❤ Tus primeras bolas chinas. Guía de ejercicios de Kegel

19.95€ 16.35€


Tus primeras bolas chinas. Guía de ejercicios de Kegel

Tengas la edad que tengas seguro que habrás oído hablar en numerosas ocasiones de los beneficios de fortalecer el suelo pélvico realizando ejercicios de kegel. Puede ser que la información te haya llegado por parte de alguna amiga que acaba de tener un bebé o bien de otra que esté entrando de lleno en la menopausia y esté sufriendo alguno de sus engorrosos síntomas. Sea como sea, muchas veces se mezclan informaciones y una no acaba de tener claras la cosas. Así que para despejarte las dudas te informaremos de qué son realmente las bolas chinas, cómo se realizan los famosos ejercicios de kegel y cómo pueden beneficiarte a ti también empezar con esta saludable y placentera rutina.


1- ¿QUÉ ES EL SUELO PÉLVICO?

Para empezar diremos que el suelo pélvico es un conjunto de músculos y ligamentos que se encuentran entre el hueso pélvico hasta el coxis y que cierran la cavidad abdominal en su parte inferior. La función de estos músculos no es otra que la de mantener en su sitio los órganos pélvicos, es decir, la vejiga, la uretra, el útero, la vagina y el recto en la posición adecuada para que éstos funcionen correctamente.
Si los músculos del suelo pélvico se debilitan puedes sufrir numerosos problemas como incontinencia urinaria, disfunciones sexuales, desplazamiento de matriz, entre los más importantes. Y las causas de tal debilitación son las siguientes:

  • Embarazo y parto
  • Menopausia
  • Edad avanzada

No es para ser catastrofista, pero eso quiere decir que casi todas las mujeres sufren o sufrirán en el futuro de alguno de estos problemas a lo largo de sus vidas si no hacen nada para fortalecer la musculatura del suelo pélvico. Aterrado, ¿verdad? ¡La suerte es que es muy fácil ponerle remedio!

2- ¿QUÉ SON LOS EJERCICIOS DE KEGEL?

Los ejercicios de kegel son un tipo de movimientos dedicados a fortalecer y a mantener el tono del suelo pélvico. Estos ejercicios se realizan como elemento preventivo o bien como solución rehabilitadora para recuperar y reforzar la zona afectada. Con un suelo pélvico tonificado consigues lo siguiente:
Mejorar tu vida sexual, haciendo que las penetraciones durante las relaciones sean más placenteras.

  • Aumentar el deseo sexual, sintiendo ganas de disfrutar más a menudo del sexo.
  • Aumentar la lubricación natural, disfrutarndo así de un deslizamiento muy agradable.
  • Prevenir y corregir pequeñas pérdidas de orina, haciendo que te sientas segura de ti misma en todo momento.


Ahora ya conoces la importancia de tener un buen tono muscular de la zona pélvica. Así que sólo te falta empezar con los ejercicios. Primero debes saber localizar tales músculos y no confundirlos con los abdominales. Para tenerlo claro te damos un truco: aunque suene gracioso cuando vayas al baño a hacer pis prueba a interrumpir la micción. Cuando lo consigas te darás cuenta perfectamente del músculo que has utilizado, de manera que ya puedes centrarte a realizar series en otras circumstancias.

Recuerda tener la vejiga vacía antes de empezar, ya que si no puedes sentir molestias o incluso tener algún fastidioso escape de orina.
Ponte en una posición cómoda, ya sea sentada o bien acostada boca arriba. Prueba a realizar contracciones del músculo pélvico durante 3-4 segundos y después relájalo durante 10 segundos. Haz esta repetición 12 veces para terminar la serie. Realiza este ejercicio 3 ó 4 veces al día. Verás como si eres constante en unas pocas semanas notarás cambios sustanciales en tu cuerpo. Y es que, el suelo pélvico no deja de ser como cualquier otro mmúsculo del cuerpo, que una vez ejercitado se pone fuerte.

¿Hay alguna otra manera de realizar los ejercicios de kegel? La respuesta es sí, utilizando unas bolas chinas.

Las bolas chinas o también conocidas como bolas de geisha están compuestas por dos esferas huecas que, a su vez, tienen otras dos esferas más pequeñas en su interior. Se introducen en la vagina impregnadas con un lubricante acusoso como si de un tampón se tratara y, posteriormente, precisan que la persona que las lleva puestas se mueva. Mediante este movimiento las bolas interiores se desplazan y chocan con el interior de las bolas exteriores, creando así una vibración que es percibida por las paredes vaginales. Es esta vibración la que provoca un estímulo que obliga a la vagina a contraerse y relajarse de forma rítmica. Por lo tanto el hecho de llevar puestas unas bolas chinas hace que realices la contracción de forma involuntaria y sin darte cuenta, la cual cosa resulta mucho más fácil y cómodo.

3- BOLAS CHINAS. UN GRAN JUGUETE SEXUAL

En cuanto a juguete erótico las bolas chinas estimulan, ya que al ejercitar el músculo pélvico se produce a su vez un efecto excitante, pudiendo llegar a provocar grandes orgasmos en la mujer.
Las bolas de geisha pueden usarse en sesiones masturbatorias o bien como juego preliminar en la pareja, avivando la llama de la pasión entre vosotros
Otros beneficios añadidos son que mejoran la lubricación natural, aumentan el apetito sexual y contribuyen a un estado global más saludable.

4- ¿CÓMO USARLAS?

Tal y como hemos comentado, se introducen vaginalmente. Dejaremos en el exterior un pequeño cordel que nos facilitará la posterior extracción. Una vez dentro, es importarse que te muevas. De esta forma las bolas actuarán y rebotarán en tu interior. La vagina responde a los impulsos produciendo una serie de contracciones involuntarias y automáticas, que refuerzan y ofrecen placer a la vez.
Puedes usarlas para salir a pasear, de compras o incluso saliendo de fiesta. Cualquier oportunidad es buena para mejorar tu salud y disfrutar del placer que aportan.


Existen diferentes tipos de bolas chinas en el mercado, se pueden diferenciar a según su composición, forma, tamaño, peso u otras características: una o dos bolas unidas por un filamento, bolas individuales sin ningún tipo de unión, lisas o con estrías y rugosidades, etc.


Es recomendable comprar unas bolas chinas de materiales no porosos ya que, de otro modo, pueden ser focos de infecciones. Lo mismo ocurre con el filamento de unión y el de extracción, no deben ser porosos. Uno de los materiales más recomendables es la silicona.
No es aconsejable que las mujeres gestantes las utilicen. Es preferible utilizarlas antes del embarazo o pasado un tiempo después del parto, cuando el ginecólogo autorice su uso.

5- ¿QUÉ NOTARÁS AL LLEVAR PUESTAS LAS BOLAS?

Depende sobretodo del estado de tu musculatura. Si tus músculos están bastante debilitados puede que sientas que las bolas se escurren, como si quisieran salir de la vagina. Tu musculatura será entonces la encargada de intentar evitar que esto ocurra, contrayéndose para mantenerlas en su sitio. Aún y así, no te preocupes si las bolas salen. Ya irás fortaleciendo la zona día tras día. Para sentirte más segura ponte las bolas cuando estés en casa y espera a estar más fuerte para colocártelas en la calle.

Puede que, por el contrario, no notes nada al llevar puestas las bolas. Tampoco te asustes ni pienses que no sirven, ya que el músculo pélvico está trabajando igualmente de forma involuntaria, sin que te des cuenta de ello.
Te recomendamos que empieces llevando las bolas durante 10-15 minutos al día y que, cuando te sientas cómoda aumentes hasta los 30-45 minutos. Lo mejor es ir subiendo el tiempo de forma gradual, sin agobiarse ni tener prisa.
Ya veras como una vez extraigas las bolas de la vagina sentirás la zona cansada, indicando así que has trabajado correctamente. Pero si te pasas de tiempo puedes incluso tener agujetas vaginales.
¿Cómo se limpian las Bolas Chinas?

Como cualquier otro producto erótico, es importante limpiarlas después de cada uso. De esta forma evitarás cualquier problema de salud relacionado con infecciones. Existe un producto específico para ello que desinfectan al mismo tiempo que cuidan tu piel.

6- ¿EN QUÉ MEJORAN MI VIDA SEXUAL LAS BOLAS CHINAS?

Aunque te parezca increíble es cierto que las bolas chinas pueden mejorar tu vida sexual. Aquí tienes el por qué:

  • Cuando utilizas las bolas chinas hay un aumento de la lubricación natural, con lo que podemos decir que el amor fluye entre vosotros, haciendo que el deslizamiento sea una gozada.
  • El hecho de tener un suelo pélvco fuerte hace que tengas la capacidad de contraer tal músculo, la cual cosa enloque de placer a todo hombre durante la penetración. Y si estás jugando con un consolador descubrirás como las sensaciones de placer son también mayores.
  • Tendrás más y mejores orgasmos. ¿Por qué? Muy sencillo. Durante el orgasmo se tienen entre 3 y 5 contracciones. Pero con un suelo pélvico fuerte puedes llegar a tener entre 10 y 15, la cual cosa resulta muy placentera.
  •  Aumenta el deseo sexual, tienes la libido más alta por varias razones: te sientes más lubricada y esto hace que el sexo esté a flor de piel.


Ya has visto que las bolas chinas tienen una función terapéutica y otra más dedicada al placer. Ambas funciones son importantes para que, como mujer, goces al máximo de una vida íntima saludable.