cómodas es la penetración desde atrás. La mujer se inclina un poco hacia adelante, con las piernas entre abiertas, y él la posee sin muchas dificultades. Otras posturas con los dos de frente son posibles pero requieren de cierta elasticidad y mucho equilibrio. No vaya a ser que, como hemos dicho al principio, acabe todo en un gran resbalón. Una alfombra antideslizante no es una mala idea, sobre todo si el plato de ducha o la bañera es liso y cerámico.

Ten en cuenta que, aunque parezca que el agua es un buen lubricante, su efecto es precisamente el contrario ya que elimina el flujo vaginal. Así que no olvides utilizar un buen lubricante, mejorará la experiencia. Por el contrario, si lo hacéis con excesivos roces, puede que terminéis con vuestra zona íntima irritada.

Lubricante para la ducha

Ten en cuenta que también puedes disfrutar del sexo a solas, no tiene que ser siempre en pareja. Un Vibrador resistente al agua será de gran utilidad para ellas y un Masturbador Masculino para ellos también te hará gozar más. 

Vibrador resistente al agua      Masturbador para hombres

Existen incluso juguetes que pueden pegarse a la pared de la ducha mediante una ventosa, liberando las manos para acariciar otras partes de vuestro cuerpo. Y un accesorio para hombre que también se pega a la ducha y permite sujetar un masturbador fleshlight.

Dildo con ventosa para la ducha   Accesorio para masturbador de hombre para la ducha

Un orgasmo en la ducha al empezar o terminar el día, ya sea en compañía o a solas, te hará más feliz. ¿Empezamos hoy mismo?

Escribe un comentario

Por favor, ten en cuenta que revisamos todos los comentarios antes de su publicación.