Un caso real: ¡No puedo vivir sin mi consolador!

Este es el testimonio de una chica llamada Aurora, recogido de un foro en internet:

“ De adolescente aprendí a masturbarme, primero con los dedos y más adelante también con un consolador. En los últimos años he tenido varios consoladores, de tamaños, texturas y formas distintas, aunque tengo que reconocer que mi favorito siempre ha sido uno de apariencia realista, con testículos y venas. Siempre he gozado enormemente masturbándome con mis consoladores, consiguiendo orgasmos increíbles. El caso es que que desde hace unos meses tengo novio y aunque es un amante maravilloso no consigo alcanzar el orgasmo. Sólo puedo conseguirlo con un consolador. Pero me da cosa decírselo, me da vergüenza y no quiero herir sus sentimientos.

Chica excitada no puede vivir sin su consolador sensualove

El caso de Aurora no es aislado, sino que les ocurre a muchísimas mujeres, generando un mar de dudas y mitos en torno al uso de los consoladores. ¿Tiene algún efecto nocivo utilizar un consolador con frecuencia? Cualquier experto en sexualidad nos dirá que no. Por contra, muchos de estos juguetes disponen de vibración y esta hace que la estimulación resulte bastante sencilla, de manera que conseguir el tan deseado clímax es fácil, rápido y cómodo. Sólo hace falta colocar el dispositivo en una zona concreta e ir variando la velocidad de vibración. Es lo que se llama “estimulación pasiva”.

El inconveniente es que emular tal vibración sólo es posible con un consolador eléctrico o electrónico, con lo que muchas mujeres se acostumbran a ello y la estimulación manual que les ofrecen sus parejas no les resulta tan placentera, con lo que se genera inseguridad y sentimientos de frustración. Esto deja de ser un problema si, además de utilizar un vibrador, se aprende a disfrutar de otras formas, variando la técnica, con nuevas posturas eróticas y probando nuevas experiencias sexuales. Y, sobretodo, sin agobiarse, disfrutando en todo momento del proceso de masturbación, no solamente pensando en el orgasmo. Para conseguir esto tienes que dedicar tiempo a conocer bien tu cuerpo. Ten en cuenta que todo es cuestión de tiempo, no ocurre nada si al principio no consigues llegar al orgasmo.

dildos-placer-sensualove-dildo-ellie-1_grande   dildos-placer-sensualove-dildo-22-cm-2_grande
Otro de los temas que preocupa a las mujeres a la hora de utilizar un vibrador es que sus parejas se sientan agredidas por miedo a sentirse desplazados. La solución a este problema es muy simple: el hombre debe dejar de ver el consolador como su sustituto y empezar a verlo como un aliado, como una forma extraordinaria de enriquecer las relaciones sexuales en pareja. Lo que puede ayudar en este sentido es elegir un consolador que no se parezca a un pene, es decir, que no sea realista.

En el mercado erótico existen miles de consoladores de diseños sugerentes y de lineas elegantes que gustan a la mayoría de hombres. Seguro que encuentras el juguete ideal para ti.
Los consoladores son un complemento sexual ideal para utilizar tanto a solas como en compañía. Añaden diversión y fantasía en las relaciones de pareja, nos hacen vivir una sexualidad plena y, en definitiva, ésto nos hace más felices.

Escribe un comentario

Por favor, ten en cuenta que revisamos todos los comentarios antes de su publicación.