Blog Sensualove | Sexo: Las mejores noticias y consejos

6 tipos de relaciones sexuales a experimentar antes de casarte

No hay que negarlo, casarse es un paso muy importante. De hecho, estamos diciendo que ¡queremos pasar el resto de nuestra vida con esa persona y que le seremos fiel siempre! Por supuesto, no tiene nada de malo. Pero si piensas respetar tu promesa, a lo mejor antes de encontrar a tu media naranja vale la pena vivir un poco y hacer algunas locuras, también en el terreno sexual.

experiencias sexuales antes de casarse


Os proponemos 6 tipos de relaciones sexuales que toda persona debería experimentar antes de casarse. ¿Cuántos te quedan por probar?

UNA RELACIÓN A DISTANCIA
Este tipo de relaciones son muy habituales. Dos personas se conocen, se gustan y empiezan a salir juntas pero por diferentes motivos (estudios, trabajo, una mudanza imprevista, etc) se encuentran manteniendo su idilio a muchos kms uno del otro. El sexo, como no, sigue presente. Y hay que buscar la fórmula de enfriar los calentones. Por suerte,, vivimos en la era de la tecnología. Así que se da rienda suelta a los mensajes calientes, las fotos picantes, el intercambio de vídeos porno y las sesiones masturbatorias de vídeo conferencias. Una experiencia mágica.

UNA RELACIÓN CON TINDER
Fantástica App que te permitirá escoger entre un gran surtido de posibles amantes con un solo dedo, buscando un posible match. Conocerás gente nueva y vivirás experiencias muy excitantes. Los usuarios de Tinder buscan lo mismo que tú. Así que nunca antes había sido tan fácil ligar con alguien para tener sexo. ¿Te atreves a probarlo?

UN FOLLAMIGO O AMIGO CON DERECHO A ROCE
Se trata de un tipo de relación sexual muy divertido. Una amistad que, sin buscarlo, se convierte en algo más. Los dos gozaréis del sexo de una forma totalmente desinhibida, desde la amistad, sin amor pero tierna a la vez. Si quieres leer más sobre follamigos, te recomendamos que leas nuestro post en el que hablábamos de ello: ¿Quieres ser mi follamigo? Tips para que así sea.

UN LIGUE DE UNA NOCHE
Hay que probarlo al menos una vez en la vida. Un cruce de miradas que despierta un calentón que termina en el lavabo de la discoteca, en el coche, un hotel o la casa de alguno de los dos y se convierte en una noche loca de placer sexual, sin más. Lo bueno de este tipo de relaciones es que puedes comportarte de forma egoísta, buscando únicamente tu placer. Al fin y al cabo, no os vais a volver a ver nunca más.

UN EXNOVIO O EXNOVIA
Este tipo de encuentro acostumbra a ser muy intenso y pasional. Dos cuerpos que se conocen perfectamente pero no habían conectado desde hace años. La complicidad y explosión sexual junto al respeto, cariño y afecto que se tienen, harán que sea algo muy especial. Seguro que lo que experimentas es mucho más intenso que recuerdas de antaño.

SEXO CON ALGUIEN UNOS AÑOS MAYOR QUE TÚ
Dicen que la experiencia es un grado, también en el sexo. Disfruta de una relación con alguien que conoce el arte amatorio mejor que tú y deja que te muestre sus habilidades. Seguro que creces sexualmente, experimentando nuevas prácticas hasta ahora desconocidas para ti.

Y ahora sí, una vez vividos todos estos tipos de experiencias sexuales, estás preparad@ para el siguiente paso, el sí quiero.

Lee el post entero →

¿Quieres ser mi follamigo? Tips para que así sea.

Llevo varios días queriendo hablaros de los follamigos. Si tienes uno se cumple aquello de que “los amigos están para lo bueno y para lo malo”. Y es que en momentos de soledad sexual tienen la capacidad de proporcionarte muy buenos ratos.

 

 

La palabra follamigo está compuesta de dos términos que, aunque tradicionalmente se consideran casi antagónicos, os aseguro son más que compatibles. Por un lado la palabra “follar” o copular, fornicar, aparearse… Y por el otro “amigo”, colega o compañero. Es decir, un amigo con el que follar.

 

Si nos adentramos en el verdadero significado de follamigo descubrimos que es aquella persona de confianza a quien acudes cuando buscas sexo y quieres un plan rápido. Eso no implica que tirarte a tu follamigo sea un plan B; y mucho menos todavía que se trate de un mal amante. Si fuera malo y no te gustara follar con él tendría la categoría de amigo, a secas.

 

A continuación os dejo unos cuantos tips que deben cumplirse para que un follamigo sea simple y llanamente un amigo con el que pasarlo bien en la cama. Así evitarás cualquier malentendido y la amistad será duradera.

 

  1. La relación consiste única y exclusivamente en sexo. Evita en todo momento establecer cualquier lazo afectivo que pueda complicar las cosas. Se trata de amistad y sexo, nada más.
  2. Una vez terminéis de copular debes volver al plano de la amistad. No te recrees en caricias ni conversaciones demasiado sentimentales y profundas que puedan llevar a algo más. Eso podría cambiar el plano emocional y, en consecuencia, el tipo de relación actual.
  3. Al día siguiente que te veas con esta persona actúa como si nada hubiera pasado. Recuerda que sigue siendo una amistad y nada más.
  4. No existe ningún compromiso en repetir la experiencia. Si sucede será porqué las circunstancias así lo han querido. Forzar la situación puede implicar romper la amistad.
  5. Lo sucedido es cosa única y exclusiva de vosotros dos. Es mejor no compartirlo con nadie. Las historias contadas en boca de otros acaban distorsionadas y eso suele llevar a ciertos malentendidos.

 

En definitiva, si se siguen estas pequeñas pautas y ambas partes las tienen claras, la experiencia de tener un follamigo es fantástica. Con él o ella te divertirás y te reirás. Pasaréis momentos fantásticos de sexo sin prejuicios ni complicaciones extras. Disfrutarás acostándote con esta persona y tendrás orgasmos maravillosos. Y es que se trata pura y llanamente de vivir y explorar nuevos caminos dentro de la amistad y del sexo.

 

Lee el post entero →