Consoladores de Metal

CONSOLADORES DE METAL

Muchos hombres y mujeres ya disfrutan de la penetración con un consolador de metal por un simple motivo: estos juguetes eróticos ofrecen mucho placer a quien los usa, ya que están especialmente diseñados para la estimulación de diferentes puntos erógenos. Un plug o también llamado tapón anal de calidad creado para esta finalidad es completamente seguro para el cuerpo, de manera que no hay ningún peligro de que “se pierda” por algún lugar dentro de ti. Pero en Sensualove vamos más allá. Queremos que no sólo disfrutes del placer sexual de utilizar un consolador de metal sino también del placer estético de verlo y tocarlo. Así que te presentamos nuestros consoladores de metal, los cuales ofrecen los mismos excitantes deleites que un consolador clásico, pero con un destello extra que te enamorará.

¿EN QUÉ SE DIFERENCIAN LOS CONSOLADORES DE SILICONA Y LOS DE METAL?

Como ya hemos dicho la silicona es un material flexible, de manera que usar un consolador de silicona es una buena idea porque puede doblarse y adaptarse al cuerpo fácilmente. Y esto es perfecto para quienes empiezan a adentrarse en el mundo de los juegos sexuales. Pero las sensaciones que ofrece el metal son únicas y maravillosas, ya que este material aporta una plenitud y rigidez absolutamente orgásmicas. La silicona es un material poroso que sólo permite usar lubricantes con base de agua, mientras que el metal es no poroso y permite que utilices también lubricantes de silicona, los cuales son idóneos por sus excelentes propiedades. Los lubricantes de silicona son de larga duración, con lo cual sólo tendrás que aplicarlo una vez al iniciar la experiencia erótica. Y además, dejan la piel suave como la seda. ¡Verás como resulta una auténtica delicia el deslizamiento del consolador con un lubricante de base de silicona!              

Los plugs anales con brillante en la base con muy versátiles ya que se caracterizan también por permitir jugar con las temperaturas. Es decir, puedes enfriar o calentar tu consolador de metal a la temperatura que desees.

¿CÓMO ENFRIAR O CALENTAR TU CONSOLADOR DE METAL?

Es muy sencillo. Sólo tienes que sumergir el consolador en agua, fría o caliente, durante un breve periodo de tiempo. Lo secas con un paño limpio y, vigilando que ni esté congelado ni ardiendo, ya puedes lubricarlo y disfrutarlo al máximo.

Otra cosa buena que tienen los juguetes de metal es que, al ser no porosos, se limpian fácilmente con agua y jabón neutro. Si quieres, y para mayor precaución, puedes utilizar un limpiador desinfectante de juguetes sexuales.

Si lo cuidas bien tu consolador de metal te durará toda la vida como si de una verdadera joya se tratara.