Blog Sensualove | Sexo: Las mejores noticias y consejos

Vídeo: Mujeres lesbianas tocan un pene ¡por primera vez en su vida!

¿Os gustaría saber la reacción de un grupo de mujeres lesbianas al tocar un pene por primera vez? Lo que os presentamos hoy es un vídeo realizado por la pareja de youtubers Bria y Chrissy, famosas por su influencia en la comunidad LGBTTTI.

Vídeo de mujeres lesbianas tocando el pene de un hombre

Las escenas muestran a unas chicas lesbianas que se muestran algo nerviosas por la acción que están a punto de hacer, ya que nunca antes han tenido la oportunidad, o simplemente no han tenido la curiosidad, de palpar un miembro masculino. En el vídeo nos cuentan lo que sienten al hacerlo así como las expectativas previas que habían generado en su mente. Y es que, una vez realizado, alguna de ellas confiesa que es muy diferente a lo que creían.

Momentos muy divertidos que os dejamos a continuación. ¡Disfrutadlo! ;) 

Lee el post entero →

5 Mentiras Sexuales recurrentes en Hombres y Mujeres

Hay personas que mienten más y otras que lo hacen menos pero, como norma general, todos mentimos y lo hacemos en innumerables ocasiones a lo largo del día. En la mayoría de los casos faltamos a la verdad para quedar bien y no ofender o hacer sufrir a otras personas con la verdad. Pero también mentimos para dar una mejor imagen de nosotros mismos. En lo referente al sexo, además de lo anterior, puede incluso que nos de vergüenza admitir una verdad que está mal vista a la luz de ciertos tabús.

 

mentiras sexuales recurrentes en hombres y mujeres - Sensualove



A continuación os hablamos de las mentiras más recurrentes, tanto en hombres como en mujeres, en lo referente a la cama. ¿Cuántas de ellas has usado? Seguro que te sorprendes de la cantidad de mentiras que llegas a usar al hablar de este tema con tu pareja o con otras personas de tu entorno.

1. Cuando pienso en Sexo, sólo me pasa por la cabeza mi pareja - El 90% de las personas tiene fantasías sexuales y en la mayoría de las ocasiones aparecen otras personas. No hay nada de malo en ello, al hacerlo sentimos que nos excitamos más ya que aporta un elemento nuevo. El pensamiento es libre, no implica infidelidad, pero aceptarlo podría molestar a nuestra pareja.

2. Yo no me masturbo – Cerca del 80% de los hombres y más de 60% de las mujeres lo hace de forma habitual. Además, más del 50% de las personas utiliza algún Juguete Sexual para maximizar el placer durante el auto placer. Las mujeres prefieren los Vibradores mientras que los hombres usan Masturbadores Masculinos (en su mayoría realistas). Los hombres históricamente han aceptado con más facilidad que se masturban pero a ellas parece que les cuesta más confesarlo debido a ciertos tabús y estereotipos negativos al respecto.

Vibrador Conejito RampanteMasturbador Masculino Sensualove

3. Nunca he fingido un orgasmo – Esta mentira sexual está más ligada a las mujeres que a los hombres aunque, atención chicas, en algunos casos ¡ellos también los han fingido! Tanto mujeres como hombres deciden mentir cuando ya están cansados de sexo y no quieren herir la autoestima de su pareja. Hay quien piensa que si su pareja no llega al orgasmo es que no es un buen amante, que no es capaz de satisfacerla correctamente.

4. Mi pareja y yo lo hacemos casi a diario – Lo decíamos con anterioridad, es muy frecuente mentir para dar una mejor imagen de nosotros mismos. Al parecer, tendimos a hacer creer que tenemos más sexo del que realmente disfrutamos. El 75% de los españoles mantiene relaciones sexuales como mínimo una vez por semana pero sólo el 40% de estos lo hace dos o más veces en el transcurso de la semana.

5. Yo no miro pornografía – Lo niegan ambos sexos pero, una vez más, esta mentira está más relacionada a las mujeres que a los hombres, también debido a ciertos tabús e ideas preconcebidas sobre la figura femenina perfecta. Un estudio revela que el 55% de ellas mira escenas porno al menos una vez al mes. Lo hacen normalmente dentro de su ritual masturbatorio.

Lee el post entero →

Los anuncios más calientes y divertidos.

Os presentamos una recopilación de algunos de los vídeos más sexy, no te dejarán indiferente.

Dicen que el poder y el sexo mueven el mundo, aunque si tenemos que quedarnos con uno seguramente sería el sexo.

No es de extrañar que los anunciantes intenten incorporar siempre que pueden componentes eróticos a sus anuncios. De esta forma garantizan la atención de los posibles clientes.

Sin más, aquí van algunos de los anuncios más interesantes, ¡esperamos que los disfrutéis!

 

Anuncio: NAKED MAN (Hombre desnudo). Anunciante Gotstyle.

 

Anuncio: Office lady shows everything (Chica de oficina lo enseña todo). Anunciante: Papel Double A 

 

Anuncio: Funny. Anunciante: IKEA 

 

Anuncio: Never Hungry, alwaysThirsty (Nunca ambriento, siempre sediento). Anunciante: Thirsty

 

 Anuncio: Ma Contrexpérience (Mi contra experiencia). Anunciante: Agua Contrex

 

¡Esperamos que os hayan gustado! ;-)

Lee el post entero →

Vídeo: ¡Una chica pide tener sexo a 100 desconocidos! ¿Cómo reaccionan?

Se trata de un divertido “experimento social” realizado por el canal Whatever y publicado en Youtube. En él, una atractiva mujer propone a cien hombres desconocidos si querrían tener sexo con ella.

 

 

Os mostramos el vídeo en el que vemos a esta chica coquetear con hombres para, segundos después, proponerles si quieren ir a su casa. Siempre se ha creído que una mujer puede tener sexo en cualquier momento con el hombre que quiera pero la realidad de este experimento es muy diferente. De hecho, sólo 30 de los 100 encuestados aceptan la proposición de la hermosa mujer.

El vídeo es realmente divertido, en algunos casos los hombres responden con mucho nerviosismo e incredulidad. En otros aceptan al instante, sin más. ¡Disfrutad de él! ;-)

 

Lee el post entero →

Las 10 situaciones sexuales más embarazosas

Una relación sexual es el momento más íntimo que existe entre dos personas. Durante su práctica se comparte erotismo, excitación, pasión, lujuria, placer... La vergüenza desaparece y nos entregamos a nuestra/o amante al 100%. Pero hay que ir con cuidado y mantener una cierta tensión para conseguir que la experiencia sea positiva. De otra forma pueden generarse situaciones embarazosas que rompen la magia del momento e incluso terminan con la sesión sexual.

 

 

A continuación os dejamos algunas de las situaciones más bochornosas que puede comportar la práctica sexual, seguro que te sientes identificado o identificada con alguna de ellas. En ese momento el pensamiento único es el de “¡tierra, trágame!”:

 

  1. Sin duchar / Sin depilar – El sexo llega en ocasiones en el lugar y el momento menos esperado, sin darnos tiempo de prepararnos para ello. Si has tenido un día largo puede que llegues sin la limpieza mínima necesaria, rompiendo con la magia del momento. No ir depilada puede acarrear también problemas ya que la imagen que proyectas se alejaría de la mujer sexy que él espera encontrar.

     

  2. Una flatulencia inesperada – Es una situación muy vergonzosa. Aunque seguramente tu amante lo entenderá, puede que tú te desconcentres hasta el punto de perder toda excitación. Llegado este momento, relájate e intenta olvidar lo sucedido, le puede pasar a cualquiera.

     

  3. Gritar más de lo normal – Si disfrutas del sexo de verdad puede que estés inmerso o inmersa en un estado de semiconsciencia y no te des cuenta que estás jadeando y gritando como si te hubieran poseído. No te preocupes en exceso, seguro que tu pareja disfruta viéndote gozar al máximo. Otra cosa muy distinta puede ser que luego te cruces con la vecina del rellano, puede que tenga una imagen bien distinta de ti.

     

  4. Tu cara durante el orgasmo – Llegar al clímax es el momento más culminante del sexo, tu cuerpo se contrae y sientes un calambre que va de los pies a la cabeza. Es posible que pongas los ojos en blanco y tu cara se transforme considerablemente. No es el mejor momento para controlar tus instintos más básicos pero intenta no parecer un alien.

     

  5. Una contractura o calambre muscular – Durante el sexo es fácil que te dejes llevar y quieras probar mil y una posturas diferentes. Pero cuidado, un mal gesto puede acabar con toda la magia y llevarte de la cama al hospital por contractura muscular. Un calambre puede no ser tan grave pero la imagen que darás posiblemente será bastante cómica y hasta un poco patética. Si tienes mucha confianza con tu amante ningún problema, será un momento de risas. Pero si no, puede que acabe con todo.

     

  6. Gatillazo – Hablamos de uno de los momentos más bochornosos que pueden suceder. Si tu pareja está intentando excitarte y no consigues una erección, intenta relajarte y esperar un rato. Si te obsesionar con ello será todavía peor y no habrá nada que hacer en toda la noche. Si el motivo es la ingesta de demasiado alcohol será del todo inevitable, no podrás practicar sexo hasta pasadas una horas.

     

  7. La imagen de tu cuerpo – Algunas posturas sexuales dejarán al descubierto tus rincones más secretos del cuerpo. Nos referimos, por ejemplo, a la imagen de tu culo en la postura del perrito. No pienses en lo que está pensando tu amante, si estás así es porqué le excita verte desde esa perspectiva. Otro posible mal momento puede ser al desnudarte si no te sientes 100% contento o contenta con tu cuerpo. Aleja ese pensamiento, una vez más si estás en la cama con esta persona es porqué le gustas tal y cómo eres, disfruta del momento.

     

  8. Sorpresas durante el sexo anal – El sexo por la puerta de atrás requiere tomar ciertas precauciones para evitar situaciones embarazosas. De todas formas debes tener en cuenta que es esta práctica es precisamente anal, y que lo que pase forma parte del juego. Te invitamos a leer un post muy interesante, llamado: “Sexo Anal para Todos. ¡Aprende a disfrutarlo de una vez por todas!”

     

  9. Sudar desmesuradamente – Sudar es algo natural y más todavía si va ligado a un ejercicio intenso como puede ser el sexo. Otra cosa muy distinta es cuando se te va de las manos y no puedes parar de hacerlo de forma abundante. Puede acabar con la magia del momento en poco rato.

 

  1. Que os pillen en plena acción – El sexo en lugares de riesgo es muy excitante pero otra cosa muy diferente es que os pillen, por ejemplo, vuestros padres o compañeros de trabajo. La situación no sólo es embarazosa sino que puede hasta acarrear consecuencias.

 

Y tu, ¿has vivido otras situaciones bochornosas en la cama además de estas?

Lee el post entero →

12 señales que indican que tu jefe necesita un buen polvo

El sexo es una faceta importante para cualquier persona. Aunque no lo creas, lo es incluso para tu jefe. Si tiene buen sexo será una persona afable y respetuosa con sus empleados. Si por el contrario tiene una vida sexual pobre o nula, la cosa cambia.

 

 

Hoy nos centramos únicamente en aquellos jefes que denotan problemas sexuales agudos, aquellos que necesitan un buen polvo o, lo que es lo mismo, que están mal f****dos. Los hay en numerosas empresas y organizaciones. Debería preocuparnos desde el punto de vista social, analicemos un poco las actitudes que así lo demuestran.

Un jefe malf****do es aquel tipo que se decida a humillar y pisotear a cualquier subordinado que tiene a mano. Eso sí, su actitud será ejemplar hacia aquellas personas que ocupan posiciones superiores. Son especímenes que insultan, invaden cualquier territorio que está  a su alcance, ironizan de forma cruel con sus subordinados, destacan siempre los errores de los otros y esconden los suyos o los endosan a terceros. Su mezquindad es tal que consiguen el odio de la práctica totalidad de la plantilla.

 Las señales inequívocas que indican que tu jefe es uno de ellos y por tanto necesita un buen polvo son las siguientes:

1. TIENE MUCHOS AYUDANTES. La falta de sexo le impide pensar con claridad y no realiza su trabajo con efectividad. Es por eso que precisa de muchos asistentes que hagan su trabajo.

2. SE SALTA LAS REGLAS. Al no poder interactuar sus neuronas con normalidad, no es capaz de seguir las reglas. Prefiere pensar que no están hechas para él y se las salta todas.

3. PREJUZGA CONSTANTEMENTE. Su opacidad mental lo lleva a prejuzgar a las personas en función de su posición y no es capaz de ver que detrás de la posición hay una persona como él.

4. PIDE TRABAJOS EXTRA. Al no poder llevar a cabo sus fantasías sexuales en la cama, lo sustituye pidiendo que realices tareas especiales en el trabajo. Aunque de forma estéril, es la única vía que encuentra en busca de su felicidad.

5.TE LLAMA FUERA DE HORAS DE TRABAJO. Durante las noches y fines de semana se encuentra solo, razón por la cual decide llamar a sus trabajadores a casa constantemente.

6. NO ACEPTA CRÍTICAS. Su única vida es el trabajo. Si alguien lo critica o se siente ignorado lo toma como si el mundo entero se hubiera vuelto en su contra y su actitud es todavía más cruel hacia sus subordinados.

7. INSULTA A LA GENTE. Una de sus fantasía sexuales es la de practicar el “dirty talk” en la cama. Al no poder hacerlo, se dedica a realizar insultos personales en el trabajo. Lo acompaña con amenazas e intimidación, de forma verbal.

8. AMENAZA CON SU MIRADA. Como extensión, aprovecha para practicar también el “dirty look”, amenazando con miradas asesinas y comunicación no verbal.

9. TE TOCA DEMASIADO. Está mancado de roce. Lo compensa invadiendo el territorio personal y mediante el contacto físico no deseado con sus trabajadores.

10. BROMEA Y VACILA SIN CONTROL. La falta de sexo y por tanto diversión. Eso lo lleva a buscar la broma sarcástica y a vacilar aprovechando su posición.

11. HUMILLA SIEMPRE QUE PUEDE. Ha leído en silencio todos los libros de 50 sombras de Grey y ha visto ya 100 veces la peli. Le gustaría practicar sadomasoquismo. Al no poder, humilla a sus víctimas laborales, las degrada y las avergüenza en cuanto se ponen a tiro.

12. TE NINGUNEA.  Las únicas experiencias sexuales que tiene son con amiguitos invisibles que ha creado en su mente. Por ello, sin darse cuenta, a veces trata a las personas de su alrededor como si fueran invisibles.

¿Alguien tiene o conoce a alguien con un jefe así?

 

Lee el post entero →

¡Tierra trágame! Las mejores anécdotas sexuales de mujeres (Volumen 1)

La cama es lugar de mil y una anécdotas que las mujeres no dudan en contar en reuniones de amigas o incluso en blogs y foros, compartiendo sus experiencias con el mundo entero.

Iniciamos una recopilación de las mejores anécdotas sexuales de mujeres, momentos en los que querrían desaparecer o dar marcha atrás para que nunca hubieran ocurrido. Hoy os dejamos el volumen 1, iremos publicando nuevas anécdotas periódicamente. Esperamos que os gusten.

 

 

  • De noche todos los gatos son pardos. Le pasó a Sara de 21 años, una estudiante universitaria de arquitectura. “Estaba en casa, un poco deprimida, sin ganas de fiesta, y me llamaron unas amigas para salir. Pensé que me iría bien despejarme un poco, así que accedí. Era la típica noche que bebes sin mucho control, esperando que las penas desaparezcan. Cuando ya estaba bastante bebida decidí que necesitaba un poco de calor, así que me acerqué a un grupo de chicos y me dejé seducir. Al cabo de un rato estaba en casa del chico en cuestión pero la borrachera empezaba a desaparecer. Al entrar en un estado de consciencia, me di cuenta que el tío era un completo adefesio pero ya era demasiado tarde. Me entregué al placer cerrando los ojos y pensando en otros chicos. Lo cierto es que en cierta manera disfruté, pero no era lo que andaba buscando”.
  • Un buen trozo de carne. Eso es lo que pensó María de 34 años, una recepcionista de un edificio de oficinas, cuando el chico más guapo la invitó a cenar. “No me lo podía creer, lo tenía para mi sola. La noche avanzó como era de esperar. Fuimos a cenar a un restaurante, luego a tomar una copa y terminamos en mi casa entregados el uno al otro. Al acabar me acerqué al baño y me miré en el espejo. Y, ¿ qué era eso? Tenía un enorme trozo de carne entre los dientes. ¡Qué vergüenza! Seguro que entre tantas miradas y risas, el chico pasó la noche evitando mi medio bistec entre dientes”.
  • Micromachín. “Es la situación más embarazosa por la que he pasado”, confiesa Elena de 31 años, bombera de profesión. “Empecé a salir con un compañero de trabajo, un chico guapo y fuerte, el típico bombero por el que todas van locas. Al tratarse de un compañero, las cosas iban lentas, sin prisas. Empezamos quedando para tomar algo, saliendo a cenar, de fiesta con varios compañeros más… Hasta que un día decidimos terminar la noche en su casa. Nos empezamos a calentar y a quitar la ropa el uno al otro, hasta que dejó al descubierto el pene más pequeño que he visto en mi vida. Lo pasé muy mal intentando evitar que se me notara la decepción. Tuvimos sexo pero la verdad es que yo no noté prácticamente nada. Él sí terminó, por cierto antes de lo esperado. Al día siguiente le dije que no estaba preparada para iniciar una relación. Lo cierto es que no estaba preparada para tener una relación con un hombre con un pene tan pequeño”.
  • Ups, ¡perdón! Así intentó salir del apuro Amanda, una estudiante de 18 años, ante lo que era evidente. “Llevaba todo el año detrás del chico que me gustaba. Lo hacía casi todo por él, hasta empecé a hacer deporte, a correr, para encontrármelo en carreras populares, entrenando por ahí… Por fin me hizo caso y una noche nos enrollamos en una discoteca. Luego salimos y nos fuimos a su coche donde continuamos liándonos hasta que lo hicimos. Al terminar quise salir de encima de él y se me escapó un ruido inconfundible. Lo peor fue que tuvimos que abrir las ventanillas del coche porqué el ambiente era irrespirable. Él se rió mucho pero yo lo pasé fatal”.
  • Para pieles delicadas. “Menuda cara se nos quedó a los dos”. Así lo asegura Sandra de 22 años, una estudiante de fisioterapia que cuenta lo que le pasó una calurosa mañana de verano. “Un día estaba en casa de mi novio y empezamos a jugar en el jardín. Mi chico terminó en una planta cercana a la entrada de su casa. Al cabo de poco llegaron sus padres, por suerte no nos pillaron… La mala suerte quiso que vieran el característico líquido blanquecino y nos preguntaron qué era. Los dos empezamos a tartamudear, hasta que mi novio explicó que era crema solar que se nos había desparramado sin querer. ¡Imaginaros la cara de sorpresa y horror que pusimos al ver que su madre lo recogió con la mano y se lo extendió por  la cara!”

Lee el post entero →