Blog Sensualove | Sexo: Las mejores noticias y consejos

Los secretos de las mujeres al masturbarse

El sexo a solas ha dejado de ser un tabú para la mayoría de las mujeres. El clítoris, diseñado exclusivamente para proporcionar placer, es ahora el gran aliado de ellas y recurren a él muy a menudo para gozar de su cuerpo y sentir los mejores orgasmos.

Secretos masturbación femenina

El nivel de conocimiento del autoplacer femenino se está poniendo a nivel del masculino. A las mujeres no les importa confesar, incluso se sienten orgullosas públicamente de ello, que disfrutan masturbándose a solas. Se acabaron esos momentos tensos en los que aparece el tema. Hoy en día ellas confiesan que tienen vibradores u otros juguetes sexuales a los que dan vida con cierta o incluso mucha frecuencia.

Los orgasmos no son sólo una fuente de placer, son además una excelente forma de relajarse, alejar el dolor, sentirse con la auto estima alta, mejorar el humor e incluso proporcionan una maravillosa sensación de felicidad. Entonces, ¿por qué renunciar a ellos?

Un dedito (o dos, o tres...), un Vibrador, algo con lo que restregar el sexo o el chorro de una ducha. No importa el qué, ni el cómo ni el dónde. Lo que realmente valoran es la experiencia vital que proporciona el sexo a solas y la culminación del éxtasis. Y tu, ¿vives tu sexualidad al máximo o todavía tienes algún tabú?

Varios estudios revelan que más de la mitad de las mujeres de entre 18 y 45 años se masturba con frecuencia con algún Juguete Sexual. Cabe recordar que el sexo de una mujer, y en especial el clítoris, es muy sensible a las vibraciones. Así que una pequeña bala o un vibrador pueden marcar la diferencia. Las hay que confiesan que sólo con acercar el vibrador al clítoris y dejarlo allí, pueden tener un orgasmo en pocos minutos. ¿No es fantástico? ;-)

Hablemos de algunos de los hábitos de las mujeres al masrtubarse y lo hacemos a la luz de algunas confesiones a las que hemos tenido acceso:

Berta, 28 años - “Las mujeres nos tocamos mucho más de lo que los hombres piensan. Mi novio alucinó al saber que me masturbo al menos una vez al día. Se cree que los hombres son los únicos que lo hacen pero es sólo porqué nosotras no vamos diciéndolo por ahí”.

Carol, 19 años - “Nosotras también nos excitan los tríos. Yo me caliento pensando en hacerlo con dos hombres, con un hombre y una mujer e incluso con dos mujeres más. Me excita pensar que mi chico nos está viendo y se masturba desde la distancia. No sé si sería capaz de llevarlo a cabo, me preocupa que a él le pudiera molestar, pero eso no quita que me ponga a mil y sea fuente de muchas de mis sesiones de masturbación en mi habitación con final más que feliz”.

Patricia, 32 años - “¿De verdad creen que nosotras no miramos porno? Yo soy gran consumidora de porno, los portales de vídeos gratis han ayudado mucho a ello. Lo curioso es que, aunque no soy lesbiana, los vídeos que más consumo son los que aparecen mujeres solas o chicas teniendo sexo con otras chicas. Supongo que me siento identificada con las actrices y eso me excita mucho. Suelo masturbarme haciendo lo mismo que hacen ellas en las escenas”.

Elena, 23 años - “Para mi, la masturbación tiene tanta importancia como el sexo en pareja. De hecho, una de mis actividades preferidas es tocarme hasta el orgasmo (o varios orgasmos) en la cama después de tener sexo con mi pareja, cuando las sábanas todavía huelen a él”.


Carmen, 35 años - “¿Juguetes? Tengo un arsenal de ellos. Uno que simula una lengua que me hace sexo oral, balas pequeñitas para el clítoris, varios vibradores de diferentes medidas (a veces quiero algo sueve y a veces sexo duro) e incluso tengo Dildos Anales y Plugs Anales, fantásticos para gozar de mi culito. No entindo las mujeres que no se masturban, para mi es una fuente de placer inagotable”.

Marta, 26 años - “Me gusta tocarme y sentirme muy húmeda. Me pone a mi el chasquido que provoca mi sexo al penetrarme. Es por eso que siempre uso lubricantes y estimulantes. Hay Lubricantes que provocan sensación de calor; otros con los que sientes frío; estimulantes que hacen que sienta un hormigueo y palpitaciones en mi sexo... Vamos, que soy una gran fan de la lubricación y me masturbo casi a diario”.

Rocío, 18 años - “Mi lugar preferido es el baño de la uni. No sé qué me ocurre pero es casi un ritual. A medida que avanaza la mañana me voy poniendo caliente, hasta que no puedo aguantarlo más y me tengo que escapar para darme placer. Me excita hacerlo cerca de otras personas, con miedo a ser pillada. Tengo la técnica muy aprendida, si tiene que ser uno rapidito puedo correrme en menos de dos minutos. Luego estoy más relajada y puedo concentrarme mejor en los estudios”.

Alba, 30 años - “Lo mío es muy fuerte, los vecinos deben alucinar. Me encanta masturbarme y soy muy ruidosa, no puedo evitarlo. Así que cuendo me doy placer me expreso a lo grande, así siento que todo es más real”.

Lee el post entero →

Confesiones sexuales de internautas adolescentes. ¡Muy calientes!

Internet es una herramienta muy potente al servicio de las personas, una excelente forma de sociabilizar por su capacidad de interactividad y por sus posibilidades de participación. La creación de contenido es constante y, como no, el sexo ocupa un espacio más que destacado.

Confesiones sexuales de internautas adolescentes

Lo que os acercamos hoy son algunas muestras de confesiones sexuales que usuarios adolescentes publican en la red. Como es habitual, la realidad supera cualquier tipo de ficción. Esperamos que os gusten.

LARA - “El otro día, al acostarme, pasé por delante de la habitación de mi hermano mayor, de 20 años, tenía la puerta entreabierta y vi como se masturbaba viendo porno en su ordenador. Me quedé un rato mirando hasta que se corrió. En aquel instante no me excité pero al llegar a mi cama empecé a pensar en lo que había visto y no pude evitar que desapareciera primero uno y después dos de mis dedos hasta el orgasmo. Me encantaría ser yo quien lo tocara pero sé que es algo que quedará siempre como una fantasía”.

ARMANDO - “Soy un chico sin pareja, heterosexual pero me permito hacer felaciones durante los tríos. Lo mío es ligar por internet, es mucho más fácil que en un bar o una discoteca. Las páginas de contactos me permiten tener sexo siempre que quiero, sobre todo con mujeres un poco maduritas, de unos 40 años. Me gusta hacer de todo y que me hagan de todo, para mi el sexo es fundamental”.

SANDRA - “Hace unos dos años mi primo me confesó que estaba loco por mi y yo le dije que sentía lo mismo por él. Desde entonces sólo nos saludamos si nos cruzamos en el pueblo. Pero este fin de semana, por fiestas, terminamos haciéndolo en su coche. Los dos tenemos pareja y somos familia joder, pero el deseo es irrefrenable. Me gustaría dejar a mi novio y estar con él aunque sé que es casi imposible y más viviendo en un pueblo pequeño. No sé lo que pasará a partir de ahora”.

CAROL - “Estoy muy confundida. La pasada noche, en una fiesta de cumpleaños, me lié con 3 de mis amigas. No es que sea lesbiana, o eso creo, pero habíamos bebido y estábamos muy cariñosas entre nosotras. Abrazos, toqueteos, picos... nos calentamos y terminamos en una especie de orgía monumental. Todavía ahora no puedo creerme que tocara y chupara tres coños y que yo me dejara hacer lo mismo. Lo curioso del tema es que cada vez que pienso en ello termino mojada y creo que no me importaría repetirlo. Pero me gustan los tíos y mucho. Así que estoy hecha un lío...”.

MARCOS - “Hace unos días llegué a casa de improvisto y me encontré a mi madre desnuda saliendo de la ducha. Me disculpé y me fui rápidamente al comedor. Lo fuerte del tema es que me excitó mucho y me siento muy culpable por ello. Pero lo peor es que ahora me la imagino desnuda, me pongo caliente y me masturbo pensando en ella. Quiero verla así de nuevo y me siento mal por tener esos pensamientos tan sucios”.

TANIA - “Lo mío es la masturbación, el sexo conmigo misma. He tenido relaciones con chicos pero es incomparable. Sola descubrí que soy mutiorgásmica. No sé qué tiene de especial mi vibrador pero encaja a la perfección con mi vagina. Con él he tenido hasta 18 orgasmos seguidos. Al entrar dentro de mi y sentir los primeros roces empiezo a tener orgasmos hasta que tengo que parar por agotamiento físico. Espero poder disfrutar tocándome el resto de mi vida, es así como soy feliz”.

Lee el post entero →

Orgasmos inesperados en público: confesiones reales de mujeres

El cuerpo no deja de sorprendernos, es la conclusión que podemos sacar de las confesiones de algunas mujeres que nos cuentan que han tenido orgasmos en situaciones inesperadas, incluso inoportunas en muchos casos.

Experimentar el clímax es algo que nos proporciona un grado de satisfacción enorme, se trata de una intensa descarga de placer que dura entre 10 y 30 segundos. Normalmente se produce mediante la estimulación, ya sea en pareja o a solas, pero algunas mujeres experimentan intensos orgasmos sin necesidad de jugar con su cuerpo.

Orgasmos inesperados en público

A continuación te contamos algunas confesiones reales de mujeres sobre orgasmos espontáneos. ¡No te las pierdas!

Irene, 26 años: “Lo mío no tiene nombre, ¡a veces tengo orgasmos al estornudar!. Cuando me ocurre, suele ser tras una serie de entre 6 y 10 estornudos seguidos. No es necesario que esté caliente, todo empieza con el primero y la excitación va en aumento. Es durante los dos o tres últimos estornudos que mi cuerpo no puede más y estalla. Si estoy sola no es problema pero me ha pasado durante reuniones de trabajo e incluso en comidas familiares. Lo más difícil es esconder mi cara de placer mientras todos me miran y me dicen ¡salud!...”.

Carlota, 39 años: “El gimnasio es mi lugar del delito, no puedo evitarlo y debo confesar que me encanta jeje. Tengo una facilidad inexplicable para tener orgasmos. Los ejercicios que me los provocan son las sentadillas, abdominales u otros con pesas. Me excita tenerlos rodeada de hombres que desprenden sudor”.

Alba, 18 años: “Creo que empecé a tener orgasmos, desde muy pequeña, yendo en autobús al cole. Ahora, cuando subo a uno, busco el lugar donde el motor hace vibrar más el asiento. Si cruzo las piernas y aprieto los muslos rítmicamente, unido a las vibraciones, puedo tener hasta 10 orgasmos en un trayecto de 20 minutos. Es algo que podría evitar pero prefiero disfrutarlo al máximo”.

Virginia, 32 años: “Lo mío son las bicicletas y los caballos. Al estar un poco abierta de piernas y con el clítoris rozando constantemente, me es muy fácil correrme. No lo he hablado nunca con mis amigas pero estoy segura que esto le pasa a más de una. No voy a ser la única viciosilla, ¿no?”.

Patricia, 28 años: “Mi novio todavía alucina cuando le cuento que a veces tengo orgasmos andando por la calle. No sé exactamente cómo ocurre, creo que es una mezcla entre el roce del tanga y el contacto de mis muslos al andar. Suele pasarme con largas caminatas. El grado de excitación es tal que no puedo reprimirlo. Como soy multiorgásmica, puedo tener uno tras otro y así sin parar. Lo mejor es que me hace subir la autoestima, siempre pienso que se me nota en los andares”.

Si no eres de las afortunadas que tienen orgasmos sin hacer nada, puedes recurrir a juguetes sexuales del tipo Huevo Vibrador, que te permite introducirlo y salir a pasear o a bailar, controlando las vibraciones a través de un mando a distancia.

Huevo Vibrador Sensualove para tener orgasmos en la calle

¿A qué esperas para gozar de tu cuerpo en cualquier ocasión? El sexo es un juego, hay que disfrutarlo día a día ;)

Lee el post entero →

10 mujeres nos cuentan su fantasía sexual más íntima. ¡Te encantarán!

Las mujeres, por supuesto, también tenemos fantasías sexuales, esos pensamientos secretos que nos ponen a mil dándonos motivos para que nuestra sexualidad se mantenga despierta. Si en nuestro post anterior 10 hombres nos contaban su fantasía sexual más íntima, ahora es el turno de ellas. Una fantasía sexual puede cumplirse o simplemente ser un recurso de nuestra mente para excitarnos. ¿Cuáles son las tuyas?

10 mujeres excitadas nos cuentan su fantasía sexual más íntimas

Leticia, 42 años. “Mi fantasía preferida consiste en liarme con otra mujer. Es algo que siempre me ha excitado, incluso en ocasiones les pongo cara. Cuando era más joven me ponía caliente cambiándome delante de las amigas. Creo que no me importaría experimentarlo algún día”.

Vanesa, 25 años. “Sueño con hacer un trío con dos hombres. Creo que sería increíble recibir placer por partida doble, me haría sentir muy mujer. Esta fantasía me sirve habitualmente para masturbarme pero creo que no sería capaz de llevarla a cabo, soy una chica muy tímida para estas cosas”.

Amanda, 32 años. “Soy una persona muy segura, decidida, con un carácter fuerte. En mi fantasía favorita, en cambio, me veo dominada en la cama por alguien que tiene mucha experiencia. Me gustaría sentir el rol de sumisa, creo que sería algo muy especial”.

Carla, 38 años. “Me excita mucho imaginarme que estoy espiando a mi chico mientras lo hace con otra mujer y que de repente me pillan y me invitan a sumarme a la fiesta. Es la fantasía erótica más recurrente que tengo aunque no creo que la cumpla nunca ya que no me veo compartiéndolo con nadie”.

Marta, 22 años. “Mi fantasía recurrente es muy específica. Estoy en el cine en una de estas sesiones que están casi vacías. De repente se mee acerca un hombre bastante mayor que yo, de unos 40 años, y empieza a hacerme de todo sin intercambiar ni una palabra. Cuando terminamos, se aleja sin decir nada y yo me quedo saciada viendo el final de la película”.

Diana, 46 años. “Definitivamente me encantaría ser, por un día, una escort de lujo y tener ante mi a un cliente que fuera guapísimo. Me veo vistiendo lencería muy sexy, talones altos y controlar el encuentro como una profesional. Le haría todo lo que me pidiera y más”.

Sonia, 19 años. “El vecino de enfrente está buenísimo y siempre está mirando por la ventana. Una de mis fantasías más íntimas sería ponerme enfrente de él con mi arnesal de vibradores y deleitarlo masturbándome para él mientras no se pierde detalle. Soy una chica de muy fácil orgasmo y además eyaculo grandes chorros al llegar al clímax así que no me importaría tener sexo conmigo misma durante mucho tiempo empapando los cristales con mis flujos para su deleite”.

Alba, 34 años. “La playa en verano es un problema para mi, me caliento con cualquier tío que pasa por delante de mi. Fantaseo en que entro acalorada en el agua y se acerca un hombre, me baja el bikini y me penetra por detrás, sin más, de forma contundente. Creo que sería muy excitante hacerlo en el agua con un tipo guapo desconocido”.

Tania, 29 años. “Me gustaría hacerlo con otra chica mientras mi novio nos dice exactamente qué es lo que quiere que hagamos para él. Sé que se volvería loco. Me lo imagino masturbándose hasta reventar de placer. No descarto proponérselo algún día, seguro que diría que sí”.

Gloria, 31 años. “ Para mi uno de los mayores placer de este mundo es la masturbación, es cuando realmente disfruto del sexo. Sueño en poder publicar todos los vídeos que me hago y que miles de hombres se masturben viendo mi cuerpo. De todas formas, debido a mi carácter, sé que no los publicaré nunca en internet, aunque he estado tentada en muchas ocasiones”.

Lee el post entero →

10 hombres nos cuentan su fantasía sexual más íntima ¡Muy excitantes!

Las fantasías sexuales nos sirven para mantener viva nuestra sexualidad. En ocasiones no son más que pensamientos que nos excitan pero para otras personas son metas a alcanzar en su vida sexual. Hoy os contamos las fantasías sexuales más íntimas de 10 hombres. Seguro que más de uno tiene pensamientos similares o los tendrá después de leer estas confesiones.

También puedes leer nuestro post: 10 mujeres nos cuentan su fantasía sexual más íntima.

Fantasías Sexuales Hombres Sensualove

Pedro, 26 años. “Mi gran fantasía sexual es hacerlo con una mujer bastante mayor que yo, como de 45 años o así. Me excita pensar que tienen más experiencia y la verdad es que hay algunas con cuerpos de vicio. Pienso que sabría controlarme y hacer conmigo lo que quisiera. Las chicas de mi edad con las que me acuesto siempre quieren que sea yo el que lo haga todo. Una madurita creo que puede tener las cosas mucho más claras, a lo mejor me equivoco pero creo que no”.

Pablo, 43 años. “Sé que es una de las fantasías más recurrentes pero me gustaría ver a dos mujeres haciendo el amor y a poder ser acabar haciendo un trío con ellas. Me parece muy sensual la forma en que las mujeres lesbianas se dan placer unas a otras”.

David, 35 años. “Aunque he estado a punto de hacerlo en muchas ocasiones y finalmente no me he atrevido, mi fantasía sexual sería llamar a una de estas preciosas escorts que hay en internet y regalarme unas horas de sexo puro y duro con ella. Soy un chico del montón que nunca podrá optar a acostarse con una belleza así. No descarto hacerlo en alguna ocasión próxima. Sólo de pensarlo me excito de sobremanera”.

Antonio, 28 años. “Sueño en que una amiga con la que siempre tonteamos pero nunca pasará nada me proponga tener sexo por internet. Sé que nunca pasará pero me encantaría que me pidiera hacer cosas delante de la cámara y poder yo hacer lo mismo con ella. La verdad es que me sirve de inspiración muchas veces para masturbarme”.

Carlos, 37 años.Hace unos meses que cambié de trabajo y desde el primer minuto me fijé en mi jefa. La chica está casada pero no es un problema a la hora de imaginarme mi fantasía. Me imagino que me quedo en la oficina hasta tarde y ella está en su despacho. Entonces me llama y me seduce sin piedad. Por supuesto, acabamos haciéndolo salvajemente sobre la mesa de su despacho. Esta fantasía sexual no deja de aparecerse cada vez que tengo una reunión con ella”.

Emilio, 45 años. “Mi fantasía sexual es que una mujer me penetre analmente con uno de esos cinturones que tienen un dildo pegado (Arneses Strapon). Aunque soy 100% heterosexual, el sexo anal me vuelve loco desde siempre y me masturbo con algunos juguetes de estos para el ano”.

Oscar, 21 años. “No hay nada que me ponga más que imaginarme espiando a mi novia mientras se masturba. Ella me ha confesado que lo hace pero que es algo privado que se guarda para ella”.

Julián, 50 años. “Me gustaría que mi mujer fuera más abierta y accediera a un intercambio de parejas. Conocemos a otra pareja que frecuenta este tipo de locales y nos cuentan las mil maravillas. A ella le da miedo que pueda afectar a nuestra relación pero a mi me excita mucho pensar en que otro hombre pueda tener sexo con mi mujer y yo a la vez con otras mujeres”.

Ramon, 33 años. “Mi fantasía pasa por tener sexo con una desconocida. Me gustaría acercarme por detrás, levantarle la falda, apartarle el tanga y penetrarla sin piedad. Eso sí, nunca he pensado en nada forzado, me gustaría que ella se sorprendiera y entrara en el juego”.

Gabriel, 29 años. “Creo que me haría muy feliz hacer un trío con una pareja, que me invitaran un día a su casa a cenar y me propusieran tener sexo con ellos. Aunque no soy gay, me fascina la idea de tener una experiencia bisexual, hacer sexo oral a otro hombre, que me penetraran y disfrutarlo a la vez con una mujer de por medio”.

Lee el post entero →

Confesiones de mujeres que se masturban en el trabajo

Masturbarse es muy sano, tanto es así que millones de personas lo hacen a diario. Al disfrutar del autoplacer obtenemos innumerables beneficios. Algunos de ellos son la mejora en las defensas del cuerpo, alivio de dolores, reducción del insomnio, mejora de la vida sexual en pareja, reducción del estrés, mejora de la autoestima o aumento de la felicidad.

confesiones-de-mujeres-que-se-madturban-en-el-trabajo

Hemos recopilado algunas de las confesiones más eróticas que hay en internet de mujeres que nos cuentan como aprovechan su jornada laboral masturbánddose. Y tu, ¿lo has hecho alguna vez? ;)

Lucía, 30 años. “Lo hago muy a menudo en el despacho de mi oficina. Me sirve para relajarme y aliviar el estrés a mitad de la jornada. De esta forma soy mucho más productiva. Me excita pensar que en algún momento puede entrar alguien y pillarme. Al usar falda la tarea me resulta de muy fácil acceso”.

Carolina, 37 años. “Durante varios trabajé en un bufete de abogados de 9h a 21h, una larga jornada. Cualquier excusa me servía para escaparme al baño y tocarme. Debo confesar que soy una mujer de fácil orgasmo, en menos de 10 minutos consigo correrme 2 ó 3 veces. En mi bolso siempre llevo una bala o un pequeño vibrador, me gusta mucho más que los dedos”.

Bala vibradora


Sonia, 27 años. “Trabajo de administrativa en una empresa. Aunque normalmente me divierto, a veces termino mis tareas horas antes de finalizar la jornada por poca actividad en la empresa. Por la tarde los jefes no están y el ambiente se relaja. Es entonces cuando, aprovechando que voy a hacer un pis, me masturbo para alejar el aburrimiento. Se trata de mi momento de descanso, como hacen los que fuman o toman café. No me parece raro, estoy segura que muchas personas lo hacen al igual que yo”.

Julia, 35 años. “Mis amigas me dicen que parezco un tío porqué durante el día pienso en sexo tanto o más que cualquiera de ellos. Masturbarme es algo inherente en mi, me encanta hacerlo varias veces al día. En el trabajo paso 8 horas, muchos días no puedo estar tantas horas sin correrme, así de simple. Los lavabos me han parecido desde siempre lugares cargados de erotismo, el mero hecho de estar en un lugar privado despierta mi vertiente más sexual. El miedo a que me pillen me pone muy caliente. Me encanta hacerlo especialmente cuando hay alguien más al lado, saber que tengo a una compañera a menos de un metro mientras me penetro es un auténtico vicio”.

Eva, 19 años. “Trabajo en una tienda abierta al público. La verdad es que no funciona muy bien, hay días que paso horas enteras sin que entre ningún cliente. Como el uniforme consiste en unos leggins, es muy fácil deslizar una mano hacia mi entrepierna y masturbarme, a veces incluso durante horas. Me apasiona la idea de pajearme y que en mitad de la faena entre algún cliente. En alguna ocasión he llegado a correrme detrás del mostrador metiendo una mano por detrás al acercarse un cliente”.

Marta, 29 años. “Creo que esto de la masturbación en el trabajo está más que estigmatizado. No creo que masturbarse durante la jornada laboral sea algo tan raro, ya lo he hecho en muchos trabajos y seguro que todo el mundo lo ha hecho en alguna ocasión. Cuando llega el calentón hay que darle salida, no podría vivir reprimida sin hacerlo”.

Beatriz, 18 años. “Dedico los fines de semana a ayudar a mis padres en el restaurante familiar. Servimos comidas y cenas así que paso el día entero allí. Me gusta masturbarme de vez en cuando, sobre todo en horas muertas entre el medio día y la noche. Lo hago en el almacén, acostumbran a ser sólo 4 ó 5 minutos de pajearme a lo loco, deliberadamente, con mi vibrador, hasta que me corro. No me preocupa en absoluto, estoy segura que cualquier otra persona de mi edad hace lo mismo donde sea”.

Vibrador para masturbarse en el trabajo

La masturbación en el lugar de trabajo debería tratarse como algo normal y no como un tabú, una forma de liberar tensiones y mejorar el rendimiento de los trabajadores. ¿A qué esperas a hacerlo tú también?

Lee el post entero →

10 cosas que excitan a las mujeres y ¡tú sin enterarte!

Las mujeres son mucho más activas sexualmente de lo que pensamos. Su mente puede llevar a ser extremadamente calenturienta. Y es que ellas también se excitan con mucha facilidad, siendo capaces de imaginar infinidad de fantasías sexuales.

¿Creías que era una cuestión exclusiva de los hombres? Muchas mujeres confiesan que pasan de 0 a 100 en pocos segundos, las hay incluso que confiesan sus escapadas clandestinas al WC para masturbarse y calmar su sed sexual.

 

10 cosas que excitan a las mujeres fantasías sexuales femeninas



A continuación os ofrecemos una lista de pequeñas cosas recopiladas en la red que excitan a las mujeres y seguramente que tú ni lo sabes. Esperamos que te sirvan de inspiración y os ayuden a ambos a disfrutar más y mejor del sexo.

El bulto de tus pantalones – Una mujer puede excitarse al ver como tus pantalones ceñidos permiten adivinar con claridad lo que se esconde debajo. Y más todavía si tienes una erección fruto de la interacción con una de ellas.

Que huelas a hombre – No nos referimos a una marea de sudor sino a ese pequeño olor que desprendes tras una larga jornada de trabajo. El sudor contiene una serie de feromonas que provocan una reacción química y sexual capaz de excitar a una mujer. Los Perfumes de Feromonas son altamente efectivos para atraer al sexo opuesto.

Escuchar a otra pareja haciéndolo – Resulta mucho más excitante para una mujer que para un hombre. Mientras que los hombres se calientan a través de estímulos visuales, ellas lo hacen a través de estímulos psicológicos. Imaginarse a la otra pareja teniendo sexo es mucho más efectivo que verlos directamente haciéndolo.

Tus manos y tus brazos – Muchas mujeres confiesan que los dedos de la mano de un hombre son extremadamente atrayentes, y más todavía si mueven sus manos al hablar. Los antebrazos también resultan muy eróticos. Ellas no buscan hombres con bíceps hipertrofiados, la excitación viene de algo mucho más sutil que eso.

Que te masturbes – A las mujeres les excita saber que lo haces cuando estás a solas, incluso sabiendo que al tocarte te excitas pensando en otras mujeres. Creen que tiene algo de lujuria descontrolada, una necesidad irrefrenable masculina por el auto placer. Por supuesto, también disfrutan si algún día lo haces en frente y para ellas. Los hombres cada vez mejoran más sus sesiones de sexo a solas e incorporan Masturbadores Masculinos que ofrecen experiencias mucho más realistas que la estimulación manual.

Masturbarse para ti – Es muy excitante para ellas tener la oportunidad de sacar su Vibrador favorito de la mesita de noche y ofrecerte un show porno en exclusiva para ti.

La idea de un trío – En cualquier forma, esta es una de las fantasías recurrentes no sólo en hombres sino también en mujeres y les sirve como fórmula para excitarse. No obstante, son pocas las que querrían llevarla a cabo.

Que te emborraches – Las mujeres se excitan al verte con alguna copa de más (no demasiadas). Les gusta ver como un hombre se deshinibe, se convierte en un niño y ofrece su versión más simpática e incluso canalla, siempre con cierta moderación.

Grabarlo todo – Ellas disfrutan no sólo en el momento de hacerlo sino también cuando, después de una buena sesión de sexo, os tumbáis en la cama para darle al play y revivir las escenas porno que acabáis de protagonizar.

Disfraces y Juegos de Rol – Una alumna traviesa, la poli mala o una enfermera muy eficiente... no importa lo que sea, a ellas les encanta adoptar nuevos roles con un Disfraz Sexy y desempeñarlos hasta las últimas consecuencias.

Lee el post entero →

Vídeo: ¿Hablan las mujeres sobre masturbación con sus amigas?

Te mostramos un vídeo en el que preguntan a periodistas de la BBC de diferentes puntos del mundo si en sus países hablan las mujeres sobre masturbación femenina con sus amigas.

 

masturbación femenina bbc mujeres

 

La masturbación ha dejado de ser tabú en algunos lugares del mundo pero en cambio en otros sigue siendo algo de lo que no se habla. Por suerte, en España parece que nos hemos liberado y nos sentimos orgullosos, tanto hombres como mujeres, de cuidar nuestra sexualidad en pareja y a solas. Sólo así podemos explicar el espectacular aumento de ventas tanto de Vibradores como de Mastubardores Masculinos y otros juguetes sexuales que enriquecen nuestra vida íntima.

Es muy interesante ver las diferentes reacciones y variadas respuestas que nos dan este grupo de periodistas del servicio mundial de la BBC al preguntarles sobre este tema. Lo podéis ver y escuchar vosotros mismos a continuación.

 

 

Una de las conclusiones que se extraen de las respuestas de este grupo de mujeres es que, aunque efectivamente cada vez son más las personas que disfrutan del auto placer, parece que todavía no se ha convertido en un tema recurrente de conversación entre amigos. No obstante, en Sensualove sí que nos consta que algunas mujeres hablan de ello abiertamente y sin complejos. De hecho, constatamos que algunas clientas repiten la compra de un mismo vibrador porqué se lo recomiendan entre amigas.

 ¿Está aceptado el derecho de las mujeres a obtener placer sexual a solas? Si nos hiciéramos esta misma pregunta unos años atrás, la respuesta sería rotundamente NO. Por suerte, en los últimos años ha cambiado la tendencia y podemos concluir que SÍ.

La masturbación femenina tiene aporta muchos beneficios, algunos de ellos son:

1. ES SALUDABLE. Fortalece el sistema inmunológico, evitando así muchas enfermedades, algunas de ellas tan importantes como algún tipo de cáncer.

2. PREVIENEN DOLORES. Especialmente aquellos relacionados con la menstruación.

3. PREVIENE EL ESTRÉS Y CONTRIBUYE A QUE DUERMAS MEJOR. Disfrutar de un orgasmo antes de acostarse es perfecto para relajarse y descansar toda la noche.

4. MEJORA LAS RELACIONES SEXUALES EN PAREJA. Aprender a estimular nuestro cuerpo mediante la masturbación nos enseña a aprender lo que más nos gusta, conocer el camino para alcanzar el orgasmo y así poder transmitirlo a la pareja. Además, cuanto más te masturbes, más ganas tendrás de tener sexo con tu pareja.

5. TE HACE MÁS FELIZ. La masturbación es una forma fantástica de obtener placer cuando más te apetezca, sin necesidad de involucrar a otra persona. El placer que obtenemos al tocarnos nos hace más felices. ¿Se puede pedir más?

Así que ya lo sabes, si eres de las mujeres que todavía tienes ciertos tabús sobre el auto placer y no hablas de masturbación con tus amigas, olvídalo de una vez por todas y lánzate a ello. Y es que la vida son 4 días y hemos venido a disfrutar de ella al máximo.

Y tú, ¿hablas con tus amigas sobre masturbación? ¡Puedes dejarnos tus comentarios en nuestro blog!

Lee el post entero →

Los 7 pensamientos más recurrentes en hombres durante el sexo

Hemos rastreado la red una vez más, en este caso interesados en descubrir qué piensan los hombres durante el sexo. Foros, blogs y algunas noticias del ámbito sexual nos han ayudado a recopilar los pensamientos más recurrentes. Te los ofrecemos a continuación, así podrás conocer un poco más a fondo lo que se esconde en la mente de un hombre. ¿Te parece interesante? Sigue leyendo.

 

Pensamiento de hombres durante el sexo

 

1. NO LLEGAR AL ORGASMO. Uno de los pensamientos más recurrentes entre hombres cuando están en la cama con su chica es el de concentrarse para no terminar antes de lo deseado. Existen básicamente dos métodos: el primero, consiste en concentrarse en lo que están haciendo para controlar el grado de excitación de cada momento; el segundo, más simple, trata de apartar la mente de lo que están haciendo, pensando cosas banales que ayuden a rebajar la excitación. Hemos encontrado algún caso de hombres que llegan a pensar incluso en cosas tristes o desagradables para retrasar el momento de la eyaculación. En Sensualove encontrarás unos productos muy efectivos, en formato crema o spray, que sirven como Retardantes Sexuales.

 

2. IMÁGENES, RECUERDOS O FANTASÍAS SEXUALES. En este caso son pensamientos que buscan el efecto contrario al anterior. Algunos hombres buscan la excitación recurriendo a experiencias del pasado, la visualización de una escena porno que han visto en un film o simplemente pensando en alguna mujer que sí los excita de verdad. Este tipo de pensamiento suele surgir cuando hay cierta monotonía con la pareja o al compartir cama con alguien que no acaba de excitarlos. El uso de juguetes sexuales del tipo vibrador en pareja añaden nuevos alicientes y nos alejan de la monotonía.

 

3. NO PENSAR EN NADA. Así de simple, muchos hombres se entregan al placer liberando su mente, sin necesidad de pensar en nada durante el sexo.

 

4. COMPLACER A LA PAREJA. Este es otro de los pensamientos recurrentes en hombres. Muchos de ellos necesitan complacer a su pareja para sentirse hombres. Tanto es así que concentran todos sus esfuerzos y pensamientos en buscar la mejor forma en cada momento de que su pareja sienta el máximo placer posible.

 

5. AUTOPLACER. Hablamos del caso contrario al anterior, normalmente vinculado a encuentros sexuales de una sola noche. En este tipo de relación el hombre se centrará en auto satisfacerse, olvidando por completo el bienestar de la persona con la que comparten cama.

 

6. PENSAMIENTO CREATIVO. Es recurrente en hombres con cierta experiencia en la cama. Su mente se centra en buscar nuevas formas de disfrutar y de hacer disfrutar. Estos hombres tienen la capacidad de centrar sus esfuerzos en el placer del momento pero a su vez van planificando cambios de posturas, nuevas formas de estimulación... para mantener el encuentro vivo con la máxima excitación posible.

 

7. OTROS QUEHACERES. Es un tipo de pensamiento que muchas veces vemos asociado a las mujeres. No sólo ellas piensan en lo que van a hacer después del sexo (llamar a una amiga, comprarse esa prenda de ropa que necesitan...). A algunos hombres también les cuesta centrarse en lo que están haciendo en ese preciso momento y dejan que su mente vuele a otro lugar (el partido de fútbol de la noche, el trabajo que tienen para mañana...).

 

Lee el post entero →

Vídeo: mujeres bisexuales nos cuentan diferencias entre sexo con hombres y mujeres

¿Te has preguntado alguna vez qué diferencias hay entre tener sexo con un hombre o hacerlo con una mujer? Hoy os acercamos un  vídeo en el que mujeres bisexuales nos lo cuentan sin ningún tipo de vergüenza.

video sexo bisexual

 

El vídeo lo realizó la blogger Arielle Scarcella y contó con tres chicas que se mostraron dispuestas a hablar. Es en inglés pero seguro que no tendréis problemas para entenderlo, no? ;) Lo podéis ver a continuación, es muy interesante:

 

 

Una de las conclusiones que se extraen del vídeo es que las mujeres son mucho más sexy en la cama que los hombres. Ellos van más directos a la penetración, sin cuidar los juegos preliminares ni otros tipo de estimulación más sensual.

Los ruidos que hacen los hombres al tener sexo es motivo de cierta burla, aunque suponemos que eso dependerá del hombre con el que estés.

Otra de las confesiones que nos llaman la atención de estas chicas bisexuales es que afirman que el sexo oral es mucho mejor cuando lo proporciona una mujer.

Y una vez más aparece la eterna cuestión de si el tamaño del pene importa. Mientras que una de las chicas afirma que no le gustan demasiado grandes, otra dice que no importa siempre y cuando tenga el tamaño suficiente para estimularla. Otra reflexión, en cambio, dejaría entrever que los prefiere grandes, ya que afirma que nunca se le ocurriría comprarse un vibrador pequeño.

La principal conclusión del vídeo, no obstante, es que hombres y mujeres son diferentes en la cama, aportan placer de forma distinta. Por lo tanto, no hablaríamos de un ganador o ganadora. Y es que por algo este colectivo se considera bisexual, disfrutan enormemente al tener sexo tanto con hombres como con mujeres. ¿Se puede pedir más? ;)

Lee el post entero →

5 Mujeres reales nos confiesan lo que sienten al tener un orgasmo

El cuerpo de una mujer es mágico, a la vez complejo, capaz de disfrutar de muchísimo placer. El camino no es sencillo, cuesta algunos años aprender a hacerlo. Al controlarlo, hay mujeres que tienen orgarmos de forma relativamente sencilla. Otras luchan para llegar a él y lo disfrutan únicamente en contadas ocasiones. Tal y como pasa con casi todo, es una cuestión de práctica, de dedicación.

 

 mujer masturbándose

 

La mujer que se precia disfruta de su cuerpo tanto a solas como en pareja. Al masturbarse aprende lo que más le gusta para luego poder compartirlo con su pareja. Los Vibradores han ayudado mucho a ello, pocas son las mujeres que no tienen uno en su mesita de noche, dispuesto a llevarlas al cielo en cualquier momento.

 

El sexo, aunque ha dejado de ser tabú, sigue escondiendo muchos secretos. Sabemos que ellas han mejorado en las últimas décadas su capacidad de obtener placer pero, ¿qué sienten cuando llegan al orgasmo? Os lo contamos a continuación, algunas mujeres nos describen las sensaciones que corren por su cuerpo al llegar al tan deseado punto álgido de placer.

 

JÉSSICA, de 26 años, confiesa que “mi cuerpo experimenta una sensación muy especial, de intenso hormigueo, que empieza por los pies y va subiendo por las piernas. El calor se apodera de mi hasta que una explosión inmensa llega a mi sexo. Cuando lo hace, mi cuerpo entero entra en tensión y siento unos fuertes espasmos que se prolongan durante unos 20 segundos, a veces incluso más. Luego mi cuerpo se relaja y quedo en un estado de relajación total.”

 

SANDRA, 23 años, comenta que en su caso la forma en que experimenta el orgasmo depende de cómo llegue a él. Según afirma, los orgasmos más intensos los obtiene al usar su Vibrador Conejito: “Cuando estoy sola con mi vibrador puedo recrearme tanto tiempo como me apetezca, a veces durante horas. La temperatura corporal aumenta, especialmente la de mi vagina, disfruto frotándome, penetrándome a diferentes ritmos y puedo llegar a sentir varios orgasmos, uno de detrás del otro. Al conseguirlo, es como si un relámpago recorriese toda mi espalda y explotase algo en mi estómago. Siento la necesidad de curvarme hacia atrás, gritar fuerte, retorcerme, apretar puños y dejar la mirada en blanco. Yo creo incluso que entro en un estado de semi inconsciencia temporal”.

 

PAULA, de 33 años, nos habla de sus orgasmos como algo más sensorial, no tan físico. Para ella, “el camino hacia mis orgasmos es un gran juego mental, un vaivén de emociones que me acercan hasta lo inevitable: una serie de espasmos de un placer inigualable”.

 

VANESA, a sus 19 años, es algo más romántica. Nos describe el momento de orgasmo de una forma muy visual: “Siento como si tuviera en el interior de mi vagina una gran mariposa que revolotea sus alas fuertemente, retorciéndome por el movimiento de las paredes de mi sexo”.

 

MARÍA, de 21 años, es de las afortunadas que eyaculan al conseguir un orgasmo. Desde muy jovencita aprendió a masturbarse a través de su clítoris. “Me gusta hacerlo por las noches, es como un ritual que me ayuda a dormir mejor. En ocasiones basta con acercar mi Bala Vibradora al clítoris, relajarme, y dejar que llegue el momento. Al sentir un orgasmo, noto como mi cuerpo expulsa un líquido caliente al ritmo de mis espasmos. Disfruto tanto de la sensación que siento como del regalo visual que implica ver mis fluidos saliendo a gran velocidad de mi vagina”.

Lee el post entero →

Nuevas confesiones sexuales anónimas. ¡Muy excitantes!

Internet es una fuente inagotable de confesiones sexuales. Existen infinidad de foros en los que los internautas, de forma anónima, nos cuentan sus fantasías en el terreno sexual. Hemos hecho una nueva recopilación de algunas confesiones sexuales muy excitantes, esperamos que os gusten.

 

confesiones sexuales anónimas

 

"No puedo dormirme sin masturbarme antes. No es que lo necesite, es que me encanta hacerlo. Notar mi pene bien erecto y caliente entre las sábanas es una delicia. Tengo siempre en mi mesita de noche un rollo de papel para cuando termino. A mi mujer no le importa, lo respeta y le gusta. Por supuesto, las noches que tenemos sexo juntos no lo hago". Carlos, 35 años.

 

"Me gusta masturbarme. Siempre tengo ganas de tocarme, me excito con solo rozar uno de mis pezones. Tengo los pechos grandes y me encantan. A la que siento que estoy mojadita, bajo una mano entre mi piernas y empiezo a acariciarme el clítoris. Mi vagina rápidamente me pide más y me penetro dos dedos. Luego entra en juego mi vibrador hasta venirme. Soy multiorgásmica así que suelo tener de media unos 4 orgasmos por sesión". Lucía, 29 años.

 

"Mi mujer y yo tenemos la fantasía de tener sexo con una tercera persona, preferiblemente otro hombre. Me excita la idea de ver a mi mujer disfrutando con el pene de otro hombre. Ella está muy contenta con la idea, ahora estamos buscando la persona ideal para hacerlo, seguramente será un desconocido para que no existan vínculos emocionales." Pedro y Sandra, 42 y 38 años.

 

"Estoy casada desde hace dos años pero me gusta tener relaciones con otros hombres bastante mayores que yo, a partir de 50 años. Al entrar en un hotel con alguien que he conocido por internet, la subida de adrenalina que siento es extraordinaria, me excita increíblemente. Soy de fácil orgasmo así que disfruto muchísimo con el sexo". Bea, 26 años.

 

"Soy un hombre 100% heterosexual y me encanta el sexo anal, tanto darlo como recibirlo. Mi novia usa un arnés strap on para penetrarme. Al masturbarme suelo usar un plug anal, puedo pasarme horas en la cama entrando y saliendo suavemente por detrás mientras me acaricio el pene, con pequeñas pausas para no correrme antes de lo esperado". Juan, 22 años.

 

"Confieso que últimamente he tenido fantasías lésbicas y quiero llevarlas a cabo. Recuerdo que cuando era adolescente me gustaba mi mejor amiga y me excitaba verla desnuda cuando nos cambiábamos. Llegué a masturbarme pensando en ella en innumerables ocasiones. Ahora lo tengo más claro, me gustan los hombres pero quiero probar lo que se siente al acostarse con otra mujer". Amanda, 37 años.

 

"He fantaseado en mil y una ocasiones en probar el sabor de mi semen. Me pasa cuando estoy muy excitado, me gustaría arrebatárselo de la boca de mi novia, lamer la vagina de mi novia una vez termino o eyacular directamente en mi cara. Lo que ocurre es que una vez llego al orgasmo pierdo la excitación y con ella el interés por probarlo. Eso hace que nunca haya llevado a la práctica esta fantasía". Roberto, 25 años.

Lee el post entero →

Confesiones sexuales de mujeres que demuestran que son el sexo fuerte en la cama. (Primera parte)

Siempre se ha creído que los hombres son el sexo fuerte y que el papel de las mujeres es el de satisfacerlos a ellos. Os desvelamos hoy algunas confesiones de mujeres que demuestran que no es así. Ellas lo tienen cada vez más claro, saben perfectamente lo que quieren y, todavía más importante, lo que no quieren de un hombre en la cama. Cuidado porqué además eso les mata la libido.

 

confesiones sexuales de mujeres

 

Chicos, ¿estáis preparado para leer lo que piensan las mujeres en lo sexual? No tiene desperdicio, ahí van algunas confesiones sexuales. Pronto os traeremos una segunda edición:

 

1. “Decir por favor después de que te haya dicho que NO sólo hace que te vea como un chiquillo que está desesperado por tener sexo. Y yo con chilliquos no me acuesto”. Carla, 31 años

2. “Un chico me dijo “te voy a dejar embarazada” al meternos en la cama por primera vez. Yo le dije “quita bicho” ”. Jenifer, 26 años.

3. “Un hombre quería ser mi papi, ¡que asco de tío!”. Elena, 22 años.

4. “A ver, pellizcar los pezones un poco no está mal pero joder, ¡no os paséis que duele!”. Bea, 28 años.

5. “No entiendo los tíos que debaten sobre si se ponen un condón o no. ¿Quieres follar o no? ¡Póntelo ya y cállate!”. Alicia, 28 años.

6. “Por muy dulce que me veas, no me hables como a un bebé, ¡que soy una mujer!”. Sara, 30 años.

7. “Que me llore un tío no, por Dios”. Mercedes, 31 años

8.No soporto que me metan un dedo sin lubricante por el culo. La última vez se lo metí yo a él para que supiera lo que se sentía”. Mónica, 22 años.

9.Un tío paró en medio del sexo para contestar al móvil. Yo acabé la relación con él acto seguido”. Elisabet, 25 años.

10. “Si me besas, hazlo como un hombre, con pasión. No soy tu madre ni tampoco me rompo”. Jesica, 26 años.

12. “No soporto que me metan la lengua dentro de la oreja, a ver si te queda claro.” Ana, 28 años.

13. “Un hombre me dijo una vez que mi vagina era tan estrecha como la de una niña pequeña. No queráis saber cómo le quedó la cara”. Abigail, 35 años.

14. “No me gusta que me digan que me toque el clítoris cuando tengo sexo con un hombre. Mi clítoris es mío y yo sé cuando necesita atención y cuando no”. Ella, 29 años.

15. “¿Que cómo se siente? Pués como un pene dentro de una vagina. Será tonto el tío...”. Andrea, 29 años.

Lee el post entero →