Blog Sensualove | Sexo: Las mejores noticias y consejos

Los secretos de las mujeres al masturbarse

El sexo a solas ha dejado de ser un tabú para la mayoría de las mujeres. El clítoris, diseñado exclusivamente para proporcionar placer, es ahora el gran aliado de ellas y recurren a él muy a menudo para gozar de su cuerpo y sentir los mejores orgasmos.

Secretos masturbación femenina

El nivel de conocimiento del autoplacer femenino se está poniendo a nivel del masculino. A las mujeres no les importa confesar, incluso se sienten orgullosas públicamente de ello, que disfrutan masturbándose a solas. Se acabaron esos momentos tensos en los que aparece el tema. Hoy en día ellas confiesan que tienen vibradores u otros juguetes sexuales a los que dan vida con cierta o incluso mucha frecuencia.

Los orgasmos no son sólo una fuente de placer, son además una excelente forma de relajarse, alejar el dolor, sentirse con la auto estima alta, mejorar el humor e incluso proporcionan una maravillosa sensación de felicidad. Entonces, ¿por qué renunciar a ellos?

Un dedito (o dos, o tres...), un Vibrador, algo con lo que restregar el sexo o el chorro de una ducha. No importa el qué, ni el cómo ni el dónde. Lo que realmente valoran es la experiencia vital que proporciona el sexo a solas y la culminación del éxtasis. Y tu, ¿vives tu sexualidad al máximo o todavía tienes algún tabú?

Varios estudios revelan que más de la mitad de las mujeres de entre 18 y 45 años se masturba con frecuencia con algún Juguete Sexual. Cabe recordar que el sexo de una mujer, y en especial el clítoris, es muy sensible a las vibraciones. Así que una pequeña bala o un vibrador pueden marcar la diferencia. Las hay que confiesan que sólo con acercar el vibrador al clítoris y dejarlo allí, pueden tener un orgasmo en pocos minutos. ¿No es fantástico? ;-)

Hablemos de algunos de los hábitos de las mujeres al masrtubarse y lo hacemos a la luz de algunas confesiones a las que hemos tenido acceso:

Berta, 28 años - “Las mujeres nos tocamos mucho más de lo que los hombres piensan. Mi novio alucinó al saber que me masturbo al menos una vez al día. Se cree que los hombres son los únicos que lo hacen pero es sólo porqué nosotras no vamos diciéndolo por ahí”.

Carol, 19 años - “Nosotras también nos excitan los tríos. Yo me caliento pensando en hacerlo con dos hombres, con un hombre y una mujer e incluso con dos mujeres más. Me excita pensar que mi chico nos está viendo y se masturba desde la distancia. No sé si sería capaz de llevarlo a cabo, me preocupa que a él le pudiera molestar, pero eso no quita que me ponga a mil y sea fuente de muchas de mis sesiones de masturbación en mi habitación con final más que feliz”.

Patricia, 32 años - “¿De verdad creen que nosotras no miramos porno? Yo soy gran consumidora de porno, los portales de vídeos gratis han ayudado mucho a ello. Lo curioso es que, aunque no soy lesbiana, los vídeos que más consumo son los que aparecen mujeres solas o chicas teniendo sexo con otras chicas. Supongo que me siento identificada con las actrices y eso me excita mucho. Suelo masturbarme haciendo lo mismo que hacen ellas en las escenas”.

Elena, 23 años - “Para mi, la masturbación tiene tanta importancia como el sexo en pareja. De hecho, una de mis actividades preferidas es tocarme hasta el orgasmo (o varios orgasmos) en la cama después de tener sexo con mi pareja, cuando las sábanas todavía huelen a él”.


Carmen, 35 años - “¿Juguetes? Tengo un arsenal de ellos. Uno que simula una lengua que me hace sexo oral, balas pequeñitas para el clítoris, varios vibradores de diferentes medidas (a veces quiero algo sueve y a veces sexo duro) e incluso tengo Dildos Anales y Plugs Anales, fantásticos para gozar de mi culito. No entindo las mujeres que no se masturban, para mi es una fuente de placer inagotable”.

Marta, 26 años - “Me gusta tocarme y sentirme muy húmeda. Me pone a mi el chasquido que provoca mi sexo al penetrarme. Es por eso que siempre uso lubricantes y estimulantes. Hay Lubricantes que provocan sensación de calor; otros con los que sientes frío; estimulantes que hacen que sienta un hormigueo y palpitaciones en mi sexo... Vamos, que soy una gran fan de la lubricación y me masturbo casi a diario”.

Rocío, 18 años - “Mi lugar preferido es el baño de la uni. No sé qué me ocurre pero es casi un ritual. A medida que avanaza la mañana me voy poniendo caliente, hasta que no puedo aguantarlo más y me tengo que escapar para darme placer. Me excita hacerlo cerca de otras personas, con miedo a ser pillada. Tengo la técnica muy aprendida, si tiene que ser uno rapidito puedo correrme en menos de dos minutos. Luego estoy más relajada y puedo concentrarme mejor en los estudios”.

Alba, 30 años - “Lo mío es muy fuerte, los vecinos deben alucinar. Me encanta masturbarme y soy muy ruidosa, no puedo evitarlo. Así que cuendo me doy placer me expreso a lo grande, así siento que todo es más real”.

Lee el post entero →

Cosas prohibidas que nunca debes hacerle a tu vagina

La vagina es el centro sexual de tu cuerpo, un rincón muy especial al que prestarle atención de forma regular. Es básico mantener la higiene así como aprovechar este preciado regalo y disfrutar del placer que nos proporciona.

La limpieza debe hacerse con productos específicos o simplemente con agua. De otra forma podemos dañarla.

 

cosas prohibidas para hacerle a tu vagina



Jugar con la vagina, tanto a solas como en pareja, debería ser algo a hacer casi a diario. Para ellos puedes tocarte manualmente o utilizar alguno de los tantos Juguetes Eróticos diseñados específicamente para ello.

Pero mucho cuidado, existen algunas cosas prohibidas que pueden afectar, y de forma importante, la salud de tu sexo. A continuación os hablamos de ellas, no pierdas detalle alguno, te interesa tenerlo en cuenta.

1. BAÑOS DE VAPOR – Existe una tendencia no muy extendida pero real que promulga ciertas prácticas para nada saludables para tu vagina. Estas consisten en baños de vapor con ciertas hierbas. El problema de esta práctica está en las altas temperaturas del agua, que pueden dañar una piel tan sensible como es la de tu sexo. Lo mejor es utilizar agua templada, ni muy fría ni muy caliente.

2. UTILIZAR CREMAS Y LUBRICANTES NO DISEÑADOS PARA TAL USO – Mucho cuidado con los productos cosméticos y/o farmacéuticos que utilizas. Tu vagina es muy delicada, algunas cremas y productos para lubricar contienen componentes dañinos. Revisa bien las instrucciones y aplica sobre tu sexo sólo productos destinados a ello. Los Lubricantes de base agua naturales, Lubricantes de Sabores o Lubricantes de Silicona están formulados para cuidar tu preciada zona íntima, no sólo por su composición sino también por el Ph que utilizan. Recuerda además que auto medicarse es muy nocivo, no apliques cremas de uso médico no prescritas por un profesional.



   Lubricante Natural de base agua   Lubricante de Sabores  Lubricante de Silicona   

3. PIERCINGS Y TATUAJES – Son elementos con los que hay que ir con mucho cuidado, sobre todo cerca del orificio vaginal y el clítoris. Déjate asesorar por una persona especializada y evita así posibles infecciones que pueden complicar la salud de tu sexo. No dudes en pedir consejo a tu ginecólogo, que es el máximo responsable de la salud de tu vagina, antes de proceder a un pearcing o tatuaje.

4. INTRODUCIR EN TU VAGINA OBJETOS EXTRAÑOS – Cuidado con los calentones, pueden pasarte factura. Existen miles de Juguetes Sexuales que pueden saciar tus instintos más perversos (jeje) pero no caigas en la tentación de utilizar objetos extraños no destinados al placer femenino. De otra forma puedes acabar en urgencias de tu hospial más cercano pasando el peor día de vergüenza de tu vida. Definitivamente, una botella, un plátano, un pepino, un cepillo u otros objetos del hogar no son buenas ideas.

 

Huevo Vibrador   Dildo Sensualove   Vibrador Conejito


5. DUCHAS VAGINALES – Limpiar tu vagina en exceso puede acarrear problemas de salud. Tu sexo está recubierto por la flora vacteriana que protege tu vagina de elementos externos. Algunos productos pueden dañarla, o incluso eliminarla por completo, dejando tu sexo desprotegido. Esto puede conllevar infecciones no deseadas. Una vez más, un poco de agua tibia y un jabón neutro específico para zonas íntimas serán suficientes para tu limpieza diaria.

    Lee el post entero →